Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       

 Tecnología
Regresar al Sumario Septiembre / Octubre 2009

Biotecnología

Empezar por los más pequeños microorganismos

Revista PRODUCCION: Biotecnología
 
El término Biotecnología está definido como un conjunto de técnicas que utiliza seres vivientes (macro o microvivientes) para obtener un resultado útil, benéfico, de servicio para el desarrollo humano. Estas biotécnicas tratan de corregir deficiencias, superar patologías o bien aumentar la producción en calidad y cantidad de algún insumo.
El panorama es de impresionante aplicación, pero cuidado no nos debemos deslumbrar porque siempre existe esa sensación de triunfo al principio y luego al paso de los años se cosechan los efectos residuales negativos. Para justificar esta precisión tenemos varios ejemplos: revolución verde (degradación de suelos), revolución industrial (contaminación) revolución nuclear (peligro de extinción), etc, etc, etc. Si recorremos los resultados de la aplicación de biotécnicas pasamos de la exultación a la depresión: por un lado y en lo concerniente al campo agronómico hay progresos indiscutibles: plantas con mayor potencial de rendimiento, resistentes a enfermedades o algún agroquímico diferencial, variedades adaptables a zonas extremas y un sinnúmero de nuevos descubrimientos. Ahora bien, ¿sabemos la deriva de los genes incluidos? me refiero a ésto porque la vedete es la bioingeniería con sus inmensas posibilidades de manipuleo. Bueno, paso a paso, es de criterio sensato analizar la innovación realizada y sus efectos en el tiempo, como decía "un paisano amigo"... la virtud está en hacer bien o tratar bien las cosas pequeñas, porque esas audacias estruendosas suelen venirse abajo con el mismo estruendo en poco tiempo.
Este prólogo sirva para entender que hay muchas cosas simples, sencillas que pueden resolver grandes problemas y sino prestemos atención a la siguiente información: Los microorganismos (bacterias, levaduras, mohos y afines) guardan en su mensaje genético funciones de gran importancia: fijación de nitrógeno molecular, capacidad de generar metabolitos que solubilizan fósforo, segregación de enzimas que degradan materia orgánica cruda transformándola en elaborada, segregación de factores antibióticos naturales para detener el crecimiento de microorganismos perjudiciales, segregación de metabolitos que favorecen el desarrollo radicular para mejor anclaje y funcionamiento, nitrificación de suelos, amonificación de compuestos nitrogenados. Evidentemente solo doy un pantallazo de procesos enlazados con la producción agropecuaria de mayor incidencia.
Hay un enorme mundo de transformaciones microbiológicas que si somos capaces de prestar atención y descubrir su utilidad, seriamente, se mejorarían sustancialmente las condiciones de producción sin modificar groseramente la ruta de explotación de los recursos naturales. Un ejemplo simple, sencillo es el caso de los BIOFERTILIZANTES, éstos se formulan con microorganismos aislados del suelo que tienen funciones de gran importancia agrícola, hay luego un proceso de multiplicación para finalmente incorporarlos nuevamente al suelo a través de un soporte sólido o líquido. A mi entender, éstos son el primer eslabón en la cadena de producción agronómica: "devolver al suelo lo que el suelo tenía". Si consideramos que un gramo de suelo fértil tiene entre 2000 a 3000 millones de microorganismos, se induce la importancia que adquieren estos invisibles pero poderosos vivientes.
Nuestros suelos han disminuido peligrosamente su fertilidad natural en varias regiones del pais, y ¿porqué pasó esto? ¿no estamos en la era de los grandes avances?, sencillamente por que nos dejamos deslumbrar por tecnologías con impacto mediático sin haber hecho un estudio cuidadoso de sus efectos, es decir, nos fijamos siempre en el envoltorio pero no vemos que hay dentro. Pues bien... STOP..., por suerte se adoptó "la siembra directa", una idea brillante de alguien que se puso a pensar, ésta ha generado un sinnúmero de beneficios: cuida y produce materia orgánica que es el combustible para los procesos microbiológicos y de éstos de liberar los nutrientes para una excelente producción vegetal. El termómetro que mide la fertilidad del suelo es la cantidad de materia orgánica que tiene condición muy vinculada a la riqueza microbiológica.
Se ha generado desde la década del 80 una corriente microbiotecnológica importante aplicada al agro. Se basa expresamente en encontrar microorganismos con funciones altamente significativas para la producción vegetal: estoy presentando a los BIOFERTILIZANTES, con fórmulas microbiológicas probadas en forma consistente. Los microorganismos utilizados se engloban genéricamente como PGPM (microorganismos promotores del crecimiento vegetal). Dentro de los BIOFERTILIZANTES que usan PMPG están los simples y los combinados; dentro de los simples están los que usan solo bacterias que fijan nitrógeno molecular como: Azotobacter, Beijerinckia, Derxia, en orden cronológico a su descubrimiento y experimentación, en cantidades interesantes (1 gr de nitrógeno/100 gr de carbono consumido). También se usa Azospirillum con un rendimiento bastante menor pero con funciones fitohormonales aceptables. Hay otras que se investigan y experimentan dentro de esta función, con poca experiencia de campo, por ejemplo Bacillus polimixa, Rhizobiumspp. Las especies mencionadas anteriormente pertenecen al grupo de bacterias fijadoras asimbióticas de nitrógeno. Dentro de los fijadores simbióticos tenemos a las bacterias pertenecientes a la familia de las Rizobiaceas donde se incluyen a especies que se relacionan con plantas leguminosas (asociación simbiótica historicamente más antigua).
Dentro de los simples también están los que usan bacterias solubilizadoras de fósforo, correspondientes al género Pseudomonas, también se están probando hongos de los géneros Aspergillus y Penicillium solubilizadores de fósforo, éstos últimos deben estudiarse cuidadosamente porque pueden tener un efecto invasivo y causar podredumbre de las semillas inoculadas, sin embargo son poderosos solubilizadores de fósforo a nivel industrial por su alta producción de ácidos orgánicos.
Dentro de los BIOFERTILIZANTES combinados o compuestos están los que usan dos tipos de bacterias (fijadores de nitrógeno y solubilizadores de fósforo) y los que combinan hongos micorrizas, potentes solubilizadores de fósforo, que viven en simbiosis con el vegetal, con bacterias fijadoras de nitrógeno simbióticas o asimbióticas.
Es deber hacer conocer que los microorganismos que actúan en simbiosis con el vegetal son mucho más eficientes en su función que los que actúan a nivel rizosférico o en el entorno de la raiz.
La utilización de BIOFERTILIZANTES debidamente probados, es una herramienta vital para enriquecer los suelos con una microflora ideal. La fertilidad y productividad de los suelos depende casi exclusivamente de su riqueza microbiológica, la fertilización es un complemento de respuesta a corto plazo que cobra dividendos a largo plazo (agotamiento de materia orgánica). La práctica de inocular semillas con microorganismos útiles debe ser difundida con mayor firmeza, es de bajo costo, fácil aplicación y con resultados contundentes. La BIOFERTILIZACION no desplaza a la fertilización, por el contrario, si se suman se podrá recuperar la extracción de nutrientes que se exportan en cada acto productivo y se enriquecerá el suelo con una activa multiplicación microbiológica.
La idea principal consiste en contemplar la naturaleza, descubrir sus funciones y potenciarlas, solo potenciarlas, ubicarlas y no manipular para producir nuevas entidades no registradas en el código viviente. Como de costumbre: edificamos sobre arena y no sobre roca. Nuevamente, empecemos por lo más simple, quizás diría por lo más despreciable o no es más lindo "hacer grande lo que es pequeño y no hacer chico lo que es grande".

Por Ing. Agr. Gabriel Frontera
Prof. en Microbiología Agrícola
ing.gabriel.frontera@crinigan.com
Gentileza: Crinigan

Esta nota fue publicada en la página Nº 59 de la edición en papel de la revista de Septiembre / Octubre 2009.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman