Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Sep/Oct 2009


Fruticultura

Programa nacional para eficientizar la producción de frutilla

El INTA se encarga de difundirlo y está dirigido a productores de la región que ya venían trabajando con la fruta fina y los plantines. Seminario para exportar a China y Rusia.

Revista PRODUCCION: Programa nacional para eficientizar la producción de frutilla
 

La Estación Experimental Famaillá del INTA, junto a la intendencia de Lules y la firma Stoller Argentina organizaron en Tucumán una "Jornada técnica de berries" la que tuvo lugar en agosto último y estuvo dirigida a productores y técnicos vinculados al sector.
La ingeniera Bélgica González, del Proyecto de Desarrollo Local para Familias Campesinas (Prodesal, de Chile) disertó sobre el tema "Implementación de BPA en fincas de berries de pequeños agricultores familiares de Chile; Carlos Chames, del establecimiento productor de frambuesas "Las Herederas de la Reina", se refirió al cultivo de la frambuesa como alternativa productiva; y más tarde, el ingeniero Daniel Kirschbaum, del INTA Famaillá, habló sobre los avances del proyecto nacional de frutilla en Tucumán.
Teniendo en cuenta que Tucumán es una de las principales zonas productoras de frutilla y arándanos del país, y que su producción es determinante en el precio que adoptan dichos frutos en el mercado nacional, con producciones de excelente calidad, Revista PRODUCCION, dialogó con el ingeniero Kirschbaum sobre la actualidad del cultivo en Tucumán y la región, como así también del futuro de este cultivo teniendo en cuenta el crecimiento de la demanda mundial y los avances tecnológicos para su producción.

La frutilla es un cultivo que ha denotado un fuerte crecimiento en los últimos años, ¿esa tendencia se mantiene en la actualidad?
Argentina cuenta en la actualidad con 2.000 hectáreas de frutilla, en el caso de que unamos producción de fruta y los plantines. De ese total, Tucumán cuenta hoy con alrededor de 650 hectáreas, un número interesante que muestra el avance del área con el cultivo. Hay que ver que la frutilla es un cultivo de importancia social y económica, pues genera gran cantidad de puestos de trabajo, la mayoría de los productores son pequeños y familiares, genera divisas a través de las exportaciones y se puede industrializar, generando productos de mayor valor agregado.

¿De qué manera se puede ayudar a que la producción sea competitiva?
Para que el sistema sea competitivo y sustentable, hay problemas que deben resolverse y yo digo que debe hacerse en un marco de sustentabilidad y respeto por el medio ambiente, tendiendo a la Producción Integrada. El origen de las plantas madres básicas (que son importadas), el rango latitudinal y climático, y el manejo agronómico de los viveros condicionan el vigor del plantín, lo cual incide en el comportamiento productivo y fitosanitario del mismo. Mire, existe una amplia brecha tecnológica entre zonas e intrazonal, encontrándose productores con rendimientos de menos de 10 toneladas por hectárea y otros con 50 toneladas, lo cual indica que hay mucho por hacer para minimizar estas diferencias.

En lo que hace a manejo de plagas y malezas, ¿la frutilla está exenta?
Si tenemos que hablar de las plagas, podemos decir que las enfermedades no son estáticas en la frutilla, por eso, y como contínuamente se detectan nuevas especies, se produjeron cambios en la importancia relativa de las mismas, y las restricciones de los mercados en cuanto al tipo de agroquímico permitido y los residuos de los mismos en la fruta son cada vez mayores, obligando a rediseñar permanentemente las estrategias de manejo del cultivo. El espectro varietal en Argentina se enriqueció, lo que contribuye a la sustentabilidad del cultivo pero a su vez constituye un esquema productivo más complejo que requiere ajustes importantes, ya que cada variedad debe ir acompañada de un manejo particular para optimizar las virtudes de la misma en un determinado contexto agroecológico y de mercado. La reactivación de las exportaciones de frutilla aumentó las exigencias de calidad, obligando a seguir estrictas normas de calidad, buenas prácticas y seguridad alimentaria.

Específicamente ¿en qué consiste el Proyecto Frutilla que usted dirige?
El Proyecto Frutilla del INTA es de ámbito nacional y viene trabajando en la resolución de esta problemática desde el año 2006. Participan varias provincias y la unidad de coordinación es la Estación Experimental Agropecuaria INTA Famaillá (Tucumán). Los objetivos del proyecto nacional de frutilla que coordina el INTA son varios, de los cuales vale mencionar los siguientes: Mejorar el manejo del cultivo de frutilla a partir del conocimiento del vigor del plantín, de las necesidades nutricionales de cada variedad y de la tolerancia a plagas y enfermedades de las mismas; identificar y caracterizar nuevas y emergentes plagas, enfermedades y vectores, y proponer estrategias de manejo integrado fitosanitario en frutilla; y por último, contribuir a la incorporación de estrategias de Producción Integrada de Frutilla a través de la capacitación de técnicos y productores en BPA.

¿Qué avances se lograron a partir del programa?
Con este programa nacional, se pudo avanzar mucho en Tucumán. Por ejemplo, vale mencionar la caracterización de las principales variedades en cuanto a vigor y sanidad; la caracterización de los viveros de origen (vale recordar que en Argentina tenemos viveros desde Tucumán hasta Santa Cruz); la elaboración de protocolos de manejo de la fertilización química, biológica y orgánica para optimizar el rendimiento, la calidad de fruta y contribuir a la sustentabilidad; la identificación de fitoplasmas, virus, hongos e insectos plagas; como así también validar protocolos de manejo integrado de arañuela roja y trips a través de la incorporación de liberaciones de enemigos naturales.

También se realizan jornadas y capacitación de productores...
Así es, el INTA brinda capacitación de técnicos y productores en estrategias de Producción Integrada de Frutilla y BPA. Esto es solamente posible a través del trabajo colaborativo entre diferentes unidades, áreas estratégicas y proyectos del INTA (Tucumán, Santa Fe, Corrientes, Balcarce, Jujuy, IFFIVE y Patagonia), de la participación de productores y empresas del rubro, de instituciones tales como la UNT, UNLP, el CEPAVE, el INTI, y con proyectos financiados por el FONCyT.

¿Cuál es la clave del éxito del programa?
La clave del buen funcionamiento del proyecto es el capital humano involucrado, pues el país cuenta con excelentes recursos humanos especializados en diferentes aspectos de la problemática del cultivo, que trabajando coordinadamente, hacen un inmenso aporte al sector productivo y desarrollo. La investigación y transferencia de tecnología dan valor agregado a la cadena productiva.
En el caso de la frutilla el mayor consumo es en fresco en el mercado local, aunque una gran parte se destina a la obtención de frutos congelados cuyo principal destino son los mercados de exportación. Este año con las heladas recientes se están evaluando los daños que afectaron en diferente intensidad a ambos cultivos.




Seminario de exportación de frutos frescos a Rusia y China

En el Colegio de Graduados en Ciencias Económicas de Tucumán se realizó el seminario "Claves para la exportación de frutos frescos a los mercados de China y Rusia", evento organizado por el Instituto de Desarrollo Productivo de Tucumán, la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos de la Nación y el Proargex (Programa Argentina Exporta).
Estuvieron presentes productores de limones, frutilla y arándanos, entre otros. Al respecto, Fernando Martorell indicó que ante el potencial que tiene Tucumán en la producción y exportación de frutas, así como también la participación de las empresas del rubro en las ferias internacionales Asia Fruit Logística en China y la Word Food Moscú en Rusia, se organizó este encuentro. El objetivo fue brindar a las empresas participantes y a las potenciales compañías exportadoras, conocimientos acerca de las tendencias más destacadas del mercado, con énfasis en los temas más importantes para promover su penetración en sus complejos protocolos alimentarios.
En los mercados de China y de Rusia, como también es lo que ocurre en Europa, el negocio de la venta de alimentos y productos frescos está en el que maneja la cadena de ventas y en el canal comercial, por lo que las empresas pequeñas deben tener una economía de escala para poder negociar con sus pares de otros países, asociándose y ofreciendo productos en volumen, en calidad y en forma contínua.

Por Fabián Seidán

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 38 y 39 de la edición en papel de la revista de Septiembre / Octubre 2009.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman