Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Sep/Oct 2009


Citrus

Ventas ordenadas para no perder en tiempos de crisis

El sector limonero de la provincia trabajó unido, coordinando envíos y calibres para que el precio internacional de la fruta fresca no decaiga. En la SRT se llevó a cabo una jornada sobre portainjertos citrícolas con la presencia del experto William Castle.

Como parte del programa de actividades planificadas durante su Año Centenario, la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres -EEAOC-, a través del Programa Citrus, organizó la "Jornada Citrícola EEAOC 2009", encuentro que se llevó a cabo en las instalaciones de la Sociedad Rural de Tucumán a fines de agosto y con la destacada participación del doctor William Castle de la Universidad de Lake Alfred, Florida (EEUU), y del perito agrónomo José Luis Foguet, investigador emérito de la EEAOC.
A la cita también concurrió el presidente de la Asociación Tucumana del Citrus, Roberto Sánchez Loria.
Con los tres dialogó Revista PRODUCCION sobre la actualidad y las perspectivas de la campaña limonera, como así también sobre la lucha científica para evitar el ingreso de enfermedades cuarentenarias al cultivo.

William Castle es especialista en mejoramiento genético de cítricos y en plantaciones de alta densidad.
En su charla habló sobre la importancia de los portainjertos en la citricultura, una actividad que avanza año a año y que decididamente brindará un gran aporte al crecimiento de la producción futura.

¿Cuál es la importancia de los portainjertos en limoneros?
Los portainjertos o patrones sirven para que la variedad injertada produzca más rápidamente, por ejemplo, o bien para brindarle a la planta una mejor adaptación a determinado clima, como así también favorecer la calidad de la fruta. Hoy en día, como antes, los portainjertos han permitido que cultivos lograran sobreponerse a adversidades climáticas, sequías, heladas, inundaciones, como a enfermedades. Los portainjertos persiguen la obtención de especies tolerantes y adaptación a condiciones de climas y suelos de cada región.

¿Cómo ve el futuro de la actividad citrícola a través de los avances científicos?
Quiero decir, fundamentalmente que los árboles de limoneros son, de muchas maneras, un hermoso árbol para cultivar, son muy vigorosos, dan fruta temprana y son muy productivos, ésto es una combinación que da a los agricultores muchas opciones para controlar sus beneficios, de la misma manera que reducen los riesgos, permiten a los productores hacer cambios en sus quintas y recuperarse rápidamente. Yo quiero alentarlos a pensar de manera positiva hacia el futuro. Hay muchos cambios que están ocurriendo, y todos para favorecer al sector citrícola.

¿Como cuáles?
Aparentemente, por muchas buenas razones, las quintas nuevas consisten en árboles pequeños plantados a mucha menor densidad, por ejemplo. También aliento a todos los agricultores a sacar sus propias conclusiones haciendo el esfuerzo de hacer sus propias investigaciones y observaciones en pequeñas o gran cantidad en sus propias quintas.

Por otra parte, Roberto Sánchez Loria destacó lo siguiente sobre la campaña citrícola que está a punto de terminar.

¿Cómo va a terminar esta zafra limonera en materia de producción y exportación?
Creo que va a terminar bien. Digamos, mucho mejor de lo que pensábamos que iba a ser el año. Hemos tratado de mantenernos con una actitud prudente durante la zafra, para evitar inconvenientes en los mercados internacionales. Por eso, hemos privilegiado mucho la calidad de la fruta que se envió y eso se ha notado en toda la campaña. Se mandó fruta de primer nivel a Europa, con lo cual no hemos tenido ningún problema y hemos podido sostener los precios que si bien fueron bajos, desde agosto están mejorando por la falta de oferta de fruta. Pero a pesar de ser bajos, los precios tienen valores razonablemente buenos, cosa que no venía ocurriendo en los últimos años.

La competencia con otros países productores ¿volvió a ser dura?
Bueno, creo que fue la de siempre, porque somos actores principales en el mercado internacional y tenemos competencia siempre de otros países. Como dijimos en otras oportunidades, en contraestación y a principio de la campaña exportadora, España nos hizo algo de fuerza, este año se notó mucho la fruta de España como también algo de Turquía y, por supuesto Sudáfrica que es otro país que exporta en el mismo momento en que lo hacemos nosotros. Para nosotros esto es normal, en ese sentido no tenemos sorpresas.

El precio no fue muy bueno, sin embargo igual se exportó...
Tuvimos un precio algo menor que en 2008, pero no fue malo y lo mejor es que se mantuvo estable a lo largo de toda la campaña. Esto se debió fundamentalmente a que nosotros mantuvimos la calidad y los volúmenes lo suficientementes prolijos como para evitar caídas abruptas de precios, como ocurrió en otros momentos a esta altura del año.

El volumen de exportación de fruta fresca fue menor entonces…
Sí, se puede decir que fue hasta un 50 por ciento respecto a los envíos del año pasado. Justamente ha habido una caída muy fuerte en los volúmenes de exportación de fruta fresca. Por tal motivo fue menor el ritmo de trabajo de los empaques, pero hubo algún tipo de compensación con la fruta destinada a fábrica, que tuvo un buen precio este año.

O sea que la industria salvó que no sea un desastre la campaña...
Bueno, podemos decir que había también una necesidad de enviar fruta para jugos y aceites porque el precio de los derivados industriales hoy tienen valores razonablemente buenos y sostenidos. Y sí, la industria ha absorbido aquella cantidad de fruta que no se pudo empacar para los mercados de fresco.

El Gobierno ¿acompaña al sector?
Efectivamente, el Estado Nacional acompaña en la medida de sus posibilidades, sobre todo le estamos pidiendo participación activa en temas que nos preocupan como el greeling que es una enfermedad complicada. Por eso, el Gobierno acaba de lanzar un plan nacional de contención que fue presentado en Tucumán. También en el tema de apertura de mercados exteriores para la fruta fresca se está trabajando en forma conjunta, fundamentalmente para volver al mercado de los Estados Unidos. Hoy estamos recibiendo alguna asistencia directa a través del SENASA y la Cancillería. En 2010 puede ser que se abra el mercado, estamos trabajando, no me gusta dar fecha, porque cada vez que damos una se prolonga un año más. La realidad es que estamos trabajando intensamente y creo que vamos por el buen camino.

José Luis Foguet, técnico de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres, se expresó así:

¿Cuáles son las perspectivas de la campaña?
La campaña en Tucumán estuvo condicionada a la situación internacional en algunos aspectos económicos, pero se tuvo la buena idea de reunir a los principales exportadores de limón para coordinar los envíos que en términos generales fueron menores en volumen pero que al fin de cuentas, cuando se hagan las cuentas finales se verá que igual fue positiva en términos de ganancias.
Lo principal fue la unión de los exportadores para coordinar los envíos y no sobresaturar los mercados.

La eficiencia de los productores ¿ha mejorado?
Sí, la eficiencia de los productores desde hace mucho tiempo es buena. El producto tucumano en general, tanto la empresa como el citricultor en forma individual, son exigentes, sino la agroindustria no puede subsistir. En cualquier aspecto productivo en el campo o en cualquier orden de cosas, si no hay eficiencia, uno inevitablemente se sale del negocio.
En lo que hace a la calidad, se pusieron de acuerdo para mandar determinados calibres de fruta, que es muy importante dentro del componente de la calidad. Y eso hará que sea positiva la campaña.

En relación al tema de greenling, ¿sirve?, ¿es alentadora la campaña que se lanzó?
Hasta ahora Tucumán no tiene el vector, pero no se puede hacer pronósticos sobre esta enfermedad. Mire usted, todos los pronósticos que se hicieron sobre el cancro cítrico y cuando llegó a Tucumán fue distinto. Todo es muy diferente, no hay que olvidar que nosotros cultivamos limones, una fruta que tiene un determinado comportamiento respecto a determinadas enfermedades por nuestras características climatológicas hace que sea distinto. Yo creo que no se puede hacer ningún pronóstico. Ojalá que no llegue a Tucumán o que tarde otros 40 años más en llegar, y una vez que esté aquí ver qué se va a hacer. Lo que hay que cuidar es que no entre, para ello están las instituciones nacionales y la concientización de los productores de no traer ningún material de ningún lado ni lugar en especial. Dejar ese trabajo para las estaciones experimentales o al INTA. El cancro tardó 40 años en llegar a Tucumán, si el productor es conciente, puede que estemos mucho tiempo sin esta enfermedad.

¿Cuál es la importancia de los portainjertos en el sector?
La EEAOC hizo un trabajo amplio durante muchos años y creo que estamos bien, todos los portainjertos disponbles en el mundo están en nuestra Estación Experimental, tenemos un programa de mejoramiento y la citricultura ha crecido en Tucumán porque todos esos aspectos científicos como los portainjertos, se han tenido en cuenta desde que se creó la EEAOC en 1909.

Revista PRODUCCION: Ventas ordenadas para no perder en tiempos de crisis
 
Por Fabián Seidán

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 26 y 27 de la edición en papel de la revista de Septiembre / Octubre 2009.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman