Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       

 Caña de azúcar
Regresar al Sumario Septiembre / Octubre 2009

Heladas, sequías, quemas de caña y un futuro que mira al etanol

Campaña azucarera 2009

Entrevista: Humberto Gordillo

Revista PRODUCCION: Heladas, sequías, quemas de caña y un futuro que mira al etanol
 
Revista PRODUCCION: Heladas, sequías, quemas de caña y un futuro que mira al etanol
 
Revista PRODUCCION: Heladas, sequías, quemas de caña y un futuro que mira al etanol
Humberto Gordillo
 

La campaña azucarera 2009 había comenzando en Tucumán con muchas expectativas, más teniendo en cuenta que en el momento de la preparación del cultivo para la zafra, el clima ayudó con buenas precipitaciones y calor diurno, mezcla exacta para una maduración óptima del cañaveral. A ello se sumaba la posibilidad de trabajar con un buen precio para el producto terminado, teniendo en cuenta el bajo excedente de azúcar de la molienda pasada y el buen precio internacional del producto, alentando decididamente la exportación. Sin embargo, en el medio hubo suba salarial a los trabajadores del sector, acuerdos de exportaciones que -al parecer- no se cumplieron, heladas, sequías, quema de cañaverales y hasta celos entre industriales y cañeros respecto a la nueva ley de biocombustibles que está a meses de su puesta en vigencia.
Muchos puntos por resolver y cuestiones para ponerse de acuerdo. Revista PRODUCCION, conversó con Humberto Gordillo, presidente del Centro de Agricultores Cañeros de Tucumán, quien se refirió a la situación de la zafra, la quema de cañaverales, el precio del azúcar, las exportaciones del producto y la posibilidad de hacer caña para alcohol desde el punto de vista de los productores.

¿Cómo se está desarrollando la campaña azucarera en la provincia?
Se está desarrollando en forma conflictiva esta campaña, en consideración de los temas que hacen a los grandes incendios por la quema de cañaverales. No recuerdo haber visto en toda mi vida, incendios por todos lados en la provincia. Estamos preocupados, y por eso nosotros, a través del CACTU hemos dirigido una carta documento al Ministro del Interior a fin de solicitarle la intervención de la Policía Federal, por cuanto vemos que la policía provincial, las autoridades y funcionarios locales, fueron sobrepasados en el tema.

La policía local ¿no trabaja bien en el control de estos incendios?
No es eso, sino que puede ser que no tengan los medios suficientes, no dan abasto para combatir ésto. Yo mismo sufrí las consecuencias de estos incendios en mi propiedad, al punto de que junto a vecinos nos pusimos a apagar los focos para evitar la propagación del fuego que se podía trasladar a caña que estaba en pie y que hubiera sido un desastre total.

Con esta quema de caña ¿quién es el gran perjudicado?
El gran perjudicado es el cañero, porque quemándose la caña ésta queda en una posición inmediata de ser cosechada, y si no están las máquinas cosechadoras y si el ingenio no provee los medios, me pregunto entonces qué hace el cañero cuando comienza a perderse el rendimiento, tanto cultural como sacarino. O sea que el gran perjudicado es el cañero.

En materia de producción, ¿será una buena zafra?
La zafra azucarera ya está en una posición intermedia, camino al final en materia de elaboración de azúcar. Hay que ver qué queda después de todos estos acontecimientos extraordinarios que minaron la campaña y el quehacer del productor cañero. La producción final desde ya será menor a la que se había previsto al inicio de la campaña.

Las heladas ¿perjudicaron mucho este año?
Han afectado al cultivo en toda la provincia, ha sido muy grande al punto que afectó al sector en cada zona productiva. El cañero, a través de las instituciones, ha pedido al Gobernador que se ponga a trabajar en un decreto de emergencia porque la helada de este año fue superior a la del 2007, no quedó nada sin helar, en estos momentos no hay semilla ni nada en toda la provincia. El rendimiento final de la zafra va a ser afectado, indiscutiblemente, habrá menos producción, todas las estimaciones realizadas por la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres se van a modificar y para saber a ciencia cierta cuál será la pérdida final, los técnicos deberán evaluar los partes de molienda de cada ingenio. Toda la provincia se vio perjudica, no se salvó ninguna zona de este flagelo climático, yo anduve en zona de pedemonte donde normalmente hay lugares que no se hielan y este año fueron también afectados los cañaverales. De norte a sur la caña fue afectada, y la parte más afectada fue el Este de la provincia.

El tema del precio ¿se solucionó finalmente?
No, nosotros, tenemos una disconformidad muy grande más con los valores anunciados con los que se va a liquidar a los cañeros, estamos mandando mensajes a los cañeros asociados que firmen en disconformidad las liquidaciones a efectos de conseguir el reajuste, porque no se puede vender a futuro azúcar que todavía no estaba en disponibilidad de los ingenios, como es esto que nos está pasando. Hoy estamos en precios que vemos todos los días en las cotizaciones y cierre de los contratos número 11 y 5, que los precios están por arriba de lo que se nos quiere liquidar. Vamos a pedir el reajuste con la transparencia de la documentación de cierre a todos los ingenios que hubieran hecho tales cierres.

¿Hay buenos precios internacionales para el azúcar?
Sí, pero esos buenos precios internacionales no nos llegan a nosotros y los pagos tampoco. No se han cumplido los pagos que decía, si se da el azúcar para mercado interno, en el cual el precio hoy en el sur de la provincia son 58 pesos la bolsa, es una vergüenza lo que está pasando. O sea que el sistema que se había imaginado para exportar ha fracasado. De nuevo totalmente y este año más aún. No llega a nosotros el precio externo. Decimos que no está dando resultados el programa exportador de azúcar, que se puso en marcha al inicio de esta zafra con el objetivo de que mejoren los ingresos en el sector. Mire, se llegó a un acuerdo entre productores e industriales para exportar un porcentaje importante de la producción de la zafra 2009, pero no todos los ingenios cumplen con la pauta de pagar a los cañeros por este esfuerzo.
Se había convenido con la industria exportar un 45% de la producción de azúcar de este año, y que se pague a los cañeros cada 15 días a valores debidamente establecidos. Sin embargo, algunos ingenios les terminan entregando blancos, que valen menos que el crudo de exportación, o directamente no les pagan.

El bioetanol ¿viene a ser una solución a partir de 2010?
Hasta ahora no sabemos qué participación tenemos nosotros, no sabemos porque la provincia y la industria no conversan sobre este tema con nosotros, y siguen manejando todo el sistema cuando el cañero es el que tiene el 70 por ciento de la materia prima de la provincia. Somos tipos extraños dentro de la actividad. La Ley del bioetanol salió para los productores, que después en el camino se dio vuelta para ponérsela a la industria. Pero hasta ahora nosotros no sabemos cuál será la participación del cañero en ésto, nosotros nos manejamos con los parámetros que mantiene la industria brasileña, pero ahora que trasladen esos parámetros aquí, creemos que no hay posibilidades. No creemos que se maneje el bioetanol bajo esos parámetros, bajo esos reglamentos como tiene la industria brasileña.


¿Convendrá mandar más caña a alcohol que para azúcar el próximo año?
Con los precios del mercado interno siempre nos convendrá más hacer alcohol para oxigenar más a nuestra economía. Pero nosotros no tenemos aún certeza de que se nos liquidará como se debe.
Fíjese, la EEAOC ha determinado un manual para los productores, nosotros aspiramos a que algún día también se trabaje en un manual de determinación de la calidad de caña que es el parámetro que tiene Brasil para determinar qué le corresponde al cañero y qué le corresponde al señor industrial, los brasileros lo han conseguido, esperemos que algún día en nuestro país haya un manual similar para saber qué le corresponde a cada uno.

Se perderán más de 200.000 toneladas de azúcar a causa de la helada

Para la EEAOC el volumen récord de 1,6 millón de toneladas de azúcar en la presente zafra quedó trunca, tras el informe sobre impacto de las heladas realizado. Según el estudio, el sector azucarero de nuestra provincia está en condiciones de obtener no más de 1,395 millón de toneladas de azúcar, 205.000 toneladas menos que las que se hubieran logrado en condiciones óptimas. El informe de la Experimental destaca que, como consecuencia de los efectos negativos de las heladas de julio "se prevén caídas en la producción de caña y en la calidad de materia prima". Este factor adverso y el hecho de que se molió parte de la caña semilla como consecuencia de que no se realizaron todas las plantaciones, derivaron en que la elaboración final de azúcar estaría próxima a la tercera de las alternativas probables del informe satelital y de campo realizado en mayo. La EEAOC había calculado que los ingenios tucumanos podrían elaborar un máximo de 1,554 millón de toneladas de azúcar (rendimiento fabril del 11%), o un intermedio de 1,481 millón de toneladas si se registran heladas moderadas (rinde del 10,7%) o de 1,395 millón de toneladas (rinde del 10,3% si las heladas eran severas).

Las heladas y la quema de cañaverales

Técnicos del INTA EEA Famaillá recorrieron la zona cañera y midieron el daño que sufrieron las plantas. Si bien la zafra se inició en Tucumán con un muy buen ritmo, acompañado por los excelentes niveles de maduración y óptimas condiciones para el tránsito de equipos de cosecha y transporte, que facilitaron la recolección mecanizada. Hacia mediados de julio, debido a las condiciones de muy baja humedad del aire, se incrementaron las quemas accidentales en el cañaveral. Este cuadro se agravó aún más, ya que entre el 23 y el 25 de julio se produjeron heladas de mediana a fuerte intensidad en una amplia superficie del área cañera de la provincia, que tienen una consecuencia directa sobre la calidad de la materia prima y la disponibilidad de caña semilla. Entre el 5 y el 7 de agosto, técnicos del Grupo Caña de Azúcar y del Sistema de Información Territorial del INTA recorrieron el área cañera, para caracterizar el nivel de daño producido. Se analizó la intensidad de daños en el follaje; se determinó si se produjo daño en el brote guía y muerte de tejidos, se evalúo la incidencia del frío y se verificó el estado de las yemas laterales, para comprobar la aptitud de los lotes como "caña semilla".
Los daños sobre la materia prima para fábrica fueron divididos en niveles y se concluyó que las cuatro variedades de mayor difusión en el cañaveral se manifestaron con variado grado de respuesta: LCP 85-384: expresó la mayor tolerancia ante el fenómeno; el nivel de deterioro más extremo fue hasta tres entrenudos molibles; ocupa la mayor superficie plantada y se dispone de caña semilla de buena a muy buena aptitud; TucCP 77-42: expresó una fuerte sensibilidad al deterioro. En las áreas que sufrieron heladas moderadas a severas, su calidad fabril está más comprometida, con cuatro a seis entrenudos deteriorados. En algunas localidades se pudo observar un buen estado en las yemas; CP 65-357: se vio muy afectada; presenta daños casi completos en el follaje, deterioro de entrenudos molibles y pérdida de yemas laterales bien evidentes, con deshidratación y muerte de los tejidos; RA 87-3: al igual que la variedad anterior, manifestó una fuerte sensibilidad y se detectó buena aptitud para semilla en menos del 20% de los lotes.

Carta documento a la Nación

El CACTU envió una carta documento al ministro del Interior de la Nación, Florencio Randazzo, para solicitarle que disponga la intervención de la Policía Federal en la cuestión de la quema de cañaverales. En la carta, firmada por el presidente del CACTU, Humberto Gordillo, la institución expresa que se pide el resguardo y la seguridad de las propiedades cañeras de la provincia "atento a la propagación de incendios intencionales que afectan el interés particular de los propietarios de inmuebles rurales y el de la sociedad en su conjunto avasallada en su seguridad y derecho a un ambiente sano para el desarrollo humano". Y se aclara que se hace esta petición debido a "la omisión del deber de protección de la Policía provincial y de funcionarios del Gobierno de la Provincia y la falta de cumplimiento por parte de la Nación en dictar normas que contengan presupuestos mínimos de protección al medio ambiente".

Por Fabián Seidán

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 22, 23 y 24 de la edición en papel de la revista de Septiembre / Octubre 2009.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman