Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Nov/Dic 2012


Ganadería

La ganadería bovina vuelve a ser protagonista

Revista PRODUCCION: La ganadería bovina vuelve a ser protagonista
Ing. Agr. Fernando Raúl García Posse
 
Revista PRODUCCION: La ganadería bovina vuelve a ser protagonista
Ing. Agr. Alejandro Radrizzani Bonadeo
 

Se puso en funcionamiento en la región al Instituto de Investigación Animal del Chaco Semiárido (IIACS) que tendrá la misión de desarrollar conocimientos científicos, innovaciones tecnológicas y recursos genéticos para mejorar la competitividad, la salud ambiental y equidad social de los sistemas de producción animal y del territorio de la Región del Chaco Semiárido Argentino, una vasta zona de más de 40 millones de hectáreas que abarca actualmente Tucumán, Salta, Santiago del Estero y Chaco.
En tal sentido, Revista PRODUCCIÓN dialogó con los ingenieros agrónomos del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Alejandro Radrizzani Bonadeo, master en agro-ecología sustentable de la Universidad Internacional de Andalucía, España; profesor adjunto de Sistemas Productivos de Cereales y Forrajes de la Facultad de Agronomía de la Universidad Nacional de Santiago del Estero y miembro del Consejo Profesional de Ingenieros Agrónomos; y Fernando Raúl García Posse, coordinador del proyecto regional de Intensificación de la Producción de Bovinos para Carne en el NOA; coordinador del proyecto Propasto, y coautor de la publicación Cría y Recría de Vaquillonas sobre Pastos Tropicales en el Noroeste Santiagueño.
En ese contexto, los profesionales se refirieron a la necesidad de intensificar la producción de la ganadería en la región Norte del país, por lo que remarcaron que el INTA trabaja hoy con la visión de ampliar la ganadería merced a la intensificación de la cría, o sea, lograr más vacas en menos hectáreas. Es por ello que frente al avance de la agricultura sobre la ganadería en todo el país, el tema pasa por ayudar al ganadero local a encontrar de nuevo el negocio en la ganadería y ese negocio por ahora pasa por intensificar la cría. "El objetivo es instalar en la cadena de cría la adecuación de la carga animal y la mejora en el manejo nutricional, sanitario y de infraestructura del rodeo como estrategias posibles para incrementar la tasa de procreo del ganado vacuno y aumentar así el número de terneros", dijeron.

¿Hacia dónde apunta la tarea del nuevo instituto de fomento ganadero?
Radrizzani Bonadeo: El Instituto se propone desarrollar tanto capacidades y recursos propios, como promover el fortalecimiento de una red de investigación e innovación en producción animal junto con otras Unidades del INTA de los Centros Regionales de Tucumán-Santiago del Estero, Salta-Jujuy, Chaco-Formosa, Córdoba y Catamarca-La Rioja. Sus principales áreas de investigación son: forrajes y pasturas: mejoramiento genético, eco-fisiología y ciclos biogeoquímicos; el manejo animal: como la nutrición, alimentación y calidad de producto, recursos genéticos y mejoramiento, sanidad y bienestar, fertilidad y reproducción; y los Sistemas de producción (dinámica de sistemas y producción animal regional). El INTA ha decidido reforzar esfuerzos en el norte del país, lo que comúnmente se denomina zona extra-pampeana y para eso decidió crear el Instituto de Investigación en Leales, en pos del fomento de las distintas razas bovinas de la región. El Instituto de Investigación Animal del Chaco Semiárido (IIACS) desarrolla conocimientos científicos, innovaciones tecnológicas y recursos genéticos para mejorar la competitividad, salud ambiental y equidad social de los sistemas de producción animal y del territorio de la Región del Chaco Semiárido Argentino.

¿Ya hay alguna experiencia en ese sentido en el país?
R.B.: Sí, en Córdoba. El Instituto se basa fundamentalmente en la evaluación y el fomento de razas bovinas tratándose de fijar caracteres en un biotipo de Bradford, todavía tenemos en la historia muchos cruzamientos en distintos tipos de animales, por ejemplo se trabajó mucho en cruzas de razas índicas con británicas en media sangre, en tres octavos y hoy estamos trabajando mucho en el rodeo principal con Bradford.

Tengo entendido que se trabajará mucho en Tucumán con el bovino criollo...
R.B.: Efectivamente, otra actividad importante que identificará al INTA Leales es la conservación del bovino criollo. Hoy por hoy el INTA se propuso mantener el banco de germoplasma (conjunto de genes que se transmite por la reproducción a la descendencia por medio de gametos o células reproductoras), hoy tenemos un pool de genes que tienen muchos años de desarrollo y adaptación a las distintas regiones de la Argentina y eso hay que conservar, ya que es uno de los avances más importante por su resistencia a las garrapatas adquirida teniendo en cuenta que es menor flexibilidad que tiene la garrapata y a los anaplasmas (bacterias) que tiene la vaca criolla que es más o menos el equivalente a una cruza de tres octavos entre británica e índica. Esta resistencia es posible tomarla de los genes de la vaca criolla, que es la única que tiene esta propiedad en su genética, y utilizar a este gen identificado como una posibilidad de seleccionar animales con mayor resistencia a garrapatas. Es un proyecto incipiente sobre qué se puede hacer con un banco de germoplasma que si hoy no lo conservamos se va a perder porque todos sabemos que al bovino criollo se lo utiliza con algunos motivos, pero no con un objetivo comercial en los rodeos actuales.



¿Porqué este resurgir de la ganadería en el país?
R.B.: Creemos que el desarrollo de la ganadería es una opción que hay que tratar de fomentar en la región por su rol social, teniendo en cuenta la generación de mano de obra local, ocupación geográfica y desarrollo local. Totalmente distinto a la ocupación del territorio que hace por ejemplo el cultivo de soja, con grandes áreas con muy pocos pobladores. Siempre decimos que donde hay un animal seguro hay una persona cuidándolo, el sistema de producción animal es una opción importante que hay que tratar de promocionar en la zona norte luego del desplazamiento de la ganadería de la región pampeana. Entonces, hay que desarrollar la ganadería por la generación de mano de obra local y la ocupación geográfica del territorio. Es bueno que tengamos un campo poblado de productores y no un campo donde solo funcionen cultivos agrícolas. El nuevo Instituto tiene que servir para desarrollar conocimientos científicos, innovaciones tecnológicas y recursos genéticos que mejoren la eficiencia y rentabilidad de la producción animal en la región y así contribuir al desarrollo del chaco semiárido, que abarca áreas en cuatro provincias: Tucumán, Salta, Santiago del Estero y Chaco, en unas 40 millones de hectáreas. Esta región es la que hoy preocupa al INTA en cuanto a la falta de tecnología que hay disponible para la producción animal y de ahí la necesidad de trabajar para revertir eso. Queremos que este Instituto responda a los nuevos desafíos de desarrollo a la problemática y vacío científico y tecnológico en el desarrollo de la producción animal en la región NOA.

A su turno, Fernando Raúl García Posse se refirió a la necesidad de trabajar en la cría de ganado, pero de manera intensiva.
"Ya se sabe que la agricultura desde hace unos años viene desplazando de las mejores tierras, de las mejores zonas productoras, a la ganadería; sobre todo a la ganadería basada en la cría, no así a la ganadería de engorde que tiene el corral y otras opciones. Pero aquí, en el NOA, el tema es que el ganadero, para hablar de negocio ganadero, necesita incrementar la cantidad de cabezas en la misma superficie o bien, disminuir la superficie de pastura, para poner más soja o maíz, y eso hace que la carga de animales por hectárea esté aumentando. Lógicamente, eso afecta a la producción, porque hay menos alimentos para comer durante el año, entonces dentro de la actividad se están implementando algunas herramientas de intensificación, como por ejemplo la incorporación del silaje, de la suplementación, del destete anticipado, o sea una serie de herramientas que se están utilizando no en forma planificada del conjunto del sistema, sino particularidades, en recría de terneros, en destete, pero no se la mantiene a la vaca bien alimentada, porque está entrando en la intensificación pero todavía se hace todo en forma parcial, y cada campo tiene su parcialidad. Lo interesante en la cría aquí, en el noroeste, es que el productor ganadero es muy creativo, no maneja por lo general paquetes tecnológicos y nosotros sabemos que actualmente en la producción de ganado es más importante manejar los procesos que los insumos".

¿Porqué interesa intensificar la producción ganadera en la región?
G. P.: Porque es muy importante para el autoabastecimiento. Todos sabemos que hay que producir más kilos de carne en el NOA pero ocupando menos superficie. Por lo general, aquí se intenta producir más kilos de carne o más terneros en la región en menos hectáreas. Es como en la soja o en la caña de azúcar, se buscan más kilogramos de azúcar por extraer, mejores rendimientos en menos superficie o lotes. Las provincias que mejor están trabajando en este sentido en cría son Salta y Santiago del Estero. Tucumán es una provincia muy chica, y todos sabemos que la mitad de la provincia de Tucumán es cerro y la otra mitad está destina a la agricultura, por lo que queda muy poca superficie para hacer ganadería. Pero eso nosotros dejamos de lado porque si vamos a hablar de negocio ganadero en sí, lo cierto es que la frontera ganadera es más amplia, hay tucumanos que tienen tierras ganaderas en Santiago del Estero y santiagueños que tienen vacas en Salta o en Tucumán. Hay un intercambio del negocio que impide hablar de una provincia ganadera en el NOA y por eso hablamos de región, hablamos de las tecnologías que sirven para Tucumán, sirven para el Noroeste santiagueño y Salta. Y si hablamos particularmente de Santiago, tenemos muchas zonas que son muy distintas, como Ojo de Agua, Malbrán, Lavalle y Quimilí, donde hay distintos climas, con distintas condiciones y situaciones, que hacen que se necesiten diferentes técnicas para realizar la cría.

En los últimos años ¿aumentó la producción de cría en el NOA?
G. P.: Sí. Nosotros nos guiamos por la vacunación de aftosa y están aumentando la cantidad de vientres en la región que es lo más importante para nosotros. Esto se debe a que los productores se están dando cuenta de que nuevamente la ganadería puede ser un buen negocio para el mercado interno como para la exportación. Por la gran demanda mundial. Y las nuevas tendencias de consumos, donde nuevos países se han incorporado como consumidores como China.

La política ganadera del gobierno ¿cómo actúa frente al sector?
G. P.: Creo que independientemente de las políticas puntuales que el gobierno pueda implementar, el productor ve que la producción ganadera hoy es negocio. Lo mismo ocurre con la explosión de la soja, no ha habido, que yo sepa, ninguna política del gobierno para que se produzca esa explosión de la soja, sin embargo, el productor agrícola ha visto el negocio y se ha volcado más a la producción de esa oleaginosa. Nosotros, desde el INTA Leales estamos centrados más en la cría ganadera que en los negocios internacionales, porque la venta al exterior es de novillos terminados, y para hacer novillos terminados se necesitan terneros y para tener terneros se necesita manejar los rodeos de cría en forma adecuada, rentable y sustentable a través del tiempo.

Hasta hace poco se estaban perdiendo cabezas de ganado, comiendo hasta las vacas peñadas en el país, ¿hoy la situación es igual?
G. P.: No. La situación ha cambiando para bien, sobre todo en esta región. Hoy en día se ha revertido un poco eso de consumirnos hasta las vacas preñadas. De acuerdo a la vacunación de aftosa todo eso se está revirtiendo y podemos ver que hay retenciones de vientres. El ganadero del noroeste argentino es eficiente pero también puedo decir que hay de todo. Hay ganaderos que están recién comenzando, otros que están esperando autorización para licitar tierras para sembrar pastos, hay de todo.

Revista PRODUCCION: La ganadería bovina vuelve a ser protagonista
 
Por Fabián Seidán

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 40, 41, 42 y 43 de la edición en papel de la revista de Noviembre / Diciembre 2012.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman