Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       

 Agroindustria
Regresar al Sumario Noviembre / Diciembre 2009

Productos agropecuarios

Valor agregado en origen

Revista PRODUCCION: Productos agropecuarios
 

En el "Primer Congreso sobre Cultivos de Verano del NOA", organizado por CREA, EEAOC y Sembrando Federal, realizado entre el 6 y el 8 de octubre, en Tucumán, el ingeniero Mario Bragachini, coordinador de la Red de Proyecto Agricultura de Precisión y Máquinas Precisas del INTA Manfredi sostuvo que en Argentina, al ser un país exportador de commodities, la participación del sector primario está en el orden del 20%, lo que constituye un problema que debemos solucionar entre todos.
Manifestó que la cadena de agroalimentos argentina debería crecer en productividad, valor agregado y sustentabilidad. Además, consideró que hay que crecer en procesos de industrialización primaria en origen, crecer en la transformación de ese alimento de origen vegetal en proteína animal (carne bovina, aviar y cerdo, leche, huevo, etc.), y también debería crecer en industrialización secundaria (o sea frigoríficos, de carne procesada, lácteos diversos, huevo líquido, polvo, fiambres, chacinados, diversas plantas lácteas, etc., etc., todos con calidad trazable y denominación de origen en ciertos productos. "Esto, además, implicará un crecimiento en la cadena de frío y un abastecimiento trazable hasta las góndolas del mundo, pero siempre bajo estructuras manejadas desde origen", señaló. "En los próximos 10 años, Argentina deberá incrementar el valor promedio de la tonelada exportada de agroalimentos de U$S 400/tn a más de U$S 1.200/tn; a ese aumento de valor o renta debe aspirar y acceder el productor primario si desea seguir siendo competitivo", puntualizó. "Esto se logra creando nuevas formas de organización del agro que permitan, al productor primario, regenerar a futuro, ventajas competitivas dinámicas y, con ello, avanzar hacia etapas con mayor valor agregado, participando de las redes de comercio y producción mundial", insistió.
Dicho de otra manera, "el productor primario debe participar de manera asociativa en toda la cadena de agroalimentos, o sea, en una integración vertical en la cadena de agroalimentos, en donde se deberán incluir nuevas empresas, conductas y formas de relacionamiento (S.A., fideicomisos, otras) y nuevas fuentes de generación de competitividad con mayor integración vertical", dijo el especialista.

Generación de bioenergía

Por otra parte, Bragachini abordó el tema de los biocombustibles, y manifestó que todas las agroindustrias del país consumen energía y desechan efluentes que también deben transformarse en biogas, bioelectricidad y biofertilizantes y biocombustibles, mejorando la ecuación energética y la gestión ambiental. En el camino del balance energético y ambiental existe la tecnología del biogas; estos modelos demandan mucho gas, y en el caso que sobrara biogas se transformaría en electricidad a través de un generador; el efluente del biogas es un fertilizante orgánico rico en P (fósforo) y N (nitrógeno), pero se ofrece muy diluido, lo que indica para su utilización un gran caudal por hectárea, señalando la conveniencia de utilizar un equipo de riego (pivot) para fertirrigación, pero haciendo funcionar el motor de la bomba extractora de agua también con biogas.
Bragachini opinó que la cadena de agroalimentos debería crecer en valor agregado, productividad y sustentabilidad. El productor también debe mejorar la cadena de frío y lograr un abastecimiento trazable hasta las góndolas.


Esta nota fue publicada en la página Nº 43 de la edición en papel de la revista de Noviembre / Diciembre 2009.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman