Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Nov/Dic 2009


Opinión

El campo espera señales positivas del Gobierno

Entrevista: Mario Llambías - José Manuel Avellaneda - Víctor Pereyra

Se viene una nueva campaña de granos en el país y referentes del sector se animaron a dar su punto de vista respecto al panorama que, según ellos, vivirán los distintos cultivos y el sector ganadero. Mario Llambías, presidente de la CRA; José Manuel Avellaneda, titular de la Sociedad Rural de Tucumán y Víctor Pereyra, entre otros, se refirieron a la actualidad y perspectivas del campo visto desde el propio campo.

Revista PRODUCCION: El campo espera señales positivas del Gobierno
Mario Llambias
 
Revista PRODUCCION: El campo espera señales positivas del Gobierno
José Manuel Avellaneda
 

Mario Llambías
Presidente de Confederaciones Rurales Argentina (CRA)


"La campaña granaria del año en curso creemos que no superará los 75 millones de toneladas de producción, lo que para nosotros significa un gran retroceso y una falacia, siendo nuestro país conocido por el ‘granero del mundo’ y más teniendo en cuenta que hay un mercado internacional ávido de productos agrícolas. Desde el punto de vista de la implantación, vemos que hay una mejor relación de precios, pero como en la Argentina es muy común que cambien las perspectivas, uno nunca sabe como terminará todo. Hoy, para el hombre de campo, las perspectivas llevan a pensar en una mejor rentabilidad del productor que trabaje con soja, y por eso mucho menor va a ser la producción de trigo, con una producción muy baja estimada en 7 millones de toneladas y otras 13 millones de toneladas de maíz. Justamente, si hablamos del maíz creemos que se va a reducir un 20 y hasta un 50 por ciento la superficie sembrada, según la zona del país, porque los números siguen sin cerrar. Y soja va a haber mucho más porque sigue siendo el cultivo que más rinde económicamente al productor".
Para Llambías, la próxima campaña de granos gruesos puede llegar a ser interesante pero lejos de lo que la Argentina puede dar y muy lejos de los récords históricos que creíamos íbamos a tener para este año. El sector ganadero retrocede año a año, no hay cultivo alternativo a la soja porque los números no cierran y ahí me paro para decir que el peor enemigo que tiene el campo, la soja, el maíz, el trigo, el girasol y la ganadería tiene nombre y apellido: Néstor Kirchner y junto a él todo su equipo de asesores. Si hoy en el campo hay algo de mejora y aumenta la producción en alguna zona, será por que se está aplicando tecnología para achicar costos. Gracias a ese aporte podemos seguir produciendo".
Llambías indicó que hay muchos problemas para solucionar en todas las producciones y que el Ministerio de Agricultura tendrá que trabajar en muchas áreas para arreglar las economías regionales, ganadería, lechería, granos, lana, chanchos, y de tantas producciones que han sido dejadas de lado. Así, mencionó por ejemplo que en Villegas (provincia de Buenos Aires) es difícil ver hectáreas sembradas de trigo. "La verdad es que hay muy pocas en el Partido, y uno se pregunta a quién le va a vender cuando se levante la cosecha, ya que aparentemente no va a haber competencia para la exportación. Cayó tanto la producción, que se complica".
Al hablar de la actual situación del campo, destacó que "siempre pretendemos solucionar los problemas, porque vemos que hay muchos productores en una situación muy difícil, y con la sequía se agravó todo".

José Manuel Avellaneda


Presidente de la Sociedad Rural de Tucumán

"La campaña de granos gruesos ha terminado con algunas diferencias respeto al año pasado en lo que hace a producción, con menos rentabilidad porque han caído los precios en el mercado internacional. A todo hay que sumar las muchas dudas de los productores, de no saber si venden o no. No hay que olvidarse de que gran parte de la campaña es capital de trabajo para la próxima campaña. No sabe el productor si tenerlo en dólares o si tenerlo en pesos. Muchas veces queda el grano acopiado, y es el que uno ve al costado de las rutas (granos en bolsones), pero nada más porque el productor necesita reinvertir para empezar la nueva campaña. Y en un país errático como el nuestro, nadie sabe, cómo guardarlo, en qué invertir, qué hacer con la cosecha. Por lo general el productor prefiera entonces guardar el grano que en definitiva termina siendo su moneda de canje".
"Para nosotros, la próxima campaña no se presenta muy buena ni siquiera creemos que será buena. Los precios del mercado internacional están cayendo, hay una baja rentabilidad en cultivo como el maíz, y el trigo viene mal, que todos sabemos que en invierno es el ‘motorcito’ que nos sirve para arrancar luego con la soja; y como si fuera poco hay que esperar para ver cómo viene el clima también".
"Sobre el nuevo Congreso que asume en diciembre, los hombres de campo de Tucumán decimos que hay muchas expectativas puestas en los nuevos legisladores, pero hay muchas decisiones que dependen más del Poder Ejecutivo que del Congreso y si la Presidenta no se convence que tiene que rectificar su rumbo para darle un incentivo a la producción, la verdad es que todo va a seguir siendo complicado para nosotros. Hay inversiones necesarias que muchos dejaron de hacer, como son los fertilizantes y diferentes cultivos que no se hacen porque no son rentables en el NOA, y todos apuntan a la sojización. Bueno, cambiar eso depende del Poder Ejecutivo puesto que son decisiones rápidas que el productor debe tomar porque el momento de siembra no espera. Así que las expectativas del nuevo Congreso son buenas porque estará compuesto por muchos representantes del campo y gente que conoce bien al campo, pero todo eso es más bien a largo plazo".
Para Avellaneda, nuevamente la soja será la vedette entre las oleaginosas en Tucumán como en todo el país. "Ya está todo calculado. La soja sigue ganando terreno en Tucumán como en Santiago del Estero y Salta, la soja sigue ganando terreno y la pierde el sorgo, el poroto y el maíz".
"En el caso de la ganadería, este sector tiene un grave y muy particular problema, y es que el productor tiene que invertir hoy para comenzar a ver las ganancias en tres años como mínimo. Entonces, si eso no se hace con una ley que la proteja, la incentive y le de reglas de juego claras y permanentes, va a ser muy difícil que aumente la producción de cabezas. Es imposible invertir hoy y a lo mejor dentro de tres años cierran de nuevo la exportación, entonces hay que darle a los productores tranquilidad y certidumbre de que va a haber una política de Estado para la ganadería firme y duradera".
Avellaneda también se manifestó contrario a las declaraciones del jefe de la AFIP, Ricardo Echegaray, quien apuntó que en el campo el empleo en negro es del orden de un 68%. "Creo que decir eso es una provocación y una gran mentira. En nuestro país somos líderes en trabajo registrado" y aclaró que todas las mentiras que se dicen del campo es por el enfrentamiento que hay entre el oficialismo y el sector por el tema de las retenciones. "Del año pasado a la fecha, solo cambió en el conflicto con el Gobierno la intensidad de la persecución al campo".
Por eso, Avellaneda, sostuvo que el malestar de los agricultores tucumanos por la gestión de la administración federal sigue y cada día se hace más fuerte. "Del año pasado a la fecha, lo único que cambió en este conflicto es que el Gobierno nacional ha agudizado la persecución al campo".


 


Víctor Pereyra


Sociedad Rural de Tucumán



También la versión sobre una supuesta suba adicional en las retenciones generó polémica. "En una situación de emergencia, decirle a los productores que en función de una pequeña suba que hubo en Chicago subirán de vuelta las retenciones, causará un enorme malestar en el sector productivo", aclaró por su parte Víctor Pereyra.
Y es que en el último mes se habló de un alza de hasta el 45 por ciento, como la que se intentó aplicar el 11 de marzo de 2008.
Asimismo, Avellaneda apuntó que los agricultores de la provincia aseguran que no se efectivizó la anunciada liberación de exportaciones, como se planteó desde el Gobierno. Como si fuera poco, los reintegros de IVA se atrasan mucho y, en algunos casos, nunca se pagaron. Finalmente Avellaneda dijo que hay sectores a los que se les prometió baja de retenciones, como el sector apícola y los productores de fruta, pero tampoco se efectivizó.
Hay que tener en cuenta que la Bolsa de Comercio de Rosario estima que la cosecha agrícola 2009/10 arrojaría una utilidad (antes del pago del impuesto a las Ganancias) de mil millones de dólares, luego de reportar una rentabilidad de 3.000 millones en 2007/8 y un quebranto de 2.000 millones en 2008/9. En cálculo surgió de un informe publicado por la entidad que anticipó que para la actual campaña el resultado neto (después del pago de Ganancias) será de 300 millones de dólares. Al tiempo que se admitió, que es muy difícil hacer estimaciones sobre la producción granaria 2009/10 cuando todavía no se han sembrado la mayor parte de los cultivos.
Según la bolsa rosarina, la producción del ciclo presente sería de 80 millones toneladas, frente a las 65 millones del ciclo anterior y a las 96 millones de 2007/8. En tanto, las exportaciones, se elevarían en la cosecha que se inicia a 58 millones de toneladas (contra 45 millones en el período previo).
De ese modo, en valor FOB se estima un ingreso en divisas por 20 mil millones de dólares, frente a los 16 mil millones del ciclo anterior.

Por Fabián Seidán

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 26 y 27 de la edición en papel de la revista de Noviembre / Diciembre 2009.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman