Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Nov/Dic 2008


Consejos prácticos

Las bacterias que se llevan el nitrógeno

"Las bacterias que degradan los rastrojos se llevan buena parte del nitrógeno aplicado en fertilización". El Ing. Daniel Germinara, es uno de los especialistas en nutrición de cultivos extensivos de Yara Argentina. Luego de su disertación en el Congreso de Aapresid explicó porqué aconseja tener en cuenta el tipo de rastrojos que hay en el campo antes de fertilizar.


¿Qué hay que tener en cuenta antes de fertilizar sobre rastrojos?


Cuando los rastrojos tienen alta relación Carbono/Nitrógeno (maíz, trigo, sorgo), las bacterias que los degradan necesitan tomar una gran cantidad de nitrógeno del suelo o del fertilizante que se aplicó, para poder hacerlo. Ese nitrógeno retenido, no va a estar entonces disponible para las plantas, ya que las bacterias se lo "piden prestado". Es necesario aclarar que cuando la bacteria muere ese nitrógeno se libera, sólo que puede ser tarde para el cultivo que está creciendo. Entonces, cuando se fertiliza el cultivo y esas bacterias están hambrientas de nitrógeno, gran parte de ese fertilizante va para las bacterias y el cultivo queda sin la cantidad de nitrógeno necesaria para tener un óptimo desarrollo. O sea: las bacterias que degradan los rastrojos se llevan buena parte del nitrógeno aplicado en la fertilización.


¿Cuánto fertilizante va a parar a las bacterias de los rastrojos?


En refertilización nitrogenada se puede perder hasta un 15 a 20% del nitrógeno que se le está aplicando al suelo. Eso implica pérdidas económicas y falta de optimización de insumos.


¿Cómo se evita alimentar a las bacterias de los rastrojos?


Estas bacterias prefieren el nitrógeno ureico o como amonio. La clave está en utilizar fertilizantes con alta cantidad de nitrato que es una forma de nitrógeno que las bacterias no prefieren y las plantas sí.


¿Qué es el nitrato?


Es una forma de nitrógeno. Existen tres formas de nitrógeno, el nitrógeno ureico, el nitrógeno como amonio y el nitrógeno como nitrato. Cuanto más nitrato tiene un fertilizante menos se pierde a manos de las bacterias de los rastrojos. En definitiva no hay que nutrir a estas bacterias, hay que nutrir las plantas. Esto determina una concepción eficiente de una fertilización.


¿Existen otras formas de combatir a estas bacterias?


Se puede disminuir con aplicaciones de nitrógeno ureico de manera temprana si se tiene la temperatura adecuada.


¿Es correcto fertilizar sin diagnosticar?


Los análisis de suelo, de agua en el perfil y foliar, son una herramienta clave a la hora de ahorrar y maximizar resultados. Aplicar sin un buen diagnóstico nutricional es utilizar fertilizante con un alto porcentaje de error lo que puede conducir a incrementar costos.


¿Y el fertilizante en sí? ¿Cómo diferenciar las calidades entre los productos que hay en el mercado?


En nutrientes, en general, se habla mucho de nutrición, mucho de fertilización, pero poco del fertilizante. Conocer la tecnología que ese fertilizante concentra permitirá predecir mejor la respuesta del cultivo.


¿Cómo está conformado química y físicamente cada fertilizante, qué ventajas tienen y cuál es la última tecnología aplicada al producto?


Por ejemplo, para que un fertilizante sea considerado de alta tecnología, una de las claves es analizar la forma química, o sea cómo vienen los nutrientes. Lo que se debe buscar es que los nutrientes sean de alta eficiencia de uso. La parte física del fertilizante, y en especial en los arrancadores, tiene que ser de rápida disolución, si no se disuelve rápido queda en el lote demasiado tiempo y pierde ese efecto arrancador. En los fertilizantes foliares es importante que sean de alta concentración de nutrientes y que tengan coadyuvantes que permitan una alta eficiencia en el uso de los nutrientes. Todo lo que contribuya a un rápido y eficiente uso de los nutrientes. La mejor forma de incrementar el resultado de un programa de fertilización es utilizar fertilizantes de alta eficiencia y 100% solubles. Es una de las claves que permite expresar al máximo el potencial biotecnológico de la semilla que se compra. Conocer la tecnología en fertilizantes disponible y su correcto uso, es una de las bases para lograr sustentabilidad técnica y económica, cuidando a su vez, el medio ambiente.

Revista PRODUCCION: Las bacterias que se llevan el nitrógeno
 
Gentileza: Galetto Comunicación

Esta nota fue publicada en la página Nº 53 de la edición en papel de la revista de Noviembre / Diciembre 2008.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman