Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Nov/Dic 2008


Ganadería

El NOA tiene un gran potencial para desarrollar la ganadería

Entrevista: Lic. Ernesto Ambrosetti

El licenciado Ernesto Ambrosetti, Economista Jefe del Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural Argentina (SRA) en una charla con PRODUCCION sobre la "Situación actual y las perspectivas de la ganadería nacional", hizo referencia a la actividad en la región NOA, oportunidad en la cual aseguró que existe una gran posibilidad de que en el mediano plazo Tucumán, Salta y Santiago del Estero, principalmente, sean llamadas a ser los verdaderos centros productores de ganado bovino del país, tanto para abastecer de carne al mercado interno como para atender las exportación del producto al mundo. En la oportunidad Ambrosetti conversó en los siguientes términos:

Revista PRODUCCION: El NOA tiene un gran potencial para desarrollar la ganadería
Lic. Ernesto Ambrosetti
 

¿Cómo observa la actualidad del sector ganadero nacional?


Al hablar específicamente del sector ganadero argentino podemos decir que está inmerso en una grave problemática, donde a la actividad la encontramos ante una crisis muy fuerte por todas las medidas gubernamentales de intervención que viene atravesando desde el año 2005 a la fecha. Y esto es un perjuicio muy importante para los productores ganaderos medianos y pequeños, sobre todo para aquellos que desarrollan la actividad en las regiones más alejadas de los centros de consumo, como pueden ser el NOA y el NEA, donde todos sabemos que siempre es mucho más complicado producir y trabajar por todos los problemas y limitaciones adiciones que tienen al desarrollar una actividad rural dentro de una economía regional, distante de los puertos y de los principales centros de consumo.


En ese contexto ¿qué se propone al Gobierno desde la Sociedad Rural Argentina?


Principalmente estamos buscando para el sector ganadero alternativas en el corto plazo en pos de lograr adaptar las normativas vigentes que hoy limitan la exportación de carne, y tratar, a la vez, de proponer al Poder Legislativo Nacional que en el mediano y largo plazo apruebe una ley que impulse a la ganadería como actividad, a través de incentivos fiscales y crediticios. Creo que éste es nuestro objetivo primordial porque somos concientes de que la Argentina en los próximos años, de seguir con esta misma política gubernamental, va a tener que transformarse en un país importador de carne. Para la Sociedad Rural Argentina aproximadamente en 2011 ó 2012 tendrá que importar carne de países vecinos y esto es lamentable por la historia de un país que ha sido tradicionalmente exportador y reconocido por la calidad de la carne que llevó a todo el mundo. Aunque parezca difícil de creer, repito, si continuamos con esta política que no permite la exportación de carne y desalienta la inversión en todo el sistema ganadero, Argentina deberá empezar a ingresar carne del exterior, porque no estará alcanzando a producir lo que demanda el mercado interno. Hay que ver que la inversión en ganadería ha caído un 30 por ciento en los últimos tres años.


El sector ha mantenido encuentros con el secretario de Agricultura y Ganadería de la Nación, Carlos Chepi ¿fueron productivas?


Todo lo que sea diálogo es buenos y es productivo, porque cultivar el dialogo es algo bueno para el país incluso, pero hay que decir que en el aspecto de la política, a pesar de haber tenido diálogo, todavía no se ha podido avanzar mucho en ninguno de los temas o frentes que tenemos abiertos con el gobierno para la discusión en busca de soluciones para las distintas producciones que tenemos, léase leche, carne, trigo y maíz, entre otras. Entonces, vamos a seguir conversando o intentando que nos escuchen, y pensamos llevar a la mesa, en cada encuentro que tengamos con el Secretario, la problemática ganadera principalmente, proponiendo algunas alternativas de solución, a ver si tienen cabida dentro del gobierno para ser implementadas.


Se están faenando muchas hembras lo que es un dato perjudicial para la actividad y para el país.


Sí, efectivamente, a partir de mediados del año pasado se viene dando este fenómeno y viene en aumento al punto de que hoy estamos en un proceso de liquidación de vientres muy importante, donde se está perdiendo la fábrica de los terneros. Pensamos que si esto se prolonga en el tiempo, digamos uno o dos años más, evidentemente Argentina va a tener una producción muy baja en los próximos años de terneros y ahí es donde, ante un consumo muy alto de carne roja que existe en el mercado interno (casi 70 kilos per cápita por año) se puede llegar a dar la posibilidad de que nos transformemos en importadores de este producto.


La ganadería y la lechería son actividades que hasta aquí no se han desarrollado muy fluidamente en el NOA. ¿Puede ser que en algún momento comience a crecer la actividad en esta parte del país?


Justamente, desde la Sociedad Rural Argentina creemos que las provincias del NOA tienen mucho potencial y que por ello pueden albergar el futuro de la ganadería nacional. Creemos que va a ser una de las regiones del país con mayor posibilidad de crecimiento en materia de cría y engorde de ganado y también en producción lechera tiene mucho futuro a corto plazo, tanto para abastecer al mercado interno como internacional. La región NOA está incorporando tecnología, genética de avanzada, manejo, infraestructura, y nuevas variedades de pastura, todo eso, sumado a un manejo sanitario más eficiente creo que hace un paquete que hará la diferencia para transformar a la región en productora de carne y leche. Esto es algo muy bueno teniendo en cuenta que hasta aquí el Noroeste Argentino es una región que prácticamente ha sido importadora de carne del resto del país.


En materia de inversión dentro de la actividad ganadera, usted señaló recién que ha caído.


Si, mire, hasta el año 2005 la ganadería venía con una inversión de 900 millones de dólares por año y hoy esa cifra está alrededor de los 600 millones. Y, como le decía recién, el tema de la liquidación de hembras ha llegado a niveles récord este año con el agravante de que si se matan las hembras, se matan las fábricas de terneros; y si no hay terneros, hay menos carne; y si hay menos carne, los precios también deberían subir.


¿En la zona núcleo del país ¿se ha detenido la inversión ganadera?


Hasta que empezó el tema de la intervención en los mercados, la ganadería invertía mil millones de dólares por año y a partir del 2005 esta cayó a razón de un 30 por ciento anual. Así, todo el esfuerzo que hace el productor ganadero para llegar con un precio accesible al consumidor, se lo traga el sistema comercial y el intermediario. El gobierno debe saber que el 87 por ciento de los productores tienen menos de 500 cabezas, y que por cada 100 vacas que se van de La Pampa al NOA se pierden 21 terneros; las políticas de fomento tendrían que tener en cuenta eso.


Lo saco de la parte ganadera y le cuento que a través de Chepi, el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner ha reconocido que la soja no es un yuyo.


Sí, evidentemente la soja no es un yuyo, eso lo tenemos todos los productores bien claro y creo que el gobierno también lo tenía. Pero al dato quiero agregar que gracias a la soja se ha salvado el país de la grave crisis económica, social y política que sufrimos en 2001 y 2002, y gracias a la soja también el país se puede tomar el lujo de asumir medidas adversas en contra de la producción.


Y en materia ganadera, ¿el gobierno desconoce la realidad o también finge no conocerla?


Evidentemente hay falta de conocimiento por parte de los funcionarios de gobierno, tanto de Néstor como de Cristina Kirchner, respecto de cómo funciona el mercado de la carne. Hay que ver que los frigoríficos y los transportistas se quedan con una buena tajada de la rentabilidad de la producción de carne. Por eso desde la SRA decimos que se debe buscar un mecanismo que permita equiparar las utilidades. Reitero, el sector ganadero requiere de incentivos fiscales, líneas de créditos blandos y capacitación para mejorar los aspecto sanitario, alimenticio y tecnológico de la producción.

Por Fabián Seidán

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 32 y 33 de la edición en papel de la revista de Noviembre / Diciembre 2008.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman