Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Nov/Dic 2008


Opinión

En busca de políticas claras y duraderas para el campo

Entrevista: Roberto Frías Silva

La decisión de conformar y ser partícipe directo de la Mesa de Enlace Nacional tiene como idea principal poner límites al poder político en beneficio de las actividades vinculadas con el campo.

Revista PRODUCCION: En busca de políticas claras y duraderas para el campo
 

"La unión del sector es la que mostrará que en nuestro país ya no es posible llevar a cabo acciones individuales que no cuenten con el consenso de la gente y por eso bregamos por la derogación de los superpoderes, por ejemplo, entre otras medidas autoritarias del gobierno de turno", sostuvo Roberto Frías Silva, vicepresidente de la Sociedad Rural de Tucumán (SRT) quien se refirió a este tema y otros relacionados a la actividad productiva del campo en las provincias del NOA. El dirigente rural hizo principal hincapié en que la situación del campo empeoró con el paso del tiempo desde el año 2004 a la fecha, debido al aumento de los costos de producción, la baja de los precios, la sequía, las heladas las retenciones y la falta de políticas sustentables en el tiempo para las distintas actividades rurales.


El campo tucumano es un activo partícipe de la Mesa de Enlace Agropecuaria y principal actor en busca del diálogo entre el sector rural y el Gobierno.


Es así, primero porque el espíritu de la Mesa es delinear y llevar adelante una política clara para enfrentar las distintas problemáticas que tienen todos los sectores rurales de la región, llámese producción de caña de azúcar, citrus, soja, frutihorticultura o ganadería. La idea es poder elaborar un documento válido con todos los factores negativos que inciden en los distintos sectores para que la Mesa Nacional, una vez que se normalice el diálogo con el Gobierno, tenga a mano la real situación que tiene la zona del Noroeste Argentino, sobre todo cuando haya que analizar una de las asignaturas pendiente que tiene el Poder Ejecutivo que es el tema de las economías regionales. En ese marco, los pedidos pasan por el hecho de que de una vez por todas se termine con el intervencionismo del mercado interno, que se pueda libremente exportar los excedentes y que se cuide el mercado interno. Lo importante aquí es hacer conocer la problemática que tenemos en el NOA y es un espaldarazo más que se quiere dar al campo de Tucumán, Salta, Jujuy, Catamarca y Santiago del Estero desde las instituciones nacionales, a sabiendas de que la región NOA es una de las zonas más desprotegidas en lo que respecta en el contexto nacional en materia económica por la distancia que hay hacia los puertos. Creemos que las economías regionales son las que hoy en día deben tener el mayor apoyo, porque los números, hablando de costos, no cierran en ningún cultivo.


Se habla mucho de la importancia que está adquiriendo la actividad ganadera en la región, ¿usted lo ve así, cree que es factible desarrollarla y que perdure?


El tema ganadero está creciendo en la región, es verdad; y en muchos casos se está desplazando hacia la región norte desde los principales lugares productores debido al crecimiento del área sembrada con soja, y los lugares hacia donde se expande la ganadería son desde Tucumán hacia Salta diría yo, que es donde más se está asentando la ganadería en estos momentos. Sin embargo, a nosotros nos surge la real preocupación de que a ese desperar de la ganadería en el Norte del país se vea frenado por la falta de apoyo gubernamental, porque a pesar de que se está expandiendo en el NOA, usted sabe que aquí los números económicamente no están cerrando. Y para que tenga una idea le dio un ejemplo: en lo que respecta a "feedlot" se están dando reintegros a nivel nacional y acá, a Tucumán, no está llegando; y como los números no están dando, estamos viendo como ese empuje que puede llegar a tener la ganadería por el desplazamiento de la zona agrícola, a la larga se va a terminar complicando y ese pujante crecimiento se vería afectado.


En ese contexto se habla de la faena de muchas hembras.


Sí, muchas hembras se están faenando y la prueba está en que a los productores no les cierran sus ecuaciones económicas de costo de producción versus ganancias finales. Entonces no tienen otra que sacrificar a los animales. En nuestro país, a diferencia de lo que pasa en países limítrofes o vecinos, se hace todo a la inversa y mal, y un claro ejemplo es ver lo que pasa con el sector ganadero en Uruguay o Paraguay. En esos países podemos ver que están creciendo en exportación de leche ya hasta exportan hoy más que la Argentina, y también están creciendo en calidad de hacienda, en algunos casos nos han alcanzado y en otro hasta superado. Nosotros siempre tuvimos animales con genética de punta y hoy en día los países vecinos están tan bien como nosotros con el agravante de que Uruguay ya nos ha superado en producción de carne de calidad y Paraguay va rumbo a lo mismo, siendo que este país hace un par de año estaba con problemas de aftosa y hasta tenía las fronteras cerradas y hoy están demostrando como se tiene que trabajar.


¿Cree que el tema de la sequía y los problemas políticos desalienten la nueva campaña de soja y lleve a pensar a los productores en hacer otras oleaginosas o pensar en unirse a la ganadería?


Realmente no lo creo. El problema de la sequía es real y muy perjudicial para la campaña de cualquier grano grueso. Hace mucho que no llueve en las principales zonas productoras del país y eso ya produjo un problema serio al sector triguero ya que realmente ha bajado la producción y también ha afectado a la ganadería principalmente y a otras producciones como la lechera, que está con seria preocupación porque han bajado las napas freáticas y las pasturas se están terminando. No sabemos hasta dónde va a llegar este fenómeno climático. Pero en ese sentido creo que la gente seguirá haciendo soja, sobre todo porque es el producto más conveniente en materia de costos, que el trigo o el maíz. Pero desde mi punto de vista, creo que a pesar de que la soja es un producto que está andando bien, tendría que haber una complementación entre los tres cultivos (soja, trigo y maíz) porque realmente hay una perfecta sincronización técnica que son necesarias para el suelo por el tema de producción de nutrientes. En varias localidades de la provincia de Córdoba los tamberos regalaron terneros machos como protesta ante la pérdida de rentabilidad en el sector. Claro está, no podían darse el lujo de mantener un animal que cuando lo venden pierden hasta 200 pesos por cabeza. Los productores reconocen que un tambo promedio de 500 cabezas y con 400 pariciones anuales se perderían alrededor de 40.000 pesos ya que el costo de producción es de 350 pesos y los precios de venta no superan los 150 pesos. O sea, si un tambo común tiene 400 pariciones y con un 50 por ciento machos, se pierde por cabeza 200 pesos.


 


Datos estadísticos


•El Norte Argentino -sumando las regiones Noreste (NEA) y Noroeste (NOA)- tiene actualmente el 37 por ciento del stock vacuno nacional, y en los últimos años el rodeo creció en dos millones de cabezas; mientras que en la zona tradicionalmente ganadera -la pampaena- disminuyó en un millón de cabezas.


•El NEA tiene un índice de destete de 58 por ciento y el NOA de 52 por ciento (cuando debería estar en el 70 por ciento), y el 70 por ciento de los movimientos de hacienda es para ser faenada fuera de la región. Es decir hay problemas de productividad y de deficiencia en los circuitos comerciales e industriales en el norte.


•Otro dato a tener en cuenta es que los productores son muchos, muy diferentes y con objetivos distintos. De los 4 millones de cabezas que están en la región la mayoría está en explotaciones de menos de 200 animales.


•El problema de la ganadería pasa más por los altos costos de producción que por precios muy bajos. Los valores del kilo vivo no difieren mucho de los históricos y para salir de la cuestión la actividad está obligada a aumentar la productividad.


•En el Norte la ganadería crece mucho pero no es acompañada con el sector industrial: faena poco e importa carne de otras regiones, específicamente el rezago de exportación.


•En el Norte se faenan 800 mil cabezas pero se mueven 2,4 millones para ser procesadas en frigoríficos de Rosario o Santa Fe.


•Algunos de los problemas que enfrenta el sector, como el del valor del kilo del ternero en pie que sigue igual que hace dos años, pero sus costos de producción se incrementaron entre el 60 y el 100 por ciento.


•Mientras la ganadería en la zona pampeana se achica, la del Norte crece y ya tiene el 38 por ciento del rodeo vacuno nacional.

Por Fabián Seidán

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 30 y 31 de la edición en papel de la revista de Noviembre / Diciembre 2008.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman