Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       

 Agroindustria
Regresar al Sumario Noviembre / Diciembre 2007

Azúcar: Dulce Futuro para el NOA

Entrevista: Julio Colombres

El sector azucarero no tuvo un buen año, pero no se quejan ya que las perspectivas para la "Madre Industria" es más que auspiciante. A todo, se debe sumar el etanol como un producto que dinamizará aún más al cultivo de la caña.

A pesar del vertiginoso crecimiento de la producción citrícola en los últimos 12 años, y de la terrible expansión de la soja en los campos del Noroeste argentino, la industria azucarera sin duda sigue siendo la principal actividad agro-productiva de Tucumán, Salta y Jujuy, donde descansa gran parte de la economía y la creación de empleo de varios pueblos.
El fin de la convertibilidad en 2002 y nuevas reglas de juego en la economía internacional trajo a este sector una nueva posibilidad de crecer y de la mano de industriales más serios y comprometidos con el medio, no se desaprovechó la oportunidad. Hoy la azucarera trabaja a full y de no ser por cuestiones climáticas adversas (ocurrencia de fuertes heladas y lluvias en la etapa de cosecha) podría haber logrado un récord productivo, una mayor exportación de excedentes y obtenido ingresos por 2.600 millones de pesos a razón de $ 1,00 el kilo de azúcar vagón ingenio. En efecto, en principio, y sólo para Tucumán, se calculaba una producción de 1,7 millón de toneladas del endulzante natural, pero por las inclemencias de la temperatura antes mencionada, se perdieron alrededor de 350 mil toneladas.
Sin embargo, algo bueno salió de esta situación y es que se pudo comprobar la elevada resistencia de la variedad LCP 85-384 a las heladas, siendo ésta la más difundida en Tucumán. Y es que se trata de una variedad con más tallo y más compacta que otras que se desarrollan en cañaverales más abiertos.
PRODUCCIóN consultó al presidente del Centro Azucarero Regional Tucumán (CART), Julio Colombres, sobre los principales aspectos que rodearon a la zafra 2007, como así también sobre las posibilidades de producción en la próxima campaña y el comportamiento del mercado internacional con el que se podrían encontrar cuando en mayo de 2008 pongan a funcionar sus trapiches.

Finaliza la zafra azucarera 2007 y en Tucumán ¿qué conclusiones ha dejado en cuanto a producción, rendimiento fabril de la materia prima y capacidad de molienda?
A la cantidad de problemas de todo tipo que debimos enfrentar (lluvias que afectaron el arranque de la zafra, crisis energética, heladas intensas y largas, lluvias en primavera) nos permite llegar a conclusiones definitivas salvo en lo que hace a la capacidad de molienda que pasó de 100 a 110 mil toneladas por día. El rendimiento fabril demostró que la variedad 85-384 es extraordinaria, habiendo soportado heladas como hace mucho que no se producían y hemos llegado a fines de octubre con rendimientos en algunos tablones superiores al 10%.

El año resultó favorable para las exportaciones, ¿el precio internacional acompañó al producto?
No acompañó ni la producción debido a las fuertes heladas que acontecieron entre fines de junio y agosto; por otra parte, tampoco el precio favoreció ya que, en promedio, cayó 100 dólares por tonelada.

¿Cómo se comportó el mercado interno. Hubo aumento de consumo como en otros productos alimenticios, el precio acordado favoreció o perjudicó al sector?
Hubo aumento del consumo, entre otras razones por sustitución de fructosa que aumentó significativamente su precio por el incremento del precio del maíz, como también por crecimiento de la demanda. El precio controlado nos afectó pues no permitió que la disminución de la oferta, por causa de las heladas, fuera compensado o equilibrado por el aumento del precio que hubiera sido la consecuencia natural.

Las heladas y las restricciones energéticas ¿fueron los únicos factores externos que evitaron una producción mayor en este 2007 o hubo otros inconvenientes?
Básicamente cierto, pero también lo fueron las lluvias y el exceso de reparaciones e inversiones en fábricas que realizamos y que superaron la capacidad de los talleres proveedores. Todo eso retrasó el inicio de la zafra azucarera en Tucumán, principalmente.

Se habla mucho de la producción de etanol, de un nuevo negocio que se abre para la agroindustria. ¿Usted cree que ésto será redituable? ¿Qué efecto tendrá en la producción azucarera de Tucumán?
Entiendo que sí. Es pensable que en una primera etapa se sustituya la producción de azúcares crudos de bajo precio por etanol y en una segunda etapa un crecimiento en la producción total de la Argentina no solo de Tucumán en caña y en consecuencia en alcohol y azúcar.
La inversión en las fábricas y en los surcos fue importante en los últimos dos años, se espera continuar con ese ritmo en 2008.

¿Cuáles son las perspectivas de producción para la próxima campaña?
Creo que debiéramos esperar la producción que se esperaba para este 2007 pero que no se logró, o sea algo así como 1,7 millón de toneladas, en el mejor de los casos, como estimó la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres tras su informe satelital sobre el cañaveral disponible en la provincia.

El costo de producir azúcar ¿se incrementó en los últimos meses, cómo influye la inflación dentro de esta actividad fabril?
Es muy preocupante el crecimiento de nuestros costos. En general todo lo que tiene que ver con metales, electrónica y agroquímicos ha tenido un crecimiento muy por encima del aumento de los productos. Los salarios también subieron por encima de la inflación y eso en definitiva termina afectando al sector.

¿Cómo observa al mercado mundial del azúcar?
Luego de la importante suba de 2006 como consecuencia del fallo de la Organización Mundial de Comercio que condenó a la Comunidad Económica Europea a desmantelar el sistema de subsidios al azúcar, la producción mundial aumentó significativamente. Se espera que en 2009 la producción de India -que fue el principal causante de la caída de los precios, en razón del impresionante crecimiento del 100% en 2007-, se reduzca, por lo que se produciría una tonificación del precio como también por el aumento del precio del petróleo que incide vía sustitución de azúcar por alcohol en la oferta mundial.

Por Fabián Seidán
de Producción



Esta nota fue publicada en las páginas Nº 50 y 51 de la edición en papel de la revista de Noviembre / Diciembre 2007.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman