Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Nov/Dic 2007


Perspectivas

Los sojeros ya piensan en una campaña récord

A pocos días del inicio de la siembra, los productores esperan que el suelo se cargue con la humedad suficiente para comenzar a trabajar esperando que la campaña sea superior a la del ciclo pasado y aprovechar así los buenos precios de la oleaginosa.

Termina la campaña del trigo y los productores del NOA no pierden tiempo para comenzar con las labores que les permitan alcanzar una buena cosecha sojera. Posiblemente sea algo "temprano" para referirnos a este cultivo de verano, sin embargo los muy buenos indicios que hacen suponer en la llegada de una producción récord en este 2008 llevaron a requerir información de los que más saben sobre las perspectivas de este grano, principalmente en lo que hace a las posibilidades de crecimiento y desarrollo sostenible en el tiempo, más teniendo en cuenta que la superficie sembrada con soja en la campaña agrícola 2007/08 ascendería a 16,8 millones de hectáreas, un 4,3% más que en la temporada anterior. En números absolutos se cultivarían unas 700.000 hectáreas adicionales respecto a 2006/07, fundamentalmente por la expansión en zonas norteñas no tradicionales donde el área dedicada al cultivo crecería 17,3% en las provincias del NOA y del NEA, a expensa de otros productos.
En ese contexto, quienes fueron consultados coincidieron en la necesidad de "buenas lluvias" en noviembre y diciembre para poder afirmar que la campaña será récord, en caso contrario, sólo se alcanzaría una producción algo similar a la realizada en el ciclo anterior.
Pero la lluvia no es el único factor que hace suponer una campaña exitosa, sino el hecho de que en los campos de Tucumán, Salta y en menor medida Santiago del Estero, aumentó la rotación de la soja con el maíz, lo que generaría mejores rindes en la oleaginosa y mayor sustentabilidad a sus campos.
El presidente de la Sociedad Rural de Tucumán, Víctor Pereyra, comentó al respecto que de acuerdo a conversaciones con otros productores de soja, la campaña 2007/08 podría ser buena en la medida de que se logren buenos perfiles de humedad en los suelos. Para el dirigente ruralista, el clima será fundamental en la campaña, teniendo en cuenta que se habla de un año poco llovedor. "Hay muchas versiones sobre la llegada del efecto climático La Niña, que trae poca agua, aunque según los meteorólogos, este hecho se producirá con mayor énfasis en las provincias centrales del país y no tanto en el NOA, donde esperamos un año normal en lo que hace a precipitaciones", apuntó.
Pereyra explicó que todavía no se armó el perfil del suelo para poder sembrar. "Creemos que la campaña dará inicio en la segunda mitad de noviembre y continuará hasta enero y febrero cuando se aprovechan más las lluvias para poder lograr una cosecha récord o bien, similar a la pasada.
Asimismo, reconoció que el buen precio del grano incentiva a hacer soja aunque aclaró que en lo posible hay que trabajar con la rotación del cultivo por el bien de la unidad productiva. "Si bien la ecuación de la soja es mejor a la del maíz, el productor debe ser conciente de que debe cuidar el patrimonio suelo y rotar la tierra", señaló.
Sostuvo además que Tucumán está al límite de tierras disponibles para cultivar y por eso, si se logra una producción mayor, seguramente se deberá a un aumento de la productividad y los rindes del grano por hectárea que por ampliación de la zona cultivada.
Finalmente mostró preocupación por una versión que indica que en los próximos meses se propiciaría una suba de 10% más en las retenciones a las exportaciones de soja y sus derivados, que actualmente alcanzan al 27,5% para el poroto de soja y del 24% para sus derivados (aceite y harina).
El director del INTA Santiago del Estero, Luis Tomalino, también coincidió con un panorama alentador para el cultivo de soja y para ello se basa en la buena campaña lograda el año pasado y a los buenos precios que acompañan a la oleaginosa en estos momentos y a futuro: hoy superan los $800 la tonelada y a futuro cotizan en U$S240 la tonelada. "Hay enormes expectativas entre los productores santiagueños, y por eso quieren realizar una campaña tan exitosa como la anterior", destacó.
En ese sentido, se animó a decir que la producción de soja va a crecer porque se demoró el tema de la lluvia en zonas donde se hace girasol por lo que no hubo mucha siembra de esta oleaginosa. Entonces esas zonas serán cubiertas por soja. "El año pasado a los sojeros les fue bien, en general, los rendimientos fueron buenos pero hay que aclarar que en Santiago todo es muy zonificado y hay zonas donde no les fue tan bien, porque las precipitaciones no acompañaron en el momento justo", indicó.
También dijo que donde la soja tiene muchas posibilidades de crecer es en la región de Bandera, Quimilí y toda la zona que colinda entre Santiago del Estero y Tucumán, en el departamento Pellegrini.
En otro orden, Tomalino sostuvo que el tema de rotación de los suelos en esa provincia es cada vez mayor. "A pesar de los precios altos que obligan a hacer soja sobre soja hay mucha conciencia entre los productores y propietarios de las tierras al punto tal de que estos últimos, en caso de arrendar el terreno, ponen como condicionante el tema de la rotación. Hay productores que van adoptando la tecnología y buscan ser más eficientes lo que se traduce finalmente en mejores resultados", sentenció.
El presidente de la Cooperativa Unión y Progreso de La Ramada de Abajo, José Antonio Martínez precisó que el sector agrícola ya está listo para comenzar tras levantar todo lo que hace al trigo. "Desde hace un par de semanas nos venimos preparando con la compra de insumos y todo lo necesario para la siembra que dará comienzo a mediados de noviembre en Tucumán cuando el perfil del suelo esté en las condiciones necesarias para el laboreo".
"Estamos escuchando los pronósticos del tiempo y todos dicen que será de normal a seco, que será un año poco llovedor y por eso muchos van a querer aprovechar las primeras lluvias de octubre para comenzar a sembrar".
Para Martínez, los productores siempre tienen confianza de que el clima será favorable, que todo va a venir bien, y por eso cuando el suelo tiene perfil suficiente de humedad comienza con la siembra. "Ojalá que el clima sea como el año pasado, ya que para el trigo fue bastante seco".
Ante la consulta sobre un posible aumento del área sembrada, el dirigente agropecuario advirtió que siempre se busca hacer más soja o ampliar la producción, pero en Tucumán se chocan con la realidad que dice que el área agrícola es muy chica y todo es muy restringido.
Recordó que en la zona del pedemonte siempre se comienza primero y luego en enero se hace en la parte Este de la provincia, lindante con Santiago del Estero. "El pedemonte es una zona segura, con ciclo corto, mientras que en el Este, la siembra se atrasa y los ciclos son más largos.
El ingeniero Alejandro Sentana, Jefe de la Agencia INTA Metán, provincia de Salta, también opinó que todo está listo para que la próxima campaña de soja sea exitosa a pesar de que hasta aquí no llovió lo suficiente en la zona.
"En noviembre empieza a llover y es la época propicia para comenzar con las tareas de siembra aprovechando la humedad del suelo", resaltó.
Para el funcionario del INTA, ya el año pasado les fue muy bien a los productores del sur de la provincia por lo que hubo buenas cosechas de maíz, soja y poroto negro.
Según un sondeo, la superficie productiva de soja se mantendrá casi inalterable.
"En Metán y todo el sur de Salta (Rosario de la Frontera) hay unas 80 mil hectáreas destinadas a la soja ya que es una zona segura de precipitaciones, lo que permite rendimientos normales en el grano, o sea, estamos hablando de 350 milímetros de agua que hace que ésta sea una zona muy buena en rendimientos. Si dentro del área sumamos al departamento de Anta, entre las tres localidades mencionadas alcanzamos las 200 mil hectáreas de soja, lo que significa prácticamente el 80% de la superficie cultivada con esta oleaginosa en Salta".
Para Sentana, la producción de soja crecerá en Salta aunque no en hectáreas. "Nosotros manejamos información de que habrá buenas precipitaciones en el verano por lo que es dable que mejoren las condiciones del cultivo, entonces puede aumentar la producción en igual cantidad de hectáreas.
Todos los consultados estiman que la campaña será mejor que las últimas cuatro, con rendimientos promedio superiores a los de la cosecha pasada. En la temporada 2006/07 Tucumán sembró una superficie de 281.450 hectáreas con soja y Santiago del Estero algo más de 851.000 hectáreas globales.

Por Fabián Seidán
de Producción



Esta nota fue publicada en las páginas Nº 36 y 37 de la edición en papel de la revista de Noviembre / Diciembre 2007.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman