Revista ProduccionRevista Produccion

     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     
Regresar al sumario

May/Jun 2019


Empresas y Empresarios

el campo que viene: con robots y técnicos especialistas en inteligencia artificial

Gustavo Grobocopatel

Entrevista: Gustavo Grobocopatel

Gustavo Grobocopatel es un empresario exitoso y palabra autorizada para decir hacia dónde van las transformaciones del sector rural. El valor agregado y la competitividad son los dos pilares.

Revista PRODUCCION: el campo que viene: con robots y técnicos especialistas en inteligencia artificial
 

El empresario agroindustrial Gustavo Grobocopatel, CEO de "Los Grobos", grupo económico con eje en la producción y exportación agroindustrial alimentaria en Argentina, Paraguay y Uruguay, uno de los mayores productores de soja del país (cuenta con más de 200 mil hectáreas), estuvo en Tucumán para participar de la FENOA 2019, oportunidad en la que dio una conferencia y habló con Revista PRODUCCIÓN.


El empresario, accionista mayoritario de la empresa que comenzó siendo familiar con cuatro integrantes y hoy forma parte de un grupo que emplea a 700 personas, se refirió al contexto actual del campo, al modelo productivo que se viene, a la relación del sector con el gobierno, a las exportaciones, el valor del dólar, a las elecciones, a las discusiones sin sentido y a la competitividad.
También habló del costo del ajuste y el gran esfuerzo que hacen las empresas para sostener al país. Tiene planes de abrir nuevas sucursales en Córdoba y tener presencia en el NOA, aunque sin una fecha determinada.


Cosecha récord


"En el sector agropecuario tenemos una cosecha récord, ese es un buen dato, el mal dato es que los precios de los granos han caído un 20 por ciento y que, de alguna manera, licuaron ese beneficio de la mejor cosecha. Pero de cualquier manera creo que es un ejercicio positivo, con todas las incertidumbres y expectativas que hay en un año eleccionario".


Período complicado


"La política económica actual con la presión impositiva que hay en el campo realmente es muy difícil crecer, ahorrar e invertir. Se entiende también que es un período muy complicado para el país donde el campo tiene que ayudar. Así que el campo está apoyando de una manera u otra, tratando de ayudar a que la sociedad transite este camino con el menor dolor posible".


Precios e impuestos


"El precio internacional de los commodities afecta al sector agropecuario y también a la Argentina porque entran menos dólares y se recauda menos. Es un problema, no tenemos suerte parece, porque cuando tenemos mayor producción caen los precios".


Expansión hacia el NOA


"Es real. Estamos pensando en expandir el negocio (Los Grobos) hacia la región NOA. Estamos en un proceso de aumento de cantidad de sucursales, algo en Córdoba y algo en el NOA, todavía sin definir. La empresa nuestra es de venta de servicios y de productos. La idea sería vender a los productores de la región y facilitar un poco el proceso productivo".


Volatilidad en los rindes


"La producción de soja en la región es muy buena. El NOA es una zona muy importante pero con mucha volatilidad de rindes. Es ahí donde hay oportunidades de mejorar eso a través del uso de tecnología".


El cierre de Viluco


"El cierre de la planta de producción de biodiesel Viluco en Santiago del Estero la vemos con mucha preocupación, siempre que cierra una empresa es algo lamentable"


.Inundaciones en Chaco


"Las inundaciones en Chaco no afectan la producción récord de granos del país. Realmente es un problema muy grave para el Chaco, pero en términos para la Argentina no es tan significativo. No importa si el campo es trabajado por sus propios dueños o por gente que los arrienda. Lo importante es que haya buenos productores y emprendedores que usen tecnología".


Los biocombustibles


"La mayor producción de biocombustibles en el país es muy positiva, para el desarrollo del sector porque es una alternativa más de colocación del aceite del girasol y del maíz, que le da un flujo mayor al mercado, aumenta la demanda".


El éxito


"El éxito es un breve período entre dos fracasos, y en realidad el fracaso es un activo si uno aprende. Si uno no aprende nada, no se transforma en un activo. Nosotros vivimos en una sociedad que debate a los gritos en la calle por lo general, y que prefiere tener razón a aprender. Siempre que hay una conversación, ahora que está de vuelta la agenda del diálogo, más que diálogo es explicarle al otro ‘por qué yo tengo razón’. En la medida que no cambiemos esa lógica, el funcionamiento de la sociedad va a ser muy difícil".


La competitividad


"Escuchaba por ahí que la gente se pregunta cuánto tiene que valer el dólar, probablemente uno de los pocos lugares que yo conozco es la Argentina en donde el valor del dólar determina si la gente está feliz o triste. O determina si te va bien o te va mal. O determina si comprás o vendes. O determina sin la elección va para un lado o para el otro. Y en realidad, desde mi punto de vista, el dólar no es la causa de la competitividad, sino la consecuencia. Si la competitividad de tu economía es mala, se necesita tener un peso más débil para poder sustentar los negocios. Si al dólar no lo corrige la política lo corrige la devaluación. Entonces la devaluación corrige los problemas de competitividad de la economía. Mientras no tengamos una economía competitiva, es muy difícil estabilizar el valor del dólar, o tener un dólar a un valor adecuado para la capacidad de consumo estable. Ahora, construir competitividad es un trabajo complejo, que lleva tiempo, que necesita disciplina, y necesita coraje. Porque la construcción de la competitividad depende justamente de la productividad de las empresas, y esa productividad está vinculada con la investigación y el desarrollo, esa productividad en las empresas está desafiada por las nuevas tecnologías. Si nosotros seguimos pensando en empresas del siglo pasado seguramente vamos a estar construyendo algo que no va a ser nunca competitivo. La investigación es clave y la educación en investigación y desarrollo es clave".


Entretenidos con el dólar


"Nosotros estamos entretenidos en el valor del dólar, entretenidos en la discusión de lo cotidiano, y no le ponemos foco a lo que nos puede llegar a generar resultados a más largos plazos y más estables que es la innovación".


Mano de obra calificada


"Un segundo punto tiene que ver con la calidad de la mano de obra y los talentos. El problema de la Argentina no es un problema salarial, es un problema de la productividad de la mano de obra vinculada con el salario. Se puede tener salarios muy altos de gente muy productiva y calificada, y en realidad eso ayuda a la competitividad, y esa competitividad seguro te deja oportunidad para pagar salarios altos. Pero si no hay productividad en la mano de obra, los salarios necesariamente tienen que ser bajos. La competitividad depende de la inserción de la Argentina con el exterior. Si no tenemos tratados de libre comercio o habitualidad exportadora, es muy difícil exportar y ser competitivo en un mundo donde que cada vez hay más jugadores que juegan para tratar de sacarte del lugar que tenías".


El Estado


"Si el Estado es de mala calidad, y si además es grande, la competitividad empresaria baja enormemente, porque los impuestos que se pagan son muy altos y esos impuestos son los que deprimen la competitividad. Hay países como los escandinavos que pagan muchos impuestos y son competitivos porque tienen estados de calidad que dan servicios publicos que permiten que los países sean competitivos, porque nadie se preocupa por la seguridad, la educación, la salud que son bien dados por estados de alta calidad".


La inversión


"Además de todas las cuestiones anteriores, la competitividad se da con inversión de mediana y largo plazo, y ese tipo de inversión se incentiva cuando hay instituciones de calidad. Si nosotros tenemos reglas de juego claras y se sostienen en el tiempo, los empresarios y los inversores toman decisiones a largo plazo".


Mirar el futuro


"Nosotros (Los Grobos) siempre tomamos decisiones de largo plazo. Acabamos de anunciar un inversión de 100 millones de dólares en la compañía. En estos momentos. Es el unico caso donde no sólo se anuncian sino que los accionistas (varios fondos del exterior) ya depositaron el dinero en la compañía. Nosotros estamos pensando en el largo plazo porque estamos votando cuando invertimos. Votamos por el futuro. Nosotros tenemos esperanzas de que el país salga adelante. Y que el sector agropecuario es un buen sector para invertir".


La Republica y la democracia


"Si nosotros no tenemos una republica consolidada con división de poderes, con un poder judicial de calidad, si no tenemos una democracia consolidada con alternancia de partidos políticos, es muy difícil pensar que va a haber estabilidad de mediano y largo plazo. Los empresarios en general votamos alternancias y votamos justicias de calidad. Todo eso hace a la construcción de la competitividad. Esa es la agenda que viene y así la tiene que entender quien asuma la presidencia".


Qué espera de los candidatos presidenciales


"Yo espero que hablen de las reformas que hay que hacer. La reforma impositiva, la reforma del Estado, la reforma de la política, la reforma previsional que la verdad ya no se puede sostener. Cada vez hay más jubilados. Por suerte vivimos más. La reforma impositiva porque se puede recaudar más pagando menos impuestos, simplemente ensanchando la base de la recaudación. El desafío es que todos paguemos menos pero que todos paguemos. Hay una serie de reformas Educativa también, porque estamos enseñando con contenidos y tecnología del siglo pasado. Todo eso hace a los pilares de la construcción de la competitividad".


Del granero del mundo al supermercado


"Yo creo que lo de supermercado se queda corto. En realidad uno tiene que hacer lo que puede y lo que los clientes le mandan (o demandan). Algunos clientes van a demandar productos con valor agregado, en general todos los países tratan de hacer el valor agregado dentro de su país. Pero el valor agregado no está sólo en el producto, también está en el proceso. Uno puede seguir vendiendo soja, o aceite o harina, y el valor agregado está en la tecnología que ocupa para producir esa soja. Nosotros vamos camino hacia un cambio sustancial en el campo, con la robotización, con las nuevas semillas listas para usar revestidas de microorganismos, con el uso de la inteligencia artificial para cosechar datos además de granos, y que esa cosecha de datos nos permitan tomar mejores decisiones de gestión. Y vamos hacia una agricultura totalmente diferente donde los agricultores probablemente sean reemplazados por técnicos, el especialista en inteligencia artificial, en robótica. Vamos a seguir produciendo granos de soja, pero la innovación va a estar en cómo se produce. Y va a haber más productividad y menos costos por tonelada".


El Valor Agregado


"Valor agregado es también hacer las cosas más baratas. Mucha gente piensa que valor agregado sólo está en vender un producto de más dólares por tonelada, pero también es vender más toneladas porque son más baratas, también es valor agregado. Nos vamos a ir a un panorama donde todo eso va a estar en el mapa y vamos a poder vender lo que queramos. La producción agrícola no solamente va a servir para producir granos pues ya estamos hablando de una agricultura posgranaria es decir, además de cosechar granos se va a poder cosechar rastrojo, y con esa celulosa hacer azucares, hacer biocombustibles, hacer asfaltos. Es decir que nosotros podemos empezar a transformar el campo en una inmensa fábrica donde los vegetales son las fábricas que usan energía solar que es una energía renovable, no tienen chimenea, no emiten dióxido de carbono sino que lo consumen. Vamos a una transformación. Todo eso es construcción de competitividad. Mientras nosotros estamos distraídos todos los días pensando cuánto vale el dólar, en el mundo están ocurriendo cosas que van en ese sentido y que nos están haciendo perder el ritmo a nosotros porque nos distraen".


De la degradación del suelo a la conservación


"Tengo 35 años de profesión soy ingeniero agrónomo, desde 1984, la década del 80 es la década perdida. En esos momentos el precio de los granos eran muy bajos, y había muchas dudas si iba a haber o no demanda. Teníamos una duda existencial, qué debíamos producir porque el mundo no demandaba lo que producíamos. El segundo problema era que había mucho deterioro de los recursos naturales, erosión hídrica, erosión eólica, degradación de suelos, entonces hacíamos una gestión del deterioro. Yo fui años profesor de manejo y conservación de suelos e investigador, donde tratábamos de que se deteriore lo menos posible. Con la tecnología en estos 35 años, la siembra directa, la biotecnología, el cambio de moléculas químicas de mucho impacto sobre el medio ambiente a una de menor impacto, las nuevas formas de organización logramos una agricultura que es mucho más conservadora de los recursos. Ya se sabe que los suelos pueden mejorarse con el uso, con la siembra directa. Antes nosotros les entregábamos a nuestros hijos suelos peores, ahora le podemos entregar suelos mejores".


Innovación y tecnología


"Creo que viene toda una evolución de los agroquímicos hacia productos biológicos que van a servir para hacer controles biológicos, ya se habla de controles de malezas con aparatos sin usar productos químicos, son como rayos que queman las malezas. Obviamente la biotecnología ahora con la nueva tecnología creo que viene un mundo mejor en ese sentido".


Cambiar el miedo por la esperanza


"Creo también que la sociedad tiene por lo general miedo, no entiende para donde va la pelota, y creo que los empresarios, los políticos y los periodistas, líderes sociales, tenemos que empezar a debatir estas cosas para transformar el miedo en esperanza. La gente tiene que dejar de votar con miedo, la gente tiene que volver a votar con esperanza. Y si los políticos y los empresarios sólo hablamos del miedo, estamos generando un ambiente que nos lleva al Medioevo. Hablar de esperanza no es ser optimista tonto, hablar de esperanza es decir las cosas de manera objetiva, como son, científica, mostrar que hay un camino, el mundo espera muchas cosas que hay en la Argentina: alimento, energía. Si direccionamos nuestra energía en un futuro esperanzado yo creo que vamos a poder construir una sociedad competitiva".t

Revista PRODUCCION: el campo que viene: con robots y técnicos especialistas en inteligencia artificial
 
Para Producción: Fabián Seidán

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 16, 17, 18 y 20 de la edición en papel de la revista de Mayo / Junio 2019.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2019 Revista Producción. Repblica Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman