Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

May/Jun 2015


Caña de azúcar

El azúcar no endulza los bolsillos de cañeros e industriales

El sector atraviesa momentos difíciles y, a pesar de que la producción es buena, el bajo precio del producto en el mercado interno y externo genera incertidumbre. La salida está en la producción de combustible y estrategias de comercialización apoyadas desde el Estado. El ministro de Agricultura, Carlos Casamiquela, aportó soluciones.

Revista PRODUCCION: El azúcar no endulza los bolsillos de cañeros e industriales
 

Referentes de las principales fábricas azucareras de la región están preocupados por la crisis que vive el sector debido a los bajos precios que presenta hoy el dulce producto y por eso solicitaron respaldo de los gobiernos de Tucumán, Salta y Jujuy para que la agroindustria regional reviva en el NOA.
La idea es que se gestione ante la Nación un aumento del corte de alcohol en naftas, para que se pase de un 10% a un 12%, el cupo a base de caña de azúcar.
Los industriales azucareros consideran se si amplía el porcentaje de alcohol de caña para bioetanol se podría revertir el actual escenario económico del sector, marcado por la sobreoferta de azúcar en el mercado interno y, por ende, en el bajo precio interno del producto, en un contexto de altos costos de producción y cosecha debido a la inflación reinante.
Y la propuesta es que se aumente el corte en 2 puntos porcentuales.
Los industriales reconocen que la actividad azucarera vive nuevamente el drama de los precios ya que son los mismos que reinaban hace cuatro años y, para el colmo, los valores del mercado internacional están más bajos que entonces.
En el medio, resurgieron los reclamos de los productores cañeros, quienes manifiestan una dura situación de quebranto financiero y económico a raíz del derrumbe del precio de la bolsa de 50 kilogramos a 220 pesos debido a la sobreoferta en la plaza por culpa del incumplimiento de las exportaciones pactadas por parte de los industriales como así también la baja participación del sector en el plan de energía.
Para los cañeros, incrementar el cupo de Bioetanol significa que más azúcar va a ir al mercado de los combustibles y por ende, menos al mercado internacional o a la elaboración de azúcar para el mercado interno. Un dato a tener en cuenta es que en 2014, el sector azucarero fue superado por los rendimientos de las plantas de producción a base de maíz. Con el aumento del corte se busca un mejor precio del producto que compensa los costos que tienen la producción y fabricación de azúcar.
Los productores cañeros, pidieron al Estado que intervenga y haga cumplir una serie de medidas tendientes a equilibrar el mercado y evitar el quiebre económico y social de la actividad.
Entre las posibles salidas que el Gobierno ofrece como salida se enumeran el inicio de gestiones para obtener financiamiento para la zafra 2015, a través de una línea del Banco de la Nación. Las partes también conversaron sobre la posibilidad de establecer otra línea de crédito mediante el Grupo Macro, para aquellos cañeros chicos que no son sujetos de créditos. El Estado se presentaría como garante y se aplicaría el sistema warrant, ya que muchos cañeros chicos no están bancarizados y otros tampoco son sujetos de créditos, en referencia al financiamiento como única alternativa para cubrir los costos de producción.
También entre el gobierno de Tucumán, junto al Ministerio de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación de la Nación analizaron la implementación de proyectos regionales para los productores como apoyo en medio de la crisis.
Juan Luis Manzur, vicegobernador, y Carlos Casamiquela analizaron proyectos productivos de desarrollo regional en el marco del apoyo de las economías regionales y acompañar así a los pequeños y medianos productores tucumanos.
Casamiquela se refirió a la prioridad del Estado Nacional de acompañar proyectos de fortalecimiento productivo, que estimulen el arraigo rural y la agregación de valor. "Tenemos como política pública generar los mecanismos que permitan la generación de valor en las diferentes regiones del país, consolidando las organizaciones de productores y fortaleciendo las cadenas productivas", dijo el Ministro, acompañado del jefe de Gabinete, Héctor Espina.
"Básicamente la reunión consistió en hablar de la realidad de Tucumán en sus diferentes actividades, del desarrollo de sus planes nacionales, de qué manera se están implementando en la provincia y fundamentalmente el hecho de generar riqueza y mano de obra genuina para los tucumanos", señaló Manzur.
En relación a la zafra, el vicegobernador destacó: "Tuvimos algunas dificultades climáticas, pero yo creo que hoy sumando esfuerzos entre el gobierno nacional y la provincia, con los productores, con los industriales, los solucionaremos. Las dificultades disminuyen cuando se actúa en forma conjunta".
Vale destacar que en su última visita a la ciudad de San Miguel de Tucumán, Casamiquela, y el gobernador de la provincia, José Alperovich, firmaron convenios por un total de 19.945.455 pesos, que se enmarcan en el Programa Para Incrementar la Competitividad del Sector Azucarero del NOA, que es ejecutado por la Unidad para el Cambio Rural (UCAR), destinados a 10 cooperativas de productores cañeros.
Desde el MAGyP se está trabajando en una estrategia de comercialización alternativa para los pequeños productores cañeros, y en aprovechar y potenciar proyectos productivos destinados a mejorar las condiciones de producción (maquinaria, infraestructura, compra de insumos, etc.) así como también agregar valor a la producción.


La producción de azúcar en Tucumán


"Las buenas condiciones meteorológicas imperantes durante toda la zafra 2014 permitieron recuperar niveles históricos de producción", comentó Manzur. Durante la campaña 2014 en el país se sembraron poco más de 347 mil hectáreas de caña de azúcar, mientras que en Tucumán se cultivaron 265 mil hectáreas, lo que representó un 76% de la superficie total. La provincia produjo 14.527.814 toneladas de caña verde, con un rinde fabril promedio de 10.29% lo que determinó una producción de 1.078.131 toneladas de azúcar, y de 1.495.894 toneladas destinadas a la elaboración de alcohol. El rendimiento promedio de la zafra 2014 se estimó en 56,7 toneladas por hectárea, registro levemente superior al del año anterior.


A nivel país, la zafra finalizó con una molienda de 24.600.000 toneladas de caña de azúcar, que arrojó un rendimiento sacarino promedio a nivel nacional de 9,503%.
En la oportunidad la producción de azúcar "físico" fue de 1,94 millones de toneladas y la de etanol hidratado de 475.000 metros cúbicos (m3). Dados los valores mencionados, y después de satisfacer adecuadamente la demanda del mercado interno (1,7 millones de toneladas de azúcar), el excedente total alcanzó al 26,49%, del cual se destina a exportación unas 240.000 toneladas de azúcar.
El saldo será destinado al Plan de Bioetanol Combustible, en el que la actividad participa tiene hoy un volumen estimado de 340.000 m3.
Producto del trabajo realizado por el Programa para Incrementar la Competitividad del Sector Azucarero del NOA, alrededor de 1.800 pequeños productores (menos de 50 has), de los 4 mil que existen en la provincia de Tucumán, ya cuentan en forma directa con diferentes herramientas que han logrado desde el 2013 hacer más competitiva su producción tanto productiva como comercial. La meta de este Programa, que lleva invertidos alrededor de 20 millones de pesos en los diferentes planes de acción que ejecuta desde el año 2013, es fortalecer a la mayor parte de los pequeños productores de esta provincia que consiste en mejorar la calidad de sus cañaverales, acceso a tecnología, maquinarias, estudio de suelos y fortalecimiento de las organizaciones.
En septiembre del año pasado el Gobierno nacional dispuso de manera oficial un aumento progresivo del corte de bioetanol en las naftas. De esa manera, se proyectó que la proporción de etanol en la mezcla se alcance un 10% en diciembre de ese año.
Según resolución 44/2014 de la Secretaría de Energía de la Nación, publicada en el Boletín Oficial, las petroleras tendrían que agregar en las naftas un porcentaje de etanol del 10% contra el 8,5%, que tenían desde la puesta en vigencia de la norma.
La medida fue dispuesta al considerar que las empresas elaboradoras de bioetanol cuentan con disponibilidad suficiente de producto y que se encuentran dadas las condiciones para elevar progresivamente el porcentaje de participación del bioetanol en su mezcla con las naftas a comercializarse en el territorio nacional. Con este incremento, el Ejecutivo nacional apunta también a mitigar el impacto de las importaciones de combustibles y promover el autoabastecimiento en materia de hidrocarburos.
En 2013, el aporte de bioetanol de caña nacional había sido de 305.000 metros cúbicos (m3) y el de maíz, 167.000 m3. En total fue de 472.000 m3, según informaron fuentes del sector industrial azucarero. Esa situación habría llevado a una oferta de industria mayor a la demanda de las petroleras, teniendo en cuenta que no se modificaba el porcentaje del corte en las naftas.

Revista PRODUCCION: El azúcar no endulza los bolsillos de cañeros e industriales
 
Por Fabián Seidán

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 8 y 9 de la edición en papel de la revista de Mayo / Junio 2015.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman