Revista ProduccionRevista Produccion

     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     
Regresar al sumario

May/Jun 2014


Caña de azúcar

Los azucareros quieren ganarle a las heladas

La zafra azucarera 2014 comenzó antes de lo previsto en el "Jardín de la República" con el claro objetivo de evitar que el cultivo sufra los dañinos efectos de las heladas que, según especialistas meteorológicos, este año serán muy rigurosas en esta parte del país.

Se inició la nueva zafra azucarera en Argentina y Tucumán picó en punta con el Ingenio La Florida a la cabeza, tratando de ganarle, con horas de molienda, al clima adverso de invierno. Los trapiches están en marcha y entre los 15 ingenios que operan en la provincia ya se fijaron la posibilidad de elaborar 1,3 de toneladas de azúcar, lo que supondría todo un logro para el sector teniendo en cuenta los avatares climáticos (léase sequías y heladas) con los que vino lidiando en las tres últimas campañas.
El presidente de Los Balcanes, Jorge Rocchia Ferro, comentó que la molienda comenzó con anticipación para evitar complicaciones en la producción por las inclemencias climáticas. Y adelantó que los rendimientos si bien son bajos, serían más altos que el año pasado.
Según estimaciones del sector, la campaña azucarera de este año tendrá menores rendimientos y no dejaría excedentes de consideración para exportar, aunque sí habrá volúmenes necesarios para atender a la producción de alcohol.
Los industriales son concientes de que no están dadas las condiciones para hacer una zafra importante a raíz de los fenómenos climáticos, la reducción de las hectáreas plantadas y de una producción despareja (con lluvias irregulares).
Igualmente, en el sector cañero reconocen que encarar la presente zafra fue muy duro sobre todo para los pequeños productores. "Entre los dos años de sequía, más las fuertes heladas (la más intensa de los últimos 30 años) y los bajos precios de la bolsa de azúcar y una mayor presión impositiva, el desánimo reina en los productores", indicó un referente del sector.
En ese contexto, muchos productores no fertilizaron nada o casi nada sus cañaverales. Por eso estiman que habrá una marcada disminución de la caña de azúcar que se producirá en la provincia. "Si se producen heladas en los primeros días de junio puede haber problemas en el rendimiento cultural de la materia prima, pero si el otoño es seco, la caña podrá concentrar más el azúcar y eso será muy beneficioso", algo que no ocurrió en la campaña 2013.
"Lo cierto es que la madre naturaleza, con la aparición de la sequía y las heladas, hizo que la producción final de la zafra pasada estuviera muy por debajo de lo que se estimaba al comienzo (hasta 1,5 millón de toneladas de azúcar). Pero la situación cambió y hoy es relativamente buena".
Jorge Scandaliaris, de la EEAOC, comentó que "el sector viene con una caña que ha sido golpeada por la sequía y eso llevó a que haya algunas dificultades productivas en la presente campaña, lo que podría complicarse más aún si se produjeran heladas importantes en junio. Se espera un invierno bastante frío y eso nos preocupa porque el cañaveral está condiciones de vulnerabilidad. Este año una helada causaría más daño que en una situación normal. Hay que hacer una zafra temprana, hay que usar madurativos y hay que seleccionar los lotes para saber por cuales empezar. Por eso, inteligentemente en los primeros días de mayo, los ingenios de Tucumán buscaron iniciar la molienda".
Explicó que "las lluvias son bienvenidas para la caña de azúcar desde octubre hasta marzo. Pero desde el mes de abril se necesita que el clima sea seco para facilitar el proceso de maduración de la caña de azúcar".
Además, reconoció que en algunas zonas cañeras ya hay problemas porque en "algunos lotes la posibilidad de entrar con los equipos de cosecha es nulo por el exceso de agua que tienen".
"Lo que pasa es que hubo deficiencia hídrica en la primavera y ahora, en el otoño, cuando necesitamos sol y que no llueva, llueve".
"Este año observé en algunos campos cañeros los coletazos de la fuerte crisis del sector azucarero durante el año 2013 por la sequía y las heladas. Sumado todo a la baja económica en el sector por el bajo precio de la bolsa de azúcar, encarar las tareas culturales se le hizo cuesta arriba al productor. Entonces no llevaron a cabo todos los puntos de cultivos como debían hacerlo".
Scandaliaris sostuvo que las características del cañaveral en la presente zafra son de irregularidad, por las precipitaciones, ya que no llovió parejo. "Llovía en algunos sectores y en otros no. También tienen que ver las napas, cómo estaba el suelo a la hora de iniciar la campaña. Esto se ve entre lotes y dentro de un mismo lote también".
A su turno, el Grupo Caña de Azúcar del INTA EEA Famaillá, en colaboración con las Agencias de Extensión Rural Monteros y Aguilares, estimó la evolución de los rindes sacarinos en los cañaverales comerciales de Tucumán y en ese sentido concluyó que sería menor al de 2013.
"En relación al mismo periodo de muestreo de las últimas cinco campañas, el primer relevamiento de 2014 registra valores de calidad de la materia prima inferiores en casi 0,3 puntos de rendimiento fabril teórico y, específicamente, en 0,4 puntos con respecto a la campaña 2013".
El muestreo incluyó 30 localidades representativas del área cañera de la provincia, considerando a las variedades de mayor difusión a nivel comercial. Para ello, se recolectaron 184 muestras, que fueron acondicionadas para su molienda a partir de tallos limpios, pelados y despuntados correctamente. Éstos fueron procesados dentro de las 24 horas en un trapiche experimental, con extracción cercana al 45% y presión constante de 150 kg/cm2. Entonces, los valores expresados corresponden a niveles de azúcar potencialmente recuperable a partir de caña "limpia" y sin incidencia de materias extrañas. Así se pudo saber que el Centro del área cañera se presenta como la zona de mejor maduración, mientras que la región Noreste expresa los valores más bajos de calidad fabril, ubicándose el área Sur en una posición intermedia.
"Entre cada región hay una diferencia de 0,5 puntos en el RFT% aproximadamente, siendo de 13% entre la región central y la noreste. Esta situación evidencia el retraso madurativo, considerando que los valores de la media provincial registrados son los más bajos de las últimas cinco campañas".
Se deben destacar los valores detectados en las localidades de Simoca, Balderrama y Río Colorado, que se ubican por arriba de 9,5 puntos de RFT%, concordantes entre sí por su proximidad. También, la localidad de Atahona con valores próximos a 9 puntos.
Sin embargo, la dispersión de los valores de calidad entre localidades de las regiones centros y sur es muy alta, ya que se registran diferencias de un 30 a 45% entre los valores extremos.
"Al analizar los factores de mayor incidencia sobre la maduración del cañaveral, se debe resaltar que el volumen de lluvias fue menor a la media histórica, especialmente en la primera y tercera década del mes de marzo".
Para los técnicos del INTA, un factor importante para el cultivo fue la Heliofanía (presencia de brillo solar durante el día, sin ausencia de nubosidad), que tuvo un valor aceptable de 5 horas como promedio entre la primera y tercera década del mes.
Otro elemento que destacaron es la amplitud térmica, que durante el mes de marzo registró una diferencia promedio de 11°C entre la máxima y la mínima (máxima promedio 27°C, mínima promedio 16°C).
Por otra parte, las condiciones climáticas de fines de marzo y comienzos de abril (muchos días nublados con lluvias y lloviznas) impidieron la buena evolución de la maduración.





Ingenio Aguilares, con nuevo dueño

El industrial Julio Colombres presidente del CART, confirmó la compra del Ingenio Aguilares tras cerrar una operación con la empresa vinculada al industrial Jorge Rocchia Ferro. Así, el grupo Colombres se convirtió en el propietario definitivo del ingenio Aguilares.
En las últimas dos décadas, el ingenio tuvo alrededor de una decena de administradores. En 1989 fue operada por la familia Simón Padrós; luego fue gestionada por una cooperativa de cañeros y también arrendado por un empresario. Tras esos períodos, se hicieron cargo cooperativas de obreros y también de cañeros con el paso de los años. En 2000 fue administrada por la Caja Popular de Ahorros (CPA). En 2001, estuvo a cargo Dulcor, una fábrica de dulces de Córdoba. Hasta 2009, la fábrica fue gestionada por Konable, vinculada a Rocchia Ferro, entre otros propietarios.
En la fábrica trabajan cerca de 350 personas. En 2012 obtuvo 27.709 toneladas de azúcares; mientras que el año pasado logró 23.313 toneladas, según datos del Instituto de Promoción del Azúcar y Alcohol.

Revista PRODUCCION: Los azucareros quieren ganarle a las heladas
 
Revista PRODUCCION: Los azucareros quieren ganarle a las heladas
 
Por Fabián Seidán

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 28, 29 y 30 de la edición en papel de la revista de Mayo / Junio 2014.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2020 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman