Revista ProduccionRevista Produccion

     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     

Informe Técnico
Regresar al Sumario Mayo / Junio 2010

Fosfitos en soja

Aplicación de fosfitos y la sanidad vegetal

Revista PRODUCCION: Fosfitos en soja
 
Revista PRODUCCION: Fosfitos en soja
 

Las principales estrategias para el control de las EFC incluyen el uso de cultivares tolerantes, tratamiento de semillas, uso de prácticas culturales (rotación de cultivos, fechas de siembra, fertilización), y la aplicación foliar de fungicidas. El control químico o quimioterapia constituye una herramienta muy útil que debe formar parte de una estrategia definida de manejo integrado de las enfermedades.
La aplicación eficiente de fungicidas ha demostrado en muchos cultivos, aumentos significativos de los rendimientos y de la calidad de la producción. Los principios químicos utilizados en el cultivo de soja pertenecen al grupo de los triazoles, bencimidazoles, y las estrobilurinas. También se utilizan mezclas de estos grupos y mezclas de diferentes triazoles.
Una de las alternativas o complementos del control químico en numerosos cultivos fruti-hortícolas, pero no en cultivos extensivos, son la aplicación de fosfitos. Los fosfitos pueden tener un efecto significativo en disminuir la predisposición de las plantas al ataque de patógenos. De manera general, la acción del fósforo en forma de ión fosfito en combinación con potasio y otros cationes promueven los mecanismos de defensa naturales de la planta generando una menor intensidad de la enfermedad.
El fosfito (PO33 -) es una forma reducida del anión fosfato (PO43 -). Usualmente este compuesto es comercializado entre los productores como un fungicida, pero también puede ser informado por sus propiedades como fertilizante.
Desde 1970, fue demostrada la acción fúngica cuando reaccionaba con etanol para formar etilfosfonato, conocido en la actualidad como fosetyl aluminio. Para su formación, tres moléculas de etilfosfonato reaccionan con un átomo de aluminio.
También se comprobó que la sal potásica de fosfito también es efectiva para el control de enfermedades en las plantas.
Como fungicida "indirecto", el modo de acción del fosfito es sistémico y primeramente es traslocado por el xilema, luego de su aplicación. El movimiento por el floema también se produce, y éste es traslocado junto a los fotoasimilados producidos por la planta. A los fosfitos se les atribuye la producción de una respuesta sistémica inducida, ya que una vez absorbido por las plantas desencadena una reacción de defensa mediante la activación de sustancias naturales que son eficaces en retrasar o impedir la infección de los patógenos. Las enfermedades causadas por especies de Pseudofungi pertenecientes al orden de los Oomycetes, en particular Phythopthora sp son controladas por estos compuestos en forma eficaz, ya que actúan estimulando las defensas del hospedante.

Investigaciones del uso de fosfitos para el control de las EFC en el cultivo de soja
En diferentes campañas agrícolas se hicieron varios ensayos en las localidades de Arteaga, Monje y Armstrong de la provincia de Santa Fe, en lotes bajo monocultivo de soja. Se utilizó un cultivar del grupo IV implantado bajo sistema de siembra directa. El diseño experimental de los ensayos fue en bloques completos aleatorizados con 4 repeticiones.
Los tratamientos consistieron en la utilización de la dosis comercial de fungicida (triazol + estrobilurina), fosfito de K; Fosfito de Cu, y sus mezclas con la mitad de dosis comercial de la mezcla de fungicidas, dejando testigo sin aplicar.
De manera general la aplicación de fosfitos generaron un aumento promedio de casi 200 Kg/ha, mientras que su mezcla con la mitad de dosis de fungicida comercial, los aumentos fueron de 350-450 kg/ha y en muchos casos con rendimientos semejantes a los logrados en las parcelas con la dosis plena de fungicida (Gráfico 1). Los resultados sugieren que el fosfito de K o Cu aplicado con el fungicida a mitad de dosis recomendada, podrían constituir una alternativa rentable de manejo químico para las EFC (Carmona, y col 2008).
La aplicación de fosfitos en varios cultivos ha sido considerada una de las estrategias más eficientes para bioestimular las plantas. Sin embargo, los resultados informados por la bibliografía en relación al impacto en el manejo de las enfermedades no son concretos y estables. Así, se han encontrado situaciones con importantes aumentos de rendimiento, efectos nulos y en ciertas circunstancias se hallaron pérdidas de producción por daños en hojas. Gran parte de la variabilidad de los resultados citados en la literatura es atribuida a factores ambientales, diferencias de genotipos y de fertilidad de suelos (Sautua, 2005). Para las condiciones de estos ensayos, los tratamientos con fosfitos disminuyeron la severidad de las manchas foliares y aumentaron los rendimientos hasta 4 qq, pero sin superar el resultado logrado por la aplicación tradicional e individual de la mezcla de funguicidas. Esto sugiere la necesidad de seguir estudiando el comportamiento de los fosfitos para evaluar su utilidad complementaria en el manejo de las EFC en soja.

Revista PRODUCCION: Fosfitos en soja
Gráfico 1. Impacto del fosfito de Potasio en el manejo de las EFC en soja.
 
Gentileza: Siner SA

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en la página Nº 61 de la edición en papel de la revista de Mayo / Junio 2010.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2014 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman