Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

May/Jun 2011


Maíz

El maíz gana terreno entusiasma a los productores

Entrevista: Ingeniero Agrónomo Francisco H. Canteros

El área sembrada con maíz creció en Tucumán alrededor de un 20 por ciento respecto al año pasado, situación que llevó a 60 mil las hectáreas dedicadas a este cultivo en la provincia y el principal causante de ello fue sin dudas el problema con el picudo negro, que afectó a la soja en 2010. Este año, muchos productores optaron por cortar por lo sano y hacer maíz, pese a todo, en sus campos.
Este año, la siembra del maíz se efectuó a igual fecha que la soja, algo que muchos técnicos y productores por estos lares, pocas veces vieron, ya que generalmente cuando termina la siembra de la soja recién se empieza con la del cereal. El maíz, de a poco vuelve a tener protagonismo en la región.
Este año, muchos lotes fueron sembrados en fechas óptimas y con buenas condiciones de humedad edáfica lo que permitió, entre otras cosas buenas, arrancar adecuadamente y por ende, esperar al final mayores rindes. La cosecha puede acercarse a las 500.000 toneladas.
En Tucumán se habría sembrado alrededor de 274.000 hectáreas de soja y 60.000 de maíz, De ese total, se estima que el maíz le quitó algo así como un 8 ó 9 por ciento a la oleaginosa, en materia de superficie con relación al año pasado sólo en Tucumán, un dato promisorio si se tiene en cuenta que esta provincia no es productora de maíz por excelencia y por eso tradicionalmente no se pasa de las 40.000 hectáreas.
Frente a este crecimiento del maíz, PRODUCCION entrevistó al Ingeniero Agrónomo Francisco H. Canteros, quien se refirió a los distintos trabajos que viene desarrollando en el INTA CER Leales para hacer de este cereal un cultivo con mayor difusión en la provincia y en la región.
En ese sentido, Canteros mencionó el Programa de Mejoramiento de Maíces Subtropicales del INTA Leales, que desde hace tiempo impacta con éxito en la región.



¿Qué avances se pueden mencionar en relación al maíz a través de investigaciones del INTA?
El Campo Experimental Regional Leales (INTA CER Leales) viene desde hace tiempo investigando y desarrollando germoplasma de maíz para toda la región subtropical del país, eso es al norte del paralelo 30º LS con impacto en países vecinos. Nuestra tarea está centrada en la mejora de germoplasma tipo tropical, tanto para los programas actuales de mejoramiento genético, como para las generaciones venideras. Este programa tiene más de 40 años de labor continuada, con objetivos definidos y metodologías adecuadas, lo que le ha permitido posicionarse con éxito en el medio por su contribución al sector agropecuario y su compromiso social.

¿Qué variedades nuevas se largaron en la región?
El programa ha desarrollado variedades de polinización abierta como la Leales 25, que se ha convertido en una de las variedades de mayor difusión no solo en la región sino más allá de las fronteras del país. Cabe destacar que esta variedad fue desarrollada para dar respuesta al productor minifundista y al productor de áreas marginales, ya que permite al agricultor multiplicar su propia semilla, lo que trae aparejado una importante rebaja en los costos de producción. También se desarrollan híbridos -a través de líneas endocriadas desarrolladas por el programa- de alta producción y gran capacidad de adaptación.

¿Cómo llega el material a los productores?
Los materiales logrados por el programa se comercializan a través de su licenciamiento a empresas productoras de semillas. Pero hay que decir que con el programa del INTA también se brinda apoyo tanto a productores como a técnicos, a través de capacitación sobre el cultivo de maíz para incrementar la producción. El Programa de mejoramiento de maíces subtropicales del INTA Leales forma parte del Programa Nacional Cereales del INTA y está vinculado a programas internacionales, lo que le da mayor eficiencia y solvencia para resolver los complejos problemas relacionados al cultivo.

El tema del cambio climático ¿de qué manera afecta a los cultivos y en ese sentido, si el INTA está trabajando para superar dicha cuestión?
Eso puede encuadrarse en la temática de seguridad alimentaria. El programa que llevamos adelante está inserto en dos proyectos específicos del INTA a nivel nacional, uno es: "Desarrollo de ideotipos de maíz resistentes a estrés biótico y abiótico" y el otro: "Desarrollo de germoplasma de cereales con calidad diferenciada". El primero tiene como finalidad lo que usted preguntaba, que es anticiparnos a los distintos escenarios que plantea el cambio climático y desarrollar maíces con estabilidad de rendimiento y el segundo relacionado a dotar al medio de maíces especiales, como ser maíces de alta calidad proteica o maíces QPM (quality protein maize), cuyas características favorecen la transformación local del maíz en carne y son beneficiosos para la alimentación humana, y maíces especiales tipo colorados flint y blancos. El INTA Leales además trabaja con INTA Pergamino, sede del Programa de Mejoramiento de Maíces Templados, en cruzamientos de germoplasma templado por tropical para obtener híbridos de mayor potencial de rendimiento, con lo cual se está teniendo resultados promisorios.

Alimentar ganado

Finalmente Canteros destacó que se coordina a través del programa de mejoramiento, la Red Norte de Evaluación de Cultivares Comerciales de Maíz del INTA, que involucra tanto a provincias del NOA como del NEA. En esta red participan los semilleros de la región, y es un espacio donde pueden acceder a información sobre el comportamiento de los híbridos comerciales en todo el Norte Argentino.
En un futuro próximo, debido al desplazamiento de la ganadería al Norte Argentino y el peso del precio del flete en los costos de producción del maíz, este deberá ser transformado en la región, para darle valor agregado, ya sea a través de procesos industriales o bien usándolo como alimento de animales (bovinos, cerdos, aves etc.) para su transformación en carnes, en este sentido el INTA también está trabajando.

Datos al margen

El Ministerio de Agricultura de la Nación, ratificó el informe correspondiente a la cosecha 2010/11 de cereales, oleaginosas y otros cultivos, que este año superará las 100 millones de toneladas.
En esa línea, se estimó que la cosecha correspondiente a este ciclo será mayor a la campaña pasada, en función de los buenos rindes en todos los cultivos.
El informe indicó que el volumen cosechado para el ciclo 2010/11 será de 100.642.000 toneladas, de las cuales 44.462.000 toneladas corresponden a cereales, 53.830.000 toneladas a oleaginosas y 2.350.000 millones a otros cultivos.
En tal caso, la trilla del trigo finalizó con 14,7 millones de toneladas, casi 8 millones de toneladas más en comparación a la campaña anterior. En el caso de las oleaginosas, comenzó la recolección de girasol con muy buenos rindes, mientras que en soja la estimación de cosecha es de 50 millones de toneladas.
Para el maíz se esperan levantar 20.800.000 de toneladas; en cebada, la producción creció -con respecto a la campaña anterior- de 1,3 millones de toneladas a 2,9 millones de toneladas, el sorgo estará en 4 millones de toneladas, y el estimado para girasol es de 3,7 millones de toneladas. En esta suma de cereales, oleaginosas y otros cultivos, se supera la barrera de las 100 millones de toneladas entre fina y gruesa.

Por Fabián Seidán

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 40 y 41 de la edición en papel de la revista de Mayo / Junio 2011.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman