Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

May/Jun 2011


Ganadería

El nuevo escenario favorece el desarrollo ganadero

Entrevista: Ingeniero Juan José Navarro

Revista PRODUCCION: El nuevo escenario favorece el desarrollo ganadero
 

A partir de la caída del stock ganadero desde finales de 2009 creció el valor de la carne por la menor oferta en el mercado y la caída de la faena en el orden de un 30 por ciento. La faena hoy se ubica en menos de 850 mil de cabezas por mes, cuando debería estar en el orden de 1,2 millón de cabezas. En ese contexto, se hace difícil establecer si el precio de la carne bajará o se establecerá en un nivel fijo ya que actualmente un ternero liviano, en el mercado de Liniers está en 11,50 pesos y hace sólo semanas no pasaba de los 10 pesos.
Sobre cuánto tardará entonces en recomponerse el stock del ganado en el país y poder contar con un precio de la carne más accesible, para todos los actores del sector no será menor a los 3 ó 4 años.
Lo importante de todo es que ya se inició la tarea de retener terneras, pero hasta que la misma se transforme en vaquillona, luego en vaca, y tenga su ternero, y este ternero se destete y transforme en producto para la venta, se necesitan alrededor de 3 a 4 años.
Con este escenario, PRODUCCION dialogó con el Director de Ganadería de la Provincia de Tucumán, Ingeniero Juan José Navarro, quien se refirió a la actividad en la provincia, sus perspectivas a corto plazo y cómo se está incentivando también el desarrollo de la cuenca lechera en la localidad de Trancas, entre otros temas.

¿Cuál es la situación actual de la ganadería bovina en Tucumán?
La situación ganadera en Tucumán está cambiando y para bien, teniendo en cuenta que ha vuelto a resurgir merced al cambio de escenario que vive el sector en el país con un mejor precio del novillo y una demanda internacional sostenida. Sin duda el mejor precio hizo que cambien los números en la actividad y que haya una rentabilidad cierta que permite hoy a los productores trabajar más tranquilos. Por supuesto que hay productores ganaderos que están mejor que otros y que se encuentran en mejor posición para llevar adelante su empresa y lograr los resultados que pretende como el que ya tenía de antes armado su establecimiento y hoy está en condiciones de interactuar en la actividad.

Había productores que manifestaron problemas para reponer animales tras sus ventas...
Sí, hay productores que se quejaron porque tienen algunos problemas con el tema de los feet lots, ya que les está costando reponer el rodeo tras una venta. Se ha producido una diferenciación en cuanto al valor de reposición de los animales que va mas allá de los márgenes normales, que tradicionalmente era de un 10 y 15 por ciento de incremento de valor del ternero sobre la venta del gordo, pero que hoy trepó al 20 y hasta un 25 por ciento, lo que hace que el negocio que es a corto plazo, se achique. Esto está generando un poco de retracción en la actividad porque cuando los números no cierran, los productores no invierten como deberían hacerlo. Pero en general, la actividad tiene una perspectiva interesante. Las previsiones dicen que el precio se va a mantener alrededor de 2 ó 3 años más sin cambios -o hacia arriba- hasta que se empiece a recuperar un poco de nuevo el stock. Entonces, con estas perspectivas, hay optimismo en la actividad y en ese sentido se puede decir que la ganadería está mejor que en otros años.

Muchos ganaderos tucumanos realizaban el inverne en Córdoba u otras provincias del sur del país. ¿Eso se mantiene?
En general hay una mayor realización del ganado en Tucumán. De todas maneras, siguen saliendo muchos animales para ser terminados en Córdoba o Santa Fe. Todavía no se ha podido concretar del todo un viejo anhelo que tenemos los que estamos trabajando para hacer de la ganadería local una actividad fuerte, puesto que creemos que el potencial de la ganadería en Tucumán está en transformar el grano de soja y maíz en kilos de carne. El grano de soja, sorgo o maíz, debería producirse para hacer sustentable a la actividad ganadera, transformado en carne vacuna al menos 30 mil hectáreas de oleaginosas. Pensamos que la actividad bovina tiene una oportunidad en estos momentos y de la mano de la soja se podría hacer todo más sustentable. Hay que ver que a la soja y el maíz les convendría ya que el sector tendría un beneficio al mitigar en la zona el problema de costo del flete a puerto, que es un problema y que desalienta producciones en la región, empujando al monocultivo de soja en desmedro del suelo.

Sería un beneficio mutuo y alentaría a la producción de carne en la región...
Claro, porque se estaría haciendo más maíz y sorgo en tierras sojeras que hoy no son rotadas porque el costo del flete al puerto es desalentador. Yo digo que, transformando unas 30 mil hectáreas de grano en carne vacuna, permitiría encerrar unos 150 mil animales en corral, lo cual representa el 50 por ciento de lo que se consume en la provincia.

¿Cuántas cabezas de ganado vacuno hay en Tucumán ahora?
Se mantiene entre 145 y 150 mil animales. Tucumán no es una provincia ganadera por excelencia, no se hace esta actividad en el sentido tradicional de las zonas de cría; tenemos campos con ganados en la zona de los cerros y algunos montes y llanura deprimida con suelo salinos, pero creo que la potencialidad de la ganadería en la provincia no pasa por sumar hectáreas a la actividad sino en mantener los que están pero sumarle calidad con la transformación de granos en carne y mejorando la eficiencia de los productores.

¿De qué manera apoya el Estado a los ganaderos?
Desde la Subsecretaría venimos trabajando fuerte con el sector. Contamos con varios programas entre los que podemos destacar el programa genético, donde se hacen pruebas piloto de inseminación artificial en bovinos de pequeños productores, existe un plan sanitario donde se acercan los remedios a los ganaderos para mejorar la sanidad del animal, tenemos un programa por el cual se distribuyen en toda la provincia centros de manejo de comercialización, que cuentan con 6 corrales, una manga, balanza, casilla de operar y cargaderos, lo cual permite realizar todas estas actividades tecnológicas en busca de ir mejorando los rodeos. Otro programa importante es el de pastura, mediante el cual se distribuyen semillas para pradera, siendo ésto la base de una mejor alimentación y por lo tanto, de una mejor genética.

¿Se puede decir que el sector ganadero de Tucumán es eficiente?
Estamos tratando de mejorar desde el Estado la eficiencia de los rodeos que, en promedio en Tucumán es baja comparada con otras regiones como la Pampa Húmeda. Aunque se puede destacar que más allá de eso, hay productores de punta en la provincia que están produciendo a nivel de los mejores rodeos del país ya que trabajan de manera muy eficiente.

¿En la región está creciendo en sector ganadero?
Podemos decir que tanto Salta y Santiago del Estero, como así también Chaco, tienen posibilidades físicas como para expandir territorialmente la producción ganadera, en cambio Tucumán es una provincia chica y está ocupada mayoritariamente su superficie con siembras, por eso digo que aquí se podría crecer de manera vertical y no horizontal. Se podrían sumar algunas hectáreas a la producción bovina en zonas de bosques nativos y de desmonte, pero es muy poco. No hay posibilidad de expansión territorial pero sí tenemos posibilidad de crecer en eficiencia y crecer hacia arriba.

También está la posibilidad de crecer como cuenca lechera...
Mire, en Tucumán la cuenca lechera tiene alrededor de 4.280 vacas que producen cerca de 55 y 60 mil litros de leche por día. Actualmente, y después del quiebre de la cooperativa tambera COOTAM, en la provincia quedaron muy pocas industrias y de baja capacidad instalada al punto de que ninguna supera los 30 mil litros diarios de capacidad de elaboración. Sin embargo, hay una buena expectativa en el sector, a pesar de que los costos últimamente se han incrementado.

¿El Estado busca revitalizar a este sector también?
Por supuesto. Y por eso estamos organizando unas jornadas sobre lechería para el 27 y 28 de mayo próximo, donde habrá remates, charlas sobre la situación y de la calidad de leche, sistemas de producción, y se expondrá sobre un polo tecnológico lácteo. Esto último tiene que ver con continuar a nivel comercial con el yogurt pro-biótico, y por eso estamos trabajando junto al CERELA para desarrollarlo. Hoy el 60 por ciento de la producción se va a Salta y Santa Fe. Estamos trabajando para que no se vaya tanta leche sin procesar sin valor agregado de la provincia. El gobierno se fijó la meta de llegar a 100 mil litros de leche diario en los próximos años pero debe ir acompañado por una decisión empresaria en tal sentido.

¿Cuál es el objetivo del polo tecnológico lácteo?
El objetivo no es otro que avanzar en dicho proyecto tecnológico, buscando incorporar los conocimientos que aporta el Cerela (Centro de Referencia de Lactobacilos) para la lechería, a los fines de darle mayor valor agregado a lo producido en Tucumán. Se hace hincapié en la necesidad de generar valor agregado para crear nuevos productos como el yogurt pro-biótico para luego poder exportar.


 


El valor de la carne


En el mundo hoy los principales países productores y exportadores tienen el mismo valor de carne en gancho, entre 3,50 y 4,50 dólares el kilo y están así en Uruguay, Brasil, Argentina, Australia y Estados Unidos. La carne está cara en el mundo entero y no es un caso particular de Argentina. Eso indica que en realidad no estamos viviendo una excepción por la cual se puede decir que la carne está con precio internacional.


 


Mapa productivo lácteo argentino


La provincia de Córdoba, con poco menos de 3.000 tambos, se perfila como la principal productora de leche del país y ya cuenta con el 37% de la producción argentina. En tanto, Buenos Aires crece fuerte, ya que representa el 25% de la producción, mientras que en Santa Fe se incrementa a tasas menores y hoy es el 32% de la producción nacional. El 6% restante se distribuye en pequeños aportes de otras regiones, entre otras de Entre Ríos y La Pampa. Hay coincidencias en que la producción supera los 11.000 millones de litros. La producción en el año 2010 fue de alrededor 10.500 millones de litros, aunque algunos funcionarios, entre ellos el subsecretario de Lechería, Jorge Videla, apuntan que la producción en Argentina superaría los 11.000 millones de litros anuales, e incluso que se acercaría a los 12 mil millones. De estas cifras se desprende que aún queda una tarea pendiente para blanquear leche producida tanto en cuencas pampeanas como extrapampeanas.

Por Fabián Seidán

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 32, 33 y 34 de la edición en papel de la revista de Mayo / Junio 2011.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman