Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       

 Horticultura
Regresar al Sumario Mayo / Junio 2010

La hidroponia se abre paso en el sur tucumano

Entrevista: Ing. Nidia Leiva

Un novedoso sistema de producción alternativa para frutas, hortalizas, flores y plantas ornamentales sin necesidad de contar con buenos suelos o climas benévolos. El INTA lo presentó y PRODUCCIÓN lo acerca a toda la región.

Revista PRODUCCION: La hidroponia se abre paso en el sur tucumano
 
Revista PRODUCCION: La hidroponia se abre paso en el sur tucumano
 

El INTA Famaillá presentó recientemente su última tecnología disponible para el sector agrícola del sur de la provincia. En la exposición agrícola de última generación para los cultivos de tabaco, caña de azúcar, hortalizas, y granos, sobresalió lo novedoso del sistema Hidropónico, un sistema de características únicas, muy eficientes y que puede ser una alternativa válida para complementar otras producciones agropecuarias en las distintas zonas de las provincias del NOA.
La Ingeniera Nidia Leiva, a cargo de la Delegación de Extensión Rural La Cocha del INTA Famaillá y del Centro de Hidroponia Demostrativo, tuvo a cargo la disertación sobre este novedoso sistema, presentando las ventajas que genera para la producción tabacalera y hortícola de la zona.
PRODUCCIÓN dialogó con Leiva, que dejó en claro que puede ser una buena solución desde el punto de vista comercial si se lo toma como una fábrica de producir vegetales.

¿Porqué no nos cuenta de qué se trata este sistema?
La Hidroponia es una ciencia que estudia los cultivos sin tierra, cuya palabra significa literalmente "trabajo en agua". Se trata de una alternativa de producción agroecológica que se utiliza en los sistemas de cultivos intensivos, usados a partir de la necesidad de producir verduras, frutas, hierbas aromáticas y flores y hasta plantas ornamentales de excelente calidad en espacios reducidos, sin alterar ni agredir el medio ambiente.

¿Dónde se lo puede implementar?
Este tipo de sistema de cultivo tiene una gran importancia en el contexto tanto desde el punto de vista ecológico, económico o social. Porque está basado en su flexibilidad. Se lo puede aplicar con éxito en distintas condiciones del suelo y clima y con usos diversos. Puede ser utilizado para producir alimentos en zonas áridas o tropicales, regiones con condiciones de clima templado y frío extremo, lugares donde el agua tiene un alto contenido en sales o la agricultura no es posible debido a limitantes de suelo. Asimismo, se podría producir hortalizas y frutas en zonas urbanas, donde las mismas son escasas o tienen un alto costo por el tema del flete y los impuestos.

¿Cómo funciona el sistema?
Por ejemplo, en las unidades hidropónicas, las plantas se desarrollan porque reciben una nutrición óptima y cuentan con las condiciones ideales. Las mismas pueden utilizarse tanto en instalaciones hogareñas para el autoconsumo como en producciones de escala comercial. Si bien existen diferentes métodos para su aplicación, todos se basan en los mismos principios, como ser la utilización de agua y fertilizantes para nutrir las plantas. Se puede crear una unidad de producción alimentaria hidropónica en cualquier espacio del planeta, por más chico que sea, siendo una fuente autosostenible y autosustentable de generación de alimentos genuinos que de ninguna manera intenta sustituir a los métodos tradicionales de producción, pero sí complementarlos.

¿Cómo surge este proyecto en Tucumán?
Bueno, yo estoy a cargo del Centro Demostrativo de Hidroponia en el Departamento de La Cocha, creado por el INTA y dentro del Proyecto Regional Tucumán Sur, que a su vez tiene a su cargo dos proyectos de centros de hidroponia comunitarios, donde se trabaja en forma mancomunada entre el INTA y las comunas tabacaleras del sur de la provincia, teniendo en cuenta que este sistema consiste un poco en aprovechar lo que se venía haciendo en el área tabacalera, buscando aprovechar la producción con el sistema de las bandejas flotantes.

¿Cómo es eso...?
Tratamos de utilizar los insumos -las bandejas- que quedaban durante el período de un año sin uso, entonces empezamos a trabajar con las bandejas flotantes, porque los plantines de tabaco se hacen en bandejas flotantes, y a partir de ahí se comenzó a ver cómo se podían producir plantines de hortalizas, o de flores, o plantines forestales en flotantes. Y empezamos a incursionar en todo lo que es la hidroponia pura, o sea todo lo que es el trabajo de producción agrícola directamente en agua. Es así que ahora estamos trabajando en sistemas productivos de verduras, de flores y forestales, en sistemas hidropónicos y semi-hidropónicos, en La Cocha.

O sea que la producción Hidropónica depende un poco de lo que deja el sector tabacalero...
Exactamente, todo surge a través del proyecto PROSONO, que se trabaja con lo que es almácigos flotantes, a partir de ahí se empezó a hacer trabajo de hidroponia netamente en agua. Esto se hace también en otras partes del país, como por ejemplo en algunas zonas de la provincia de Buenos Aires, allá están incursionando más en todo lo que es hortalizas de hoja, pero creo que lo más relevante del sistema se hace en Tucumán.

¿Cuál sería la zona o región ideal para este tipo de producción?
Todos los lugares con limitaciones de suelo, falta de agua y con clima extremos, este sistema se puede utilizar perfectamente. Y es que la ventaja de la Hidroponia es que es un sistema que necesita poco espacio, no requiere de suelo para nada, se puede hacer en zonas marginales, o sea que me refiero a suelos salinos, secos, con problemas climatológicos, donde las temperaturas sean extremas. Otra ventaja que tiene este sistema es que es de procesos muy rápidos, o sea que se puede producir en contra-estación, durante los 365 días del año. Por eso digo que producir en Hidroponia, viéndolo desde el punto de vista comercial, es una verdadera fábrica de producir vegetales.

¿Es económico o factible para cualquier productor o familia?
Es un sistema accesible, no se necesita tener conocimientos en agronomía, cualquier persona lo puede hacer, y tampoco importa la edad del que intente trabajar este sistema. Además, no se utilizan productos químicos, eso es muy importante. Eso sí, cuando hay que instalar un sistema más sofisticado de producción, sí se tiene que hacer una inversión, pero esa inversión se ve compensada porque la amortización es rápida. Es un sistema de mano intensiva y de poca mano de obra, perfectamente podría trabajar un grupo familiar sin ningún problema. Hay que ver que la hidroponía representa también una alternativa para comunidades humildes, en donde se tienen dificultades para cubrir la canasta básica de alimentos, y por ende no se cubren los requerimientos de la Organización Mundial de la Salud, que indica el consumo de hortalizas de 50 kilogramos por persona al año.


Un sistema que ayuda a cubrir el déficit en la producción de alimentos

Actualmente, la FAO (Food and Agriculture Organization) es uno de los organismos internacionales que está implementando programas de hidroponía a fin de mejorar la calidad de vida de la gente en condiciones de pobreza en América Latina, impulsando diversos cultivos en espacios de 40 metros cuadrados, dimensiones consideradas como una unidad económica mínima familiar en donde pude establecerse el sistema.
El establecimiento de estas unidades de producción se realiza con apoyo técnico de la FAO y con materiales propios de la región, por lo que las inversiones son mínimas para las personas de escasos recursos.
En México, por ejemplo, existen seis millones de hectáreas de riego y 15 millones de hectáreas de temporal, por lo tanto la frontera productiva está muy limitada y los sistemas tradicionales de producción no alcanzan a cosechar lo que el país necesita de alimentos.
Ante ello surge este sistema alternativo para ayudar a cubrir el déficit en la producción de alimentos. La hidroponía es una forma de producción que no necesita de suelos y por ende no depende de fenómenos meteorológicos, con ello permite reducción de costos de manera considerable y cosechas fuera de estación, además de que brinda elevados rendimientos y alta calidad en los alimentos.
El sistema de hidroponía consiste en efectuar cultivos prescindiendo de la tierra, utilizando sustratos inertes (grava, arena, cascarillas, etc.) e implica la alimentación de la planta mediante una solución nutritiva disuelta en agua, así como el máximo aprovechamiento de este vital líquido al utilizar riego por goteo o un sistema de reciclaje.

Por Fabián Seidán

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 28 y 29 de la edición en papel de la revista de Mayo / Junio 2010.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman