Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       

 Biocombustibles
Regresar al Sumario Mayo / Junio 2009

Biocombustibles

Se abren paso en Tucumán

Entrevista: Héctor Huergo

La producción de bioetanol a partir de la caña de azúcar ya es una realidad y los productores e industriales del sector ya están trabajando para poder abastecer al mercado de combustibles el porcentaje necesario para cortar naftas a partir de 2010.

Revista PRODUCCION: Biocombustibles
Ing. Héctor Huergo
 
Revista PRODUCCION: Biocombustibles
 

En Tucumán hubo una charla sobre los biocombustibles y energías ecológicas, a cargo del director de Clarín Rural, Héctor Huergo, quien es además ingeniero agrónomo y cuenta con una vasta trayectoria en el periodismo y en la actividad agropecuaria. La misma se denominó: "Alimentos y energía en el nuevo escenario para la agricultura y para la industria". El periodista especializado se refirió a los biocombustibles, como una modalidad de energía ecológica, que no contamina, que es renovable, perenne y fundamental para la agricultura y la industria de las provincias del NOA. Junto a él, estuvieron Gerónimo Cárdenas, director asistente en Investigación y Tecnología Industrial de la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC) y del Programa Provincial de Bioenergía, como así también Mario Koltan, interventor de la Caja Popular de Ahorros de la Provincia de Tucumán, entidad que auspició la jornada.
En diálogo con PRODUCCION, Héctor Huergo se manifestó en estos téminos:

¿Cree que en Tucumán se debería construir una planta deshidratadora?
Por supuesto, los azucareros y los ingenios tucumanos deberían encarar la inversión en ese proyecto. Estimo que ante esta iniciativa del Poder Ejecutivo de la Nación, destinada a dar calidad al alcohol que se mezclará con las naftas, no debería quedar en poder de las petroleras.

¿Los propios industriales deberían encarar la inversión?
Mire, el problema más crítico en este momento es el financiamiento, que no es muy fluido, más con la crisis internacional de por medio. Pero la Argentina siempre da sorpresas y aparecen bancos espontáneos, como la ANSES, que juntó la plata de las jubilaciones y está haciendo aportes crediticios a distintas empresas que los requieren. Me parece que el de los biocombustibles es un proyecto atractivo como para ir a negociar con la Administración Nacional de la Seguridad Social algún apoyo financiero.

¿Estamos frente al mayor desafío para el futuro del sector azucarero?
Estimo que el bioetanol es uno de los desafíos que tiene por delante el sector azucarero tucumano y por eso, impulsar la construcción de una planta deshidratadora de alcohol para abastecer de etanol que se mezcle con los combustibles del país a partir de 2010, es importante. Es una iniciativa que demandaría una inversión cercana a los 18 millones de dólares y de ahí que aparecieran detrás del proyecto, empresas petroleras que están dispuestas a participar del negocio. Me gustaría que el sector agropecuario y agroindustrial encuentre un cauce profundo para su desarrollo, y me gustaría también que haya nuevos actores en el negocio energético. Si yo pudiera recomendar a los empresarios azucareros de Tucumán, les diría que pongan ellos la planta deshidratadora. Eso sería fantástico, y buscaría la forma de que no lo haga el sector petrolero, que estaría avanzando sobre un campo virgen. Pero depende de quien tenga la decisión de hacerlo primero.

¿El tema de los biocombustibles ya es una realidad en nuestro país?
El tema de los biocombustibles se está tomando con mucha fuerza en la Argentina. Existe una legislación que establece que entre en vigencia el año próximo el corte obligatorio de la nafta y del gasoil con etanol en un caso y biodiesel en el otro. En biodiesel, la Argentina ya es una potencia mundial, porque tiene una industria aceitera muy fuerte, la más desarrollada, moderna y de mayor escala del mundo. Todas las plantas aceiteras que están a la vera del río Paraná, en la zona de Rosario, ya han evaluado proyectos de biodiesel y cuatro o cinco de ellas ya los tienen en marcha, con lo cual la Argentina se convirtió en el mayor exportador mundial el año pasado, con ingresos por más de 1.000 millones de dólares, por dar un ejemplo.

¿Cómo se puede hacer para que el precio de los biocombustibles no genere un mayor valor en los combustibles por la inversión en la deshidratadora?
Para evitar que los biocombustibles impacten en los precios de los combustibles en general, está el Estado Nacional que regula y determina un precio sostén que se formula a partir de una ecuación de costos para una planta tipo más un margen de utilidad. Ya hay una referencia de precio bastante concreta, que es la que deben tomar los productores de caña y los ingenios como valor de referencia. Este precio estará en casi 2,20 pesos el litro, que es interesante y mayor que el precio que hay en Brasil.

¿Cree que el sector cañero-azucarero de Tucumán llegue a tiempo con la cantidad necesaria de alcohol para cortar las naftas en 2010?
Esa es una de las dudas que se plantea el sector azucarero, si estará listo para abastecer de alcohol al mercado de los combustibles a partir del año próximo. Mire, la ley es muy clara, dice que está todo sujeto a la disponibilidad. El 5 por ciento es un cupo máximo, en una primera etapa; si hay para 3 por ciento, se hará con eso, y si no hay nada porque nadie invirtió, diremos que es otra oportunidad perdida para la Argentina.

¿Cuál es la importancia de los biocombustibles en el mundo?
Hace años que se viene discutiendo sobre el tema de la nueva energía que es lo que está pasando a nivel global, hace años se viene debatiendo entre dos paradigmas, uno es la escasez del petróleo, todos sabían que algún día se iba a acabar, pero ahora hay una noción más concreta, como por ejemplo que los descubrimientos anuales de petróleo son inferiores a los niveles de consumo, y eso implica que a comienzos del siglo 21, el precio del petróleo comenzara a subir de los niveles de 20 dólares hasta acelerarse a partir de 2005 y llegar a mediados del año pasado a casi 30 dólares, tal vez influenciado algo por la crisis internacional, todo eso impulsó el desarrollo de energías alternativas porque el mundo no quiere seguir dependiendo del petróleo. Escasea, produce efectos ambientales complejos, como el calentamiento global, que es la mayor amenaza de todos los temas ecológicos por el cambio climático, como sequías más intensas, inundaciones, etcétera.

Justamente, eso genera alternativas productivas para países netamente agrícolas...
Exactamente. Como en el mundo se propende a dejar de lado al petróleo como combustible, se generan alternativas muy atractivas para países de bases agrícolas tan fuertes como la Argentina y todos los países sudamericanos que, de una u otra manera, han ido metiéndose en esta problemática. Mire usted, Tucumán fue pionera a nivel mundial en el desarrollo de la Alconafta a mediados de los años 70, y Brasil, que venía a brevar un poco de esta fuente, tuvo continuidad, lo convirtió en política de Estado y hoy es potencia en nafta ecológica. La Argentina perdió un poco el tren cuando se canceló el programa de la Alconafta, pero hoy está retomando con mucha fuerza el tema y existe legislación que obliga a que entre en vigencia el corte obligatorio de naftas con etanol a partir de la caña de azúcar.

¿Qué precio tendrá?
El precio será de 2.16 pesos el litro, en Brasil está en 1,60, un precio 25 por ciento menor. El precio del alcohol está fijado y se puede consultar todos los meses en la página web de la Secretaria de Energía de la Nación. Hay una fórmula, una polinómica, que tiene en cuenta el costo de los combustibles, el costo de mano de obra, más una utilidad razonable. Mensualmente lo ajustan y se publica. Esto tiene una tremenda ventaja que el productor debe valorizar.
Una de las causas por la que cae el plan Alconafta en los años 80, es que la Nación no ajustaba el precio, porque lo determinaba arbitrariamente, no existía una fórmula. Entonces dejó de ser negocio, a todo se sumó una sequía seguida de heladas, no hubo caña y terminó cayendo el precio. Ahora es previsible el precio. Esto es una ventaja muy importante, saber a qué precio voy a vender, y cómo se va a ajustar es muy importante.

¿Cuántos ingenios están listos para comenzar a trabajar con los biocombustibles?
Hay un ingenio que tiene una destilería en funcionamiento y el resto está tratando de reacondicionar las viejas plantas, las destilerías y otros, haciendo proyectos nuevos. La mayor parte de los ingenios de Tucumán y el NOA está pensando incursionar en la materia. Tucumán hizo mucha fuerza para que este proyecto nacional de biocombustibles permita que entre la cadena del azúcar en la ley de bioetanol porque le da una salida a la producción que está vendiendo azúcar a precio vil por los excedentes. Esto puede tener mucha relevancia para los tucumanos y su economía.

¿Es bueno el alcohol tucumano para producir etanol?
La calidad del etanol que sale de una refinería local no es suficiente bueno para que pueda ser utilizado en los combustibles, es un tema que está en debate, el camino normal es la deshidratadora. La ley establece que los productores produzcan pero es la petrolera la que deberá hacer la mezcla como así también la venta del combustible. Se establece que con el 5 por ciento hará falta un volumen de 300 mil litros que puede ser abastecido por el NOA, y de ese total, 190 mil litros puede aportar Tucumán.

¿Cómo se definió el tema del pago a los cañeros por la caña para hacer alcohol?
Eso no está determinado, como toda transacción comercial es un arreglo entre partes, uno podrá arrimarle elementos técnicos para la toma de decisiones, pero los sectores deberán acordar y analizar como será el pago. Son los cañeros, industriales, obreros los que deberán acordar la forma de pago. Se puede implementar un sistema de maquila como se hace con el azúcar. Es una idea que está muy arraigada en el tema de planificación productiva. Es una idea que se estuvo conversando. Pero no hay nada.

Por Fabián Seidán

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 24 y 25 de la edición en papel de la revista de Mayo / Junio 2009.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman