Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

May/Jun 2008


Economía

Retenciones: afectan principalmente a los productores del NOA y NEA

Entrevista: Ing. Daniel Frascarolo

Las Retenciones afectan especialmente a los productores del NOA y NEA, reconoció el Coordinador Regional NOA-AACREA, Daniel Frascarolo, quien remarcó que con este tipo de esquema impositivo se destruye la economía de los productores que trabajan distantes de los puertos (Tucumán, Salta o Chaco), zonas de mayores riesgos climáticos, con resultados productivos variables y que, por lo general, tienen mayor necesidad de insumos y agroquímicos.

Revista PRODUCCION: Retenciones: afectan principalmente a los productores del NOA y NEA
 
Revista PRODUCCION: Retenciones: afectan principalmente a los productores del NOA y NEA
 

Atentos al grave enfrentamiento que vive por estas horas el sector agropecuario con el Gobierno debido a la falta de sensatez de la política diseñada para el sector y las elevadas retenciones a las exportaciones de granos -especialmente a la soja-, PRODUCCIóN requirió la opinión del ingeniero Daniel Frascarolo, Coordinador Regional NOA-AACREA, para que clarifique de algún modo la situación planteada en el país y, especialmente, en la región Noroeste de Argentina, donde la actividad rural es mucho más sacrificada que en la zona núcleo del país, por las desventajas del clima, del suelo y las grandes distancias hacia los puertos y grandes centros de consumos.


 


¿De qué manera incide la suba de las retenciones en la economía de un pequeño y mediano productor de soja del centro del país, y de qué manera en la región NOA?


Sin duda que las retenciones y por ende la suba de las mismas, inciden directa y negativamente en la economía de todos los productores de granos de la región y del país. Aunque parece simple y que todos sabemos de qué hablamos cuando decimos pequeños, medianos y grandes productores, en la realidad ésto no es así, ya que no existen definiciones, escalas o criterios unificados que permitan claramente diferenciar éstas o más categorías. Tomando ejemplos de fuentes oficiales, la SePyMe establece cinco categorías para las empresas agropecuarias en función de la facturación anual, INTA-Cambio Rural define a pequeños y medianos productores en función de la superficie, el ONCCA define a pequeños productores de soja y girasol en función de las toneladas producidas y la Resolución 284 (Boletín Oficial 24-04-08), lo hace en base a producción (toneladas y producto), en base a superficie (según región) y en base a facturación. Surge claramente que para poder clasificar o categorizar a los productores agropecuarios primero debería existir consenso a nivel oficial sobre la definición, al menos de pequeño productor. Además se debería considerar que muchas empresas agropecuarias de nuestro país son empresas familiares. Por otro lado, si bien la soja es el cultivo principal dentro de la producción de granos, resulta erróneo hablar de productores de soja, en realidad se trata de productores agrícolas y/o agropecuarios, donde sin duda, la soja ocupa un importante lugar en la rotación o secuencias de cultivos, pero el trigo y el maíz entre otros, son cultivos fundamentales para la sustentabilidad de las empresas en el NOA. Como ejemplo, en la provincia de Tucumán, Sur de Salta, Oeste de Santiago del Estero y Sudeste de Catamarca, en los últimos años la superficie destinada al cultivo de trigo siguió la misma tendencia de crecimiento que la soja. (Fuentes: Reporte Agroindustrial Nº 23, EEAOC y Grupos CREA Región NOA). Lo que está claro, es que este esquema de retenciones tiene y tendrá mayores efectos económicos negativos y en menores plazos, sobre los productores más distantes de los puertos, los que producen en zonas de mayores riesgos climáticos y por ende con resultados productivos variables, los que trabajan en áreas con mayores necesidades de insumos (hoy de muy altos costos), los que tienen escalas productivas menores y aquellos que trabajan con altos porcentajes de superficie arrendada.


 


Este tipo de política del Gobierno ¿empujará a los productores a abandonar la producción de soja, o cambiar a otros (maíz, poroto, sorgo, ganadería)?


Hoy es muy difícil de contestar, porque no tenemos un escenario claro de políticas para la actividad agropecuaria. En algunos casos puede ocurrir, pero no creo que sea algo masivo, ya que las medidas que se vienen tomando afectan a todos los cultivos y actividades de las empresas y no estamos hablando de productores de soja sino de productores agropecuarios. El maíz puede crecer en superficie, pero no olvidemos que en general, para tener buenos niveles de rendimiento, necesitamos fertilizantes que hoy tienen un costo significativamente mayor, además también tiene retenciones móviles, parece difícil pensar en precios de maíz de entre u$s/tn 261 y 300, valor al cual la retención estaría entre 32 y 40%, parece difícil pero hace un año, quién pensaba en soja de u$s/tn 450 ó 500. Para el caso del trigo, el productor recibió el 40 por ciento del precio internacional en enero de 2008. Las trabas a la exportación generan importantes descuentos en los precios. En lo que va de 2008, los descuentos además de las retenciones, alcanzan 120 u$s/tn en trigo y 40 u$s/tn en girasol.


 


La falta de seguridad jurídica en el país ¿genera desinterés de los productores a realizar nuevas inversiones en sus campos?


La falta de políticas agropecuarias claras, es decir, reglas de juego que cambian cada 4 meses, no sólo generan desinterés sino mucha incertidumbre, preocupación, tristeza, desaliento y desánimo. Con estas medidas cada productor tendrá que analizar su situación actual y perspectivas futuras y en muchos casos seguramente habrá un freno a algunas inversiones.


 


Con elevadas retenciones, más la suba de los insumos, ¿el sector agropecuario podría dejar de lado la eficiencia para hacer una producción con menos urea, agroquímicos, fertilizantes?


Todo lo contrario, creo que los productores saben que tienen que ser más eficientes que nunca en el uso y aprovechamiento de todos los recursos. Esto va más allá de usar más o menos agroquímicos o fertilizantes.


 


¿Cuál sería el nivel que deberían tener las retenciones para que sean lógicas y no lastimen la rentabilidad del chacarero?


Creo que no existe un valor que se pueda generalizar. Recordemos algo muy importante: Las retenciones afectan la rentabilidad pero no dependen de ella, con este sistema un productor que tenga rentabilidad negativa en su empresa también sufre las retenciones. La rentabilidad del productor depende mayoritariamente de dos variables: 1) El precio de venta, allí actúan las retenciones poniendo un techo y no un piso y 2) De los rendimientos obtenidos, en el país se cultiva, trigo, soja, maíz, etcétera, desde el sur de la provincia de Buenos Aires hasta el norte de Salta, estando los cultivos todos los años sometidos a las situaciones meteorológicas más diversas.


 


En la mesa de negociaciones con el Gobierno, ¿el Campo logró algunos beneficios?, ¿qué rescata de los mismos?


Efectivamente se lograron algunas cosas. Más que beneficios, los podemos considerar atenuantes. Tomando como ejemplo el tema de fletes de la Resolución 285/08, dónde se expresa que el productor pagará un flete de 450 kilómetros y el resto lo pagará el gobierno para igualar a todos con respecto al puerto. Esta medida es para la campaña 2007/08, para el transporte de soja y girasol de provincias extra-pampeanas, para productores que tengan soja y girasol como principal actividad y que tengan menos de 350 has, 500 toneladas, $500.000 de facturación (ejercicio anterior) y $800.000 (próximo ejercicio). Por lo tanto, el impacto de la compensación a los fletes a nivel sector es mínimo, no siendo así en el caso de los pequeños productores que realmente puedan cumplir con los requisitos para ser compensados y sean realmente compensados.

Por Fabián Seidán

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 44 y 45 de la edición en papel de la revista de Mayo / Junio 2008.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman