Revista ProduccionRevista Produccion

     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     

Noticias INTA
Regresar al Sumario Mayo / Junio 2014

Científicos obtienen leche funcional de cabras

Revista PRODUCCION: Científicos obtienen leche funcional de cabras
 

En el NOA, es habitual ver cómo los productores buscan alternativas más baratas que el grano de maíz para la alimentación de sus animales. En la región, la chía destinada para el descarte surge como un suplemento para los rumiantes. Un ensayo exploratorio determinó que la incorporación de esta oleaginosa no sólo mejoró la nutrición de los animales, sino que además, generó una leche con beneficios para la salud humana. Marcela Martínez, del INTA Salta destacó el potencial de este trabajo. "Lo que se obtuvo en un ensayo con semillas destinadas a descarte es muy bueno. Por esto, ahora queremos ver cuáles son los resultados si alimentamos a las cabras con chía pura porque no sabemos si pueden ser mucho mejores", señaló. De acuerdo con Martínez, los ácidos grasos asociados a beneficios para la salud humana, el Ácido Vaccénico (AV) y el Linoleico Conjugado (CLA), se incrementaron en un 133 y 97 por ciento, respectivamente. "¿Cuánto lograríamos aumentarlos con semilla pura?", se preguntó la investigadora. "La suplementación permitió aumentar el contenido graso de la leche, a muy bajo costo y sin presentar alteraciones en la producción ni en el contenido de proteínas y lactosa", resaltó Martínez y agregó que "ese incremento se vio acompañado por un cambio en el perfil en de la leche: los considerados como ‘malos’ para la salud humana disminuyeron y los ‘buenos’ aumentaron". La semilla de chía es un gran aliado para la digestión. Además, es una de las especies vegetales con la mayor concentración de ácido graso alfa-linolénico omega 3, que ayuda a controlar el colesterol y la presión alta. El suplemento con el que se alimentó a las cabras tenía un 50 por ciento de semillas de chía y el resto de semillas de maleza que, tras estudiarlas, comprobaron que no eran tóxicas para los animales. Según consideró Martínez, si bien los costos de la dieta con este grano pueden elevarse considerablemente, "es necesario conocer el potencial de la oleaginosa para saber cuán cerca o distante se está al utilizar semillas descarte".
La investigadora observó que la chía, además de ser "la fuente vegetal con mayor concentración de ácido linoleico", tiene "muy buena palatabilidad" para el rebaño caprino, lo que la convierte en una opción casi gratuita al descarte para suplantar granos que tienen costo, como el maíz.


Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en la página Nº 18 de la edición en papel de la revista de Mayo / Junio 2014.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2020 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman