Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Mar/Abr 2015


Soja

Soja: el reto es producir y no morir en el intento

Entrevista: Víctor Pereyra, Sebastián Robles Terán, Daniel Llebeili

Los productores de soja de Tucumán están preocupados y no es para menos. Porque a la cada vez más baja rentabilidad de la oleaginosa, este año se suma por enésima vez, la falta de acompañamiento climático, pues las lluvias que fueron importantes en el sur y centro de la provincia, no alcanzaron para satisfacer la demanda del cultivo implantado en el Norte y Noreste del territorio (Burruyacu, Cruz Alta y Leales) la zona productora por excelencia.

El dirigente rural, Víctor Pereyra, reconoció la difícil situación en materia de producción, por lo que calificó de "complicado" al presente año sojero.
Para el ruralista, los precios del grano este año podrían ser más bajos de los recibidos el año pasado y aclaró que eso impactará directamente en el bolsillo del productor del NOA. "El precio de la oleaginosa está en baja en el Mercado de Chicago y el costo de implantación y cosecha nos resulta muy alto. El punto de equilibrio en granos es muy elevado y para tener una rentabilidad acorde se necesita contar con buenos rindes. Pero en esta parte del país no ha llovido parejo. Poco y casi nada en el Norte y Noreste provincial. Para esas zonas se esperan bajos rindes".
Aclaró que no se pueden dar datos estimativos de cosecha ya que en el Sur hubo buenas lluvias y allí se podría levantar hasta 3.000 kilos por hectárea, pero aún falta todo el mes de marzo para saber bien donde se está parado en esta campaña.
Asimismo, dijo que en materia de maíz, en Tucumán pocos se animaron a sembrar ya que el precio no acompaña y los costos de producción, cosecha y fletes son importantes y desaniman a los productores del NOA. "Salvo que se vuelque la producción para alimentar ganado de la zona, hacer maíz no conviene porque no tiene precio y es riesgoso. Hay que lograr una muy buena producción arriba de los 5.000 kilos por hectárea para no perder dinero".
Con este punto de vista coincidió Sebastián Robles Terán, quien agregó que a la falta de precipitaciones en algunas zonas, se deben sumar la elevada presión fiscal y las trabas que impone el Gobierno Nacional a las exportaciones.
"La campaña de soja y maíz especialmente se presenta con gran dispersión de lluvias por zonas, situación que se observa también en provincias vecinas de Santiago del Estero y Salta. La situación de falta de precipitaciones que el año pasado afectó al Sur de la provincia, este año se trasladó al Este y Norte tucumano; afectando a las localidades de Garmendia; Burruyacu y Piedrabuena; entre otras".
Asimismo, reconoció que en la zona sembrada con soja en el Sur de la provincia hoy por hoy se encuentra con precipitaciones por encima de la media para los meses transcurridos.
La Sociedad Rural de Tucumán (SRT) al respecto elaboró un informe técnico donde destacó que la situación que se observa en el Este de la provincia se extiende a una amplia franja del Oeste santiagueño y del Sudeste de Salta. "Se pueden ver algunos rodales y pérdidas de hojas en sojas, así como el tamaño de las plantas tanto en maíz como en la oleaginosa. Si bien resulta posible que nuevas precipitaciones ayuden a los cultivos, los daños por falta de agua en los casos descritos son irreversibles".
Para los productores de granos gruesos de la región no están dadas las condiciones para pensar en una buena campaña en 2015, puesto que quedaron muchas hectáreas sin sembrar a pesar del ofrecimiento de campos sin costo de arriendo. "La caída de los márgenes de rentabilidad -que ya eran bajos-, producto de una merma en los precios internacionales de los commodities, obligan a contar con muy buenos rendimientos".
Así, luego de tres años de condiciones climáticas adversas con sequías importantes y con variables externas que no ayudan en materia de precios; más la presión impositiva nacional y provincial y el encarecimiento de los costos de los principales insumos y mano de obra, hacer soja en el NOA se ha vuelto toda una aventura.
También en Santiago del Estero la situación de los productores es dispar. Mientras hay zonas donde hubo buenas precipitaciones, hubo otras donde el agua caída superó a la necesaria y otras donde no llovió casi nada.
El productor Daniel Llebeili, indicó a PRODUCCIÓN que en el sur hay zonas inundadas pero en el norte hay campos que tuvieron precipitaciones normales por lo que se avizora buenos rindes (por arriba de los 3.000 kilos por hectárea).
Hay zonas que están muy complicadas porque hubo mucha agua durante enero y febrero, como en la zona de Bandera hacia el Sur y otras zonas que no mostraron inconvenientes. Es más, esperan lograr una buena cosecha como en Los Juries".
"El año pasado en esas zonas se lograron rindes superiores a los 2.600 y 2.800 kilos por hectáreas, y hasta hubo lotes donde se alcanzaron los 3.000 kilos. Eso, sumado a las buenas precipitaciones de noviembre y diciembre del año pasado llevó a que muchos productores se animaran a realizar una siembra tempana a pesar de los costos que ello implica. Porque cuando hay mucha lluvia se perjudica la planta, comienzan a aparecer muchas malezas y plagas y hay que tratarlas con agroquímicos", agregó.
En cuanto a maíz, señaló que para que se justifique su siembra se deberían levantar por encima de los 5.000 y 6.000 kilos por hectárea, y como esa cantidad casi no se logra, hace que los productores opten otra vez por la soja. "El costo de hacer maíz en nuestro país es muy alto, no dan lo números; hay complicaciones para vender y sobre todos, hay que lograr muy buenos rindes para poder sacarle algo de ganancia", subrayó.
Según analistas privados, tras la producción de 55,5 millones de toneladas de oleaginosas de la campaña pasada, la cosecha de soja volvería a marcar un nuevo récord ya que se espera que alcance las 57 millones de toneladas. Es que a pesar del descenso de los precios internacionales, los márgenes de los productores de soja se mantienen aún en terreno positivo, a diferencia de lo que ocurre con el maíz y con el trigo.
Conjuntamente maíz, trigo y soja, alcanzarían las 90 millones de toneladas, lo que marcará una pequeña caída en relación a la campaña anterior por la merma en la producción de maíz. Este escenario, advierte el experto, generaría un menor ingreso de dólares del agro. Según proyecta, la actual campaña dejaría alrededor de U$S 30.400 millones, contra los U$S 37.000 millones que ingresaron en la campaña anterior.
En esta campaña, al menos un 20% de la superficie sojera de Tucumán y su zona de influencia no fue sembrada por los bajos márgenes de rentabilidad tras tres años de sequía, de ahí que se haga indispensable lograr una mejora en el rendimiento del grano. El desafío de los productores es superar los 2.000 kilos por hectárea para cubrir los costos de producción. Los sojeros no la tienen fácil y saben que año a año debieron esforzarse mucho más que sus pares de la Pampa Húmeda para lograr rentabilidad pues al problema climático le deben agregar el costo adicional de los fletes.
Según diferentes informes que dieron a estado público la Asociación de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola, la agricultura se torna inviable en los campos del Noroeste Argentino teniendo en cuenta que los rindes, para cubrir los costos de soja y maíz en campo propio, son equivalentes o superiores a los rendimientos históricos logrados en los últimos cinco años.
Se estima que este año en el NOA sólo se hizo soja en los mejores lotes, tratando de producir al menor costo posible por tonelada, o sea, en pocas palabras, se buscó la máxima eficiencia en el uso de los recursos para evitar nuevas pérdidas de su cada vez más exiguo capital.

Revista PRODUCCION: Soja: el reto es producir y no morir en el intento
 
Revista PRODUCCION: Soja: el reto es producir y no morir en el intento
 
Por Fabián Seidán

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 32 y 33 de la edición en papel de la revista de Marzo / Abril 2015.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman