Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Mar/Abr 2014


Ganadería

Ganadería: el negocio está en hacer feed lot

La ganadería retoma impulso en el NOA luego de varios años de crisis de rentabilidad y bajos precios del animal terminado, producto de políticas gubernamentales que no acompañaron ni incentivaron el desarrollo de la actividad. La soja y su avance en el sector.

El avance de la soja, poco a poco, fue empujando al sector desde el sur hacia el Norte del país y hoy, provincias como Santiago del Estero, Salta y Tucumán, se muestran con fuerte potencial para albergar esta actividad, sobre todo, a través del denominado feed lot o engorde en corral que deja buenos dividendos.
Revista PRODUCCIÓN conversó con dirigentes y productores del sector ganadero de la Sociedad Rural de Tucumán quienes reconocieron el avance del sector, aunque aclararon que hace falta mucho para hablar de "crecimiento" en materia ganadera.
Actualmente en Tucumán existen unas 140.000 cabezas de ganado vacuno; observándose que si bien no disminuye en cantidad, tampoco aumenta. La provincia se convirtió en los últimos años de un lugar de cría a uno de inverne, con terminación a feed lot, principalmente por la poca superficie disponible para el sector (no hay mucha pastura).
Explicaron que la ganadería en Tucumán tiene mucho potencial al punto de que puede llegar a cubrir más del 90 por ciento de su mercado interno. Actualmente abastece un 8 por ciento del total de carne que consumen sus habitantes, el resto lo importa de otras provincias. Por tal motivo, remarcaron que necesita apoyo del Gobierno en cuestión de políticas claras y a futuro, lo que daría lugar a que exista una mayor inversión por parte del sector privado. Al no tener un política nacional estable, proyectada hacia adelante, hace que uno no se anime a generar lo que significa la inversión de instalar un feed lot, para que de un día para el otro tengamos que dejar desiertas todas las instalaciones y las maquinarias paradas, esperando un nuevo ciclo ganadero, o que se aclaren las condiciones para la producción.
"Está claro que Tucumán puede ampliar su producción ganadera y la aparición de los feed lot es una gran oportunidad. Hoy Tucumán mira con buenos ojos la posibilidad de convertirse en terminadora de animales y crecer como faenadora. Tucumán debe incrementar el engorde y la terminación de los animales, transformando los granos que se producen en carne, ya que tienen costos muy altos para llegar al puerto por los fletes".
Un grandísimo problema que afecta al sector ganadero en el NOA es sin duda el abigeato que es un problema que dificulta el desarrollo en la región. A eso hay que sumar otros problemas como ser los no tecnológicos, como la falta de infraestructura y altos impuestos.
"Hoy Tucumán mantiene el nivel de cabezas de ganado, pero eso no es halagüeño, lo óptimo sería que se den las condiciones para que la provincia pueda aumentar su producción ganadera, producción que podría intensificarse haciendo engorde en feed-lot. Tenemos algunas limitantes como el abigeato, que es un problema que no es menor".
"Hay al algunos feed-lot en Tucumán pero en la zona limítrofe de la provincia, porque los que se animaron a levantar este tipo de instalaciones buscaron irse lejos básicamente por el tema del abigeato".
Asimismo, se aclaró que el tema de pasturas para Tucumán no es importante porque la producción ganadera extensiva de la provincia ya tiene su techo en cuanto a cantidad de cabezas, por lo tanto el incremento de producción tiene que llegar por el engorde en corral, o sea comprar terneros en otras zonas del país y transformar esos terneros, ponerles los kilos suficientes para luego volcarlos al mercado de la provincia. Es un buen complemento ya que gran parte de nuestra producción sale hacia a otras regiones ya sea para que se industrialice o se exporte.
"Si Tucumán se autoabasteciera en producción de carne haría significativo ya el consumo de maíz como harina de soja para alimentar a eso animales".
Por último reconocieron que en Tucumán es más caro hacer ganadería por una cuestión impositiva y es un tema que lo hemos dejado a medio conversar con el gobernador. El impuesto a los Ingresos Brutos repercute en forma directa y significativa en lo que hace a la compra de terneros, lo que se paga de impuesto tanto por la compra como lo que se paga por el ternero ya terminado. Eso se estaría comiendo la rentabilidad de lo que significa hacer ese proceso de engorde. Hay que terminar de resolver ese tema con el gobierno local para no dar ventajas a otras provincias en la materia ya que muchos productores tucumanos se ven empujados a hacer ganadería en Santiago o Salta.
Tucumán no es una provincia ganadera por excelencia, no se hace esta actividad en el sentido tradicional de las zonas de cría, pero creo que la potencialidad de la ganadería en la provincia ya no pasa por sumar hectáreas a la actividad sino en mantener los que están y sumarle eficiencia en el engorde en corral.
Los departamentos que pueden considerarse ganaderos en Tucumán y en las provincias vecinas por el número de cabezas vacunas y superficie de pasturas cultivadas son: Burruyacu, Leales, Simoca, Graneros y Trancas (Tucumán), Candelaria (Salta) y Pellegrini y Jiménez (Santiago del Estero).
La provincia de Santiago del Estero es hoy un referente en el NOA en materia ganadera, pues es la provincia donde se puede desarrollar toda la cadena de valor. Hoy cuenta con 1.600.000 cabezas y aspira a llegar a los 3,5 millones en el corto plazo.
Del total de carne producida en Tucumán sólo un 8 por ciento se consume dentro de la provincia.
Tucumán tiene un consumo de carne cercano a los 68 kilogramos de carne por habitante por año, cuando el promedio nacional es de 65 kilos.
También se refirieron al encarecimiento de la carne en góndolas y mostradores, y negaron ser los culpables de los aumentos de precios, asegurando que la situación es producto de varios años de políticas erróneas hacia el campo y la economía en general.
Con la brusca devaluación que sufrió el peso respecto al dólar, los precios de los principales cortes de carne se dispararon, y ahora comer un asado se casi un lujo para muchas familias. Y es que la carne de novillo se encareció en los mostradores de las carnicerías y supermercados entre un 20 y 30 por ciento en los últimos días, algo así como entre 10 y 14 pesos más por kilogramo en los cortes más populares. Por ejemplo, un kilo de carne para asado, que costaba 35 pesos pasó a valer 45 y hasta 55 pesos, según la calidad del producto, su procedencia, la zona de la provincia donde se vende y quien lo vende: carnicería o supermercado.
La situación no hizo otra cosa que generar mal humor en los consumidores quienes comenzaron a mirar con mala cara a los productores ganaderos pues, para el Gobierno Nacional, fueron ellos los culpables de las subas, al encarecer el precio del novillo vivo.
Pero los ganaderos no se hicieron esperar y salieron a cruzar las acusaciones, alertando que fueron las políticas oficiales de control de precios, de intervención a los mercados y de límite a las exportaciones los ingredientes que afectaron el negocio de la carne en el país y que perjudicó, tanto a consumidores como a productores.
Los ganaderos de Tucumán, remarcaron a PRODUCCIÓN que el mayor precio de la carne en las góndolas y mostradores tiene mucho que ver con la desaparición de más de 10 millones de cabezas de hacienda, y de miles de productores ganaderos en los últimos años, producto de una política adversa hacia el sector.
"Hace años que insistimos en la necesidad de terminar con las contínuas intervenciones y restricciones que se implementaron para el mercado de la carne, hecho que afecta fuertemente a la ganadería local y que hoy tiene gravísima consecuencia para la economía en general", indicaron.
Y agregaron que el sector perdió el ingreso genuino de divisas por exportaciones de un producto noble que es reconocido por su excelencia en todo el mundo. "Pasamos de exportar 771 mil toneladas en 2005 a 207 mil en 2013. Dejamos de abastecer a más de 30 mercados, incumplimos la exportación de la Cuota Hilton durante cuatro año seguidos. Se conocen también las nefastas consecuencias de las intervenciones para los trabajadores de la carne, que vieron mermar empleos en miles, y para la industria frigorífica, con el cierre de más de 130 establecimientos".
Para los ganaderos del NOA esta situación desmadrada por políticas oficiales erradas, sólo podrá corregirse a través del estímulo a la producción de carne y a las exportaciones, y dando un marco de estabilidad y confianza a una inversión de largo plazo como es la ganadería.
En tal sentido, desde la Sociedad Rural de Tucumán se reclamó la urgente eliminación de las retenciones a las exportaciones de carne que hoy se ubican en un 15 por ciento, para dar competitividad a la ganadería.

Revista PRODUCCION: Ganadería: el negocio está en hacer feed lot
 
Por Fabián Seidán

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 34, 35 y 36 de la edición en papel de la revista de Marzo / Abril 2014.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman