Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Mar/Abr 2012


Fruticultura

Análisis foliar en frutales

Una herramienta clave para maximizar la producción

El análisis foliar de frutales perennes como los citrus, paltos, olivos o arándanos, permite diagnosticar el estado nutricional de los cultivos, y refleja la disponibilidad de nutrientes del suelo y la eficacia de las prácticas de fertilización realizadas. Sus valores son indicativos del crecimiento de la producción y de la calidad de los frutos. Tecnosuelo y Megalab celebraron un acuerdo para realizar análisis foliares con la última tecnología y así mejorar la producción de los productores del NOA.
El análisis foliar de frutales es una práctica que se desarrolló a mediados del siglo XX en los Estados Unidos y que hoy es de vital importancia para determinar un plan de fertilización preciso y efectivo. Los resultados de un análisis foliar son claves para la toma de decisión, ya sea para continuar con la estrategia de fertilización adoptada o para realizar los cambios que sean necesarios.
Para obtener datos confiables en un análisis se deben considerar algunos requisitos en cuanto a época de muestreo, tipo de hoja a recolectar, identificación y conservación hasta su procesamiento. Estos requerimientos buscan la obtención de datos comparables con los estándares de referencia, para conocer las deficiencias o excesos en la aplicación de nutrientes, y actuar en consecuencia.
El análisis foliar complementado con el análisis de suelo, permite modificar, si fuera necesario, el plan de fertilización, aumentando la eficiencia de los nutrientes aplicados, optimizando así la inversión en esta práctica.
El periodo apropiado para el muestreo foliar en los citrus es entre los meses de enero y marzo. Para realizarlo debe definirse una unidad de muestreo homogénea (unos 100 árboles) en cuanto a su estado general, ubicación, relieve y tipo de suelo. Se deben tomar hojas sanas de 5 a 7 meses de edad de la brotación primaveral, de ramitas no fructíferas, de una misma combinación copa/porta injerto de árboles en producción. Sólo éstas hojas presentan valores más estables que reflejan satisfactoriamente la condición nutricional de la unidad de manejo examinada. Primer paso para un diagnóstico certero.
Las muestras tomadas se llevan a laboratorios especializados, para determinar los contenidos de los nutrientes esenciales; macro y mesonutrientes (N, P, K, Ca, S y Mg), así como de micro nutrientes (B, Cu, Fe, Mo, Mn y Zn). En función de los resultados arrojados se categorizan en niveles deficientes, bajos, normales, altos y muy altos según los parámetros zonales.

Convenio profesional para el NOA
El Laboratorio Tecnosuelo y Megalab han establecido un convenio para llevar a cabo análisis foliares con la última tecnología lo que favorece al sector citrícola de toda la región que ahora dispondrán de una nueva herramienta para maximizar su producción.
Megalab está centralizado en LanCrop Laboratories, ubicado en Reino Unido con 35 años de experiencia en estos cultivos, y donde se procesan más de 150.000 muestras anuales. Además opera en coordinación con otros 30 laboratorios certificados en todo el mundo que reportan 95.000 muestras más. El alto nivel de calidad de los reportes y resultados informados está respaldado por las certificaciones ISO 9001 y UKAS 17025, que garantizan a los usuarios confiabilidad y confidencialidad en los reportes generados.
El convenio celebrado entre ambas empresas tiene como objetivo brindar el servicio de análisis foliar, a través de la utilización de equipos de última tecnología, entre ellos: ICP-MS (Espectrometría de Masas con fuente de Plasma de Acoplamiento Inductivo). Este equipo permite analizar y cuantificar la mayoría de los elementos de la tabla periódica. Su gran ventaja radica en la alta sensibilidad de detección, lo que minimiza la probabilidad de error, más crítica aún en el diagnóstico de microelementos.
Mediante estos análisis precisos el productor obtiene informes de interpretación de resultados y recomendaciones a seguir basados en las experiencias y prácticas locales. De esta forma podrá también optimizar el uso de los recursos lo que se reflejará en una mayor productividad de las fincas, con el menor impacto ambiental.

Revista PRODUCCION: Análisis foliar en frutales
 
Para más información ingrese a: www.tecnosuelo.com.ar ó escriba a: tecnosuelo@tecnosuelo.arnetbiz. com.ar

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en la página Nº 75 de la edición en papel de la revista de Marzo / Abril 2012.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman