Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Mar/Abr 2009


Horticultura

Papa: nutrición balanceada

Revista PRODUCCION: Papa: nutrición balanceada
 
Revista PRODUCCION: Papa: nutrición balanceada
 
Revista PRODUCCION: Papa: nutrición balanceada
 

Tanto el rendimiento como los parámetros de calidad impactan directamente en el resultado económico del cultivo de papa. Realizar una estrategia de nutrición balanceada y adecuada a cada situación productiva es determinante para lograr estos dos objetivos. Esto implica tener en cuenta no solo los nutrientes necesarios el cultivo, sino también el efecto de cada uno de ellos, el momento de aplicación y las fuentes que se utilizan.
El tamaño y la uniformidad de los tubérculos son claves tanto en mercado de papa consumo como para industria. Otra de las características perseguidas es el número de tubérculos por unidad de superficie. Este parámetro dependerá del destino de la producción: un alto número de tubérculos se asocia a papas pequeñas, preferidas en el mercado de enlatados o papa semilla. Un número relativamente menor de tubérculos está asociado a mayor tamaño, característica buscada para destino industrial o consumo en fresco.
En lo que respecta a calidad fisiológica, se debe tener el cuenta el contenido de materia seca, alteraciones internas, niveles de azúcares (almidón), y condiciones para la cocción. Por otro lado, la terminación de la piel es otro parámetro de calidad. Su sanidad no solo es importante para que la papa sea atractiva para el consumidor, sino que además mejora la su conservación post cosecha.

¿Qué nutrientes necesita un cultivo de Papa?
Son 12 los nutrientes esenciales que todo los cultivos necesitan para desarrollar su potencial. Sin embargo, existen prioridades nutricionales para cada estado de desarrollo, y cada situación puntual de cultivo. Por eso el diagnóstico mediante análisis de suelo y/o foliar es una herramienta fundamental a la hora de decidir un plan nutricional.
Durante la implantación un aporte balanceado de nutrientes es esencial para instalar un cultivo vigoroso y sano. La respuesta a la aplicación de fertilizantes NKP a la siembra está ampliamente probada; el Fósforo impulsa un rápido desarrollo de raíces y tallos. Por su parte el Nitrógeno colabora en el desarrollo de hojas, y posteriormente para la formación del tubérculo, mientras el Potasio colabora en la formación de tejidos más fuertes, más tolerantes a situaciones de stress tales como heladas. En papa, el nutriente de mayor consumo es el Potasio, que puede ser extraído en un 50% más que el Nitrógeno. Para un rinde de 35 Ton/ha se extraerían 200 kg/ha de K mientras que solo 115 kg/ha de N.
Otra etapa clave de desarrollo es la de iniciación de tubérculos, que se instala bajo condiciones de noches frescas, y días acortándose. Más tarde comienza la etapa de llenado de tubérculos donde la demanda de nutrientes se acelera.
Por esto la refertilización es una práctica habitual dentro de todo plan nutricional. En cuanto a la nutrición nitrogenada, el equipo técnico de Yara ha encontrado respuestas positivas cercanas al 10% cuando se realizan aplicaciones repartidas en 2 o 3 momentos.
Por su lado, el Azufre juega también un rol fundamental, ayuda a reducir los niveles de enfermedades como sarna común y pulverulenta. También lo hace el Calcio, mejorando la tolerancia la stress por calor, aumentando significativamente la calidad post cosecha de los tubérculos y reduciendo la aparición de podredumbres. En cuanto al Magnesio, es importante su rol en la fotosíntesis, y colabora en la generación de altos contenidos de materia seca y en el diámetro final de tubérculos.
Micronutrientes: Se necesitan en pequeñas cantidades en comparación a los nutrientes anteriores, pero para que la nutrición sea balanceada deben estar presentes, ya que intervienen en procesos importantes que determinan el rendimiento. En el caso del cultivo de papa, debemos prestar atención al aporte que realiza el Boro y Zinc.
El Boro es necesario para optimizar la utilización del Calcio. Por su función conjunta de cementación de paredes celulares brindan estructura a tejidos vegetativos, y ayudan a reducir la incidencia de enfermedades en tubérculos.
Por su parte el Zinc interviene en la asimilación del Nitrógeno, y mejora el contenido de almidón en los tubérculos.

Propuesta Yara
Yara Argentina, empresa dedicada a la investigación y desarrollo de estrategias nutricionales posee planes para el cultivo de papa que se adaptan a cada situcación productiva. Dentro de estos planes nutricionales, uno de los productos recomendados para la etapa de implantación es YaraMila Nitrocomplex Plus. Es un complejo químico que contiene todos los nutrientes que el cultivo necesita desde sus primeros estadíos.
Aporta Nitrógeno bajo la forma de nitratos, que es la forma más eficiente en que las plantas pueden tomar el nitrógeno. Contiene Fósforo altamente soluble, que puede ser aprovechado en grandes proporciones durante el ciclo del cultivo. Se complementa la fórmula con Potasio, Azufre y Magnesio. Al mismo tiempo, su forma física asegura una rápida solubilización, para que los nutrientes puedan ser tomados desde esos primeros estadíos.
El cultivo de papa toma grandes cantidades de Nitrógeno a partir de los 30 días posteriores a la siembra. Es allí dónde debe tener disponible este nutriente para lograr altos rendimientos, junto al azufre que hace a un cultivo más sano y fuerte. Por este motivo es recomendable una refertilización que aporte Nitrógeno y Azufre. YaraBela Sulfán es el producto ideal para esta etapa. Contiene nitratos y es rico en azufre. Es el fertilizante que aporta estos nutrientes claves en forma balanceada.
Para complementar la fertilización de base, la fertilización foliar es una herramienta fundamental. YaraVita Croplift L aporta un complejo balanceado de micronutrientes sumados a Nitrógeno, Fósforo y Potasio. Su aplicación en inicios de floración proporciona un apoyo nutricional equilibrado en un momento donde la demanda de nutrientes aumenta significativamente.
Por su parte, YaraVita Seniphos que combina fósforo y calcio, brindando un mantenimiento de los niveles foliares de estos nutrientes y generando así óptimos resultados en el incremento del rendimiento y la calidad de tubérculos.
Operativamente la aplicación de estos productos foliares, puede coincidir con la de otros agroquímicos. Los productos de la línea YaraVita son ampliamente mezclables. La compatibilidad de las mezclas puede consultarse en www.tankmix.com.

Megalab, una herramienta clave
En análisis foliar Yara Argentina provee una herramienta de diagnóstico nutricional específica y efectiva: Megalab. Un análisis que permite conocer cuál es el nivel nutricional del cultivo, situación fundamental a la hora de definir el planteo nutricional. Megalab está certificado bajo normas ISO 9001, y procesa más de 1000 muestras diarias de distintas partes del mundo. Los equipos utilizados para el procesamiento de muestras son de última generación (ICP; Inductively Coupled Plasma) y permiten la evaluación simultánea de los 12 nutrientes claves de una sola vez.

Gentileza: Yara

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 46 y 47 de la edición en papel de la revista de Marzo / Abril 2009.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman