Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Mar/Abr 2008


Citrus

Limones: La cara visible de Tucumán en el mundo

Entrevista: Bartolomé Del Bono

La fruta cítrica es el principal producto exportado por la provincia y su calidad nos deja bien parados en los distintos mercados.

Revista PRODUCCION: Limones: La cara visible de Tucumán en el mundo
 
Revista PRODUCCION: Limones: La cara visible de Tucumán en el mundo
 

La agroindustria limonera, la actividad productiva que más desarrollo mostró en la década pasada en Tucumán, en los primeros años del nuevo siglo tuvo muchos problemas -de mercados, competencia y precios- para sostener el vertiginoso crecimiento de plantaciones, cosecha y calidad, y que sola terminó poniéndole "techo" a algo que, al parecer, no lo tenía.
A pesar de todo, hoy con un área de 34 mil hectáreas, una producción cercana al 1,35 millón de toneladas anuales y exportaciones por 340 mil toneladas, les alcanza para mantener el privilegio de ubicarse en el primer lugar en materia de producción, muy por encima de países como Estados Unidos, Sudáfrica, Turquía o España.
Así las cosas, el año pasado -después de un par de campañas de sufrir con el stock de jugos y con el clima- el sector pudo acomodarse y en 2007 las exportaciones terminaron mejor de lo que se creía. Por eso, PRODUCCION mantuvo un encuentro con el gerente de la Asociación Tucumana del Citrus (ATC) Bartolomé Del Bono, para conocer más detalles acerca de la campaña que ya comenzó y sus perspectivas de cosecha y ventas.

¿Cómo se presenta la nueva campaña citrícola en la provincia, teniendo en cuenta la parte cultural y sanitaria de la fruta? ¿Hay más frutas que la campaña pasada?
Prefiero comenzar haciendo comentarios del panorama citrícola teniendo en cuenta el factor climático. Durante el invierno del año 2007 se produjeron importantes heladas tardías en la zona productora de limón de nuestra provincia, que ocasionaron pérdidas de frutos cuajados y un retraso en la floración. En la primavera hubo un corto período de sequía y las precipitaciones se recuperaron a partir de noviembre. Con ese contexto, y de acuerdo a técnicos especializados, para esta Campaña 2008 se produciría una disminución de la producción del orden del 20 por ciento, estimándose llegar a producir alrededor de 1,10 a 1,15 millón de toneladas de limón.
En cuanto a aspectos culturales y sanitarios, el sector citrícola está muy profesionalizado en toda su cadena de valor, en el que incluyo a la producción primaria de limón. Los productores saben que durante la primavera - verano deben hacer un eficiente manejo de las quintas (y exigente en términos monetarios) para obtener limones con calidad de exportación. Periódicas pulverizaciones a base de productos cúpricos son imprescindibles para obtener fruta sana en lo que hace a su aspecto exterior. Y el productor tucumano lo viene haciendo, convencido que su producción tendrá un mayor valor.

El actual precio del limón en el mercado interno como externo ¿favorece a la producción?
Es necesario aclarar que el precio que alcanzó el limón en el mercado interno durante el verano fue exageradamente alto, por el hecho de haberse registrado una importante disminución de la oferta debido a que las heladas a las que hice referencia en la pregunta anterior, impactaron mayormente en la fruta que en aquellos momentos estaba recién cuajada, y que debería haber estado disponible en las semanas estivales. De ninguna manera fue una especulación ni nada que se le parezca; sencillamente hubo muy poca oferta de limón.
Respecto de las producciones de limón en países del Hemisferio Norte (España, EEUU, Italia, Turquía), se han combinado una serie de circunstancias climáticas que provocaron un descenso en la producción y oferta global, que han provocado un aumento del precio internacional del limón, tanto en fresco como de sus productos industrializados.
Pero las situaciones descriptas no necesariamente reflejan un panorama alentador para la expansión del cultivo en la provincia, puesto que estamos hablando de un hecho puntual en un año atípico. No hay que dejarse llevar por los triunfalismos y ser muy precavidos a la hora de analizar la factibilidad de la inversión, debiendo considerar un período de entre quince a veinte años en el que puede que se alternen ciclos de bonanza con otros de crisis.

El año pasado se pensó en una campaña exportadora baja, pero al final repuntaron, ¿cómo viene el mercado internacional para este año?
En principio, el mercado internacional se muestra demandante. Pero no siempre exportar en abundancia significa óptimos ingresos; al fin y al cabo la rentabilidad es lo que importa. Todo dependerá de los aspectos fitosanitarios de la fruta, adecuados calibres de exportación, y sobre todo de la precaución de los exportadores en no colapsar los principales mercados internacionales con cajas de limón tucumano.
Consideramos que los valores de exportación al final de la campaña serán similares al del último año (340.000 toneladas en 2007), o algo superior. Es una cantidad interesante; se debe pensar en cifras con realismo para no crear falsas expectativas. Si somos cautos a la hora de enviar fruta a los mercados internacionales no se comprometerá el valor monetario de las liquidaciones de las partidas y ello redundará en un sostenido ingreso del sector exportador.

¿La molienda empezó temprano teniendo en cuenta el tema energético, el frío y los compromisos de ventas asumidos?
El inicio de la molienda para obtener los derivados industriales de limón (aceite esencial, jugo concentrado y cáscara deshidratada) comenzó más temprano que otros años, ya que la actividad industrial funciona en paralelo con el sector empacador, receptando el descarte de fruta que aquellos no utilizarán en el embalado para exportación. Como este año el comienzo de la actividad está anticipado, la industria también lo estará, aunque con un desfasaje de un par de semanas. Aunque todo dependerá de las condiciones climáticas; estamos transitando un mes de Marzo muy inestable en lo que hace a precipitaciones, que reduce la dinámica de la cadena (cosecha - empaque - industrialización).
A propósito de la situación energética, consideramos que es una de las amenazas más graves que podríamos llegar a sufrir este año. Ya lo padecimos en 2007, con recortes en el suministro de gas y de energía eléctrica que obligaron a reducir turnos y disminuir el ritmo de cosecha y trabajo en empaques. Las consecuencias son negativas para todos: hay menos trabajo para la gente y las industrias tienen menos producción (con mayores costos unitarios). Los empaques e industrias citrícolas, sobre todo los de mayor envergadura (grandes demandantes de energía), se han visto obligados a realizar importantes inversiones para asegurarse la disponibilidad de este recurso, indispensable para poder trabajar en condiciones normales.

Tucumán sigue siendo el primer productor mundial de esta fruta, ¿de qué producción se habla?
En la campaña 2007 la producción de limones de Tucumán llegó a 1.350.000 toneladas, que significa alrededor del 90% del total de producción de nuestro país. Si consideramos que Argentina, que tiene una participación de casi el 30% de la producción mundial de limón, es el líder (en algunos momentos compartiendo ese liderazgo con España, aunque en los últimos años este país ha registrado importantes descensos en la producción), estamos afirmando que Tucumán es el mayor productor, procesador e industrializador de limón a nivel mundial. Por una parte este hecho nos enorgullece, pero por otra nos obliga a exigirnos en mantener ese liderazgo a base del trabajo diario y conciente de todos los factores involucrados en la actividad.



¿Los bajos precios pagados en las campañas 2005-2006 llevó a que muchos productores abandonaran la actividad o cambiaran hacia otros productos?
Nuestro sector sufrió una grave crisis entre los años 2002 y 2006 como consecuencia de una saturación en el mercado mundial de los derivados industriales de limón, que ocasionó una muy baja cotización principalmente del limón destinado a industria. El problema se agravó con sucesos ocurridos en nuestro país como inflación, aumentos de costos de insumos dolarizados y de mano de obra, etc. Estos hechos tuvieron impacto directo en el sector productivo, que vio comprometida su rentabilidad de manera alarmante, motivando a algunos productores a cambiar de actividad, sobre todo a la caña de azúcar por las buenas perspectivas que ese sector ofrecía.

¿Se han conseguido nuevos mercados? ¿El mercado de Estados Unidos seguirá haciéndose esperar?
Mercados nuevos que sean de interés no hemos conseguido. Pero merecen destacarse todas las gestiones que se llevan a cabo para la defensa y consolidación de los mercados en los que ya estamos presentes, que es de igual o mayor importancia que la apertura de nuevos destinos.
Varias de las acciones de la Asociación Tucumana del Citrus se hacen conjuntamente con Federcitrus, Afinoa, Cancillería Argentina, SAGPyA, Senasa, etc., que nos permiten tener un peso de relevancia.
No obstante ello, en nuestra agenda figura la expansión. Y el mercado de Estados Unidos es nuestro primer objetivo, por el estado de avance en que se encuentran las gestiones. Si bien en un primer momento esperábamos que la reapertura del mercado americano hubiera estado concretada para esta campaña 2008, hay procesos que tienen su demora. Nuestra nueva esperanza es que todo esté en condiciones para exportar en el año 2009. No pudo ser este año, quizá sea el próximo, pero estamos convencidos que en el corto plazo estaremos nuevamente presentes, como en los años 2000 y 2001.
Otros mercados que consideramos de gran interés son el de China, en el que hay que esperar que se pronuncie su servicio fitosanitario para acordar un protocolo de exportación que nos convenga, y que además serviría de antecedente para negociar favorablemente con otros países del sudeste asiático. India es otro objetivo a futuro por la envergadura y el poder adquisitivo que está tomando; ya se han iniciado las gestiones, aunque por el momento de manera incipiente.
Para resumir, todo indica que nuestra provincia seguirá teniendo el mayor protagonismo en la actividad limonera. Este hecho permite que se beneficien todos, directa o indirectamente, constituyéndonos en un pilar imprescindible sobre el que se puede apoyar el crecimiento y desarrollo de Tucumán.

Por Fabian Seidan

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 53, 54 y 55 de la edición en papel de la revista de Marzo / Abril 2008.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman