Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Mar (2022)/Abr 2022


Granos

“Hay campos con soja que ya no se recuperarán”

Tucumán 9/3/22 - Roberto Palomo comenta que recibieron buenas lluvias en algunas zonas, pero fueron insuficientes por su irregularidad. Advierte que la oleaginosa sufriría las mayores pérdidas de rendimiento. Se perderían las siembras ‘tempranas’ de soja y maíz.

Revista PRODUCCION: “Hay campos con soja que ya no se recuperarán”
 

Los productores de granos de Tucumán intentan acomodarse al presente que muestran sus cultivos luego de las últimas lluvias. Lote por lote, campo por campo, existen diferencias en cuanto al desarrollo de la soja, maíz o poroto que tengan implantados.
El productor Roberto Palomo, instalado en la localidad de La Virginia (Burruyacu), a unos 80 km al este de San Miguel de Tucumán, presenta, para Revista PRODUCCIÓN, un panorama plagado de dificultades, donde no sólo hay superposiciones entre el factor climático y la economía en su conjunto, sino también las políticas públicas nacionales para el agro y, como inesperado, el impacto que ya tiene -y se desconoce su evolución-, la invasión de Rusia a Ucrania.
Las últimas lluvias, ¿qué les dejaron?
Con las precipitaciones registradas se acomodan un poco las cosas. Pero debe llover aún más, porque las lluvias vienen con atrasos y los perfiles de humedad del suelo están muy pobres. Es un paliativo, sin dudas, para que el cultivo no se extinga, para que no desaparezca. Sin embargo, hay campos que tendrán pérdidas de rendimiento.
Por ejemplo, el maíz y la soja “temprana” ya perdieron muchas posibilidades de recuperación. ¿Por qué? El maíz, en enero, estaba floreciendo, y puede llegar a mejorar.
Pero la soja, entre el calor de enero y las lluvias registradas “por puchos”, algo se está solucionando, pero aún falta mucho. Esperamos recibir más lluvias para lograr que el cultivo se recupere en su etapa vegetativa y, así, pueda desarrollarse y repunte en su etapa reproductiva. Pero hoy, es seguro que el cultivo indica que va a tener menor rendimiento potencial. Pero aclaro que la campaña no está perdida. Somos optimistas. Y los precios siguen acompañando.
Entonces, la posibilidad de recuperación es muy aleatoria.
Efectivamente. Por ejemplo, en Tucumán llovió hasta 40 mm en algunas zonas. Pero hay que esperar para ver cómo responde ese cultivo. Además, no sabemos cómo vendrá el clima; hay pronósticos alentadores, pero son solo eso.
En el caso de la soja ya está prácticamente definido el número de chauchas a desarrollar, pero no sabemos cuál será la respuesta en cuanto a la cantidad de granos. Ya pasó el ciclo vegetativo de la planta.
Respecto del maíz, tal vez tenga más posibilidades de recuperación porque tiene una sola floración, y con más humedad en el suelo puede responder aún mejor.
Por el lado del poroto, puede ser que mejore su panorama; la siembra se dio entre principios y mediados de febrero. Entonces, si tuvieran humedad las plantas pueden tener recorrido.
Sobre la base de esta reseña, puedo concluir que la soja es quien tendrá la mayor pérdida de rendimiento; existen zonas con lotes perdidos y otros con mejor situación, como es el caso de los campos ubicados en el pedemonte de Tucumán.
Además de los aspectos climáticos y demás factores, ¿hay algo más en el horizonte?
Hay rumores, nada más que eso -por el momento-, en cuanto a que si el Gobierno Nacional logra que se apruebe el acuerdo con el FMI elevaría el porcentaje de las retenciones. El 33% ya es confiscatorio según dictaminó la Corte Suprema de Justicia de la Nación; hoy estamos bastante cerca de ese valor.
Pero son sólo rumores, que igualmente generan preocupación en el sector agropecuario. Son solo trascendidos, sin que se mencione una fuente oficial o fidedigna. Ojalá que no sea.
¿Tienen problemas para abastecerse de los insumos necesarios?
Avizoramos, como muy probable, que falten algunos insumos por la guerra en marcha, que llega en un momento muy complejo porque venimos de la menor actividad económica mundial que hubo entre 2020 y 2021 por la pandemia por COVID-19.
Estamos en un mundo globalizado, así que cualquier problema siempre repercute en los mercados internacionales, y en la Argentina mucho más. El panorama es complicado.
El precio de los fertilizantes, como la urea, viene aumentando. ¿Qué proyectan?
Los campos con maíz y caña de azúcar necesitan el aporte de urea (N2). Y con las subas que vienes registrándose, el productor que no compró a tiempo está perdiendo dinero si es que hjoy debe comprar y fertilizar esos cultivos.
Y más la falta de lluvias, que ayudan a que el fertilizante sea absorbido por el suelo y trasladado a las plantas, esas plantaciones se quedan con menos nutrientes para su desarrollo.
En cuanto a la caña, los precios dependen del comportamiento del mercado interno, que se superpone con el mayor costo de la urea del glifosato y de los fitosanitarios, conformando un panorama complicado para las economías regionales.
Y en el caso de Tucumán, la detección de Diaphorina citri, más el efecto de la guerra entre Rusia y Ucrania -que nadie se anima a aventurar cómo terminará ni cuánto durará-, genera turbulencias en los mercados de citrus, cuando llega el momento de la exportación.
Concluyendo, el panorama es complicado para las economías regionales.

Daniel A. Vaca

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 10 y 11 de la edición en papel de la revista de Marzo (2022) / Abril 2022.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2022 Revista Producción. Repblica Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman