Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Mar (2021)/Abr 2021


Granos

Granos en el NOA: El productor sojero enfrenta un fuerte desabastecimiento y altos costos en insumos y repuestos

El ingeniero agrónomo y productor de granos Gonzalo Blasco, que desarrolla su actividad en la zona este de Tucumán, en el propio límite con Santiago del Estero, realizó para la Revista PRODUCCIÓN un pormenorizado análisis sobre la evolución de la presente campaña.

Revista PRODUCCION: Granos en el NOA: El productor sojero enfrenta un fuerte desabastecimiento y altos costos en insumos y repuestos
 

El clima, representado por lluvias escasas y erráticas y con temperaturas ambiente que no fueron tan altas como las que caracterizan al mes de enero, sumado a su impacto en los rindes, y por otra parte la lucha que despliega contra las plagas insectiles, como el “picudo negro”, formaron parte de su balance productivo y agronómico.


Por supuesto, y como viene sucediendo desde hace muchos años, el aumento del precio de los insumos y la pesada carga impositiva siguen frenando el desarrollo del sector. Y a pesar que los mercados internacionales les auguran un par de años con buenos resultados económicos, la realidad es que ellos -los productores- reciben en sus cuentas entre un 30% y un 32% del valor restante luego de descontar retenciones y los tributos.


La sequía de la primavera 2020 le restó humedad al suelo. ¿Eso se sintió en los comienzos de la siembra de soja (tempranas) para la campaña de este año? ¿Cómo se vienen desarrollando estas plantaciones?


Esa sequía obviamente que nos quitó humedad al suelo y no se pudo lograr cultivos de invierno con éxito. Y ese impacto de la falta de agua se sintió en las sojas tempranas, y más aún por la variabilidad de las lluvias que hubo; en algunos casos puntuales, como sucedió en mi campo, tuve buenas lluvias en noviembre 2020, y eso me permitió hacer siembras a principios de diciembre pasado. Pero en otros lugares donde no llovió en noviembre, la siembra se les retrasó.


Vos, que estás en la zona agrícola límite al Este de Tucumán, ¿estas condiciones se agudizaron por la falta de agua? Y en este caso, ¿cómo evolucionan los cultivos?


Efectivamente, yo trabajo en la zona límite del Este tucumano. Yo siembro al borde del límite con Santiago del Estero y dentro de esa misma provincia. Y sí se agudizaron las condiciones, pero las lluvias fueron muy desparejas en la última campaña de granos gruesos que hubo; yo sufrí bastante, con lluvias chicas y erráticas. Pero con un buen manejo y coberturas logré hacer buenos cultivos de verano: soja, sorgo y maíz, pero en estos momentos me falta una lluvia más para cerrar una buena campaña.-


¿Cómo vinieron las lluvias en el período enero-febrero y cómo se presentan hasta ahora en marzo? ¿Qué prevén en este sentido y qué resultados está viendo en los campos que recorre?Si hay diferencias entre distintas zonas, ¿las puedes indicar?


Las precipitaciones en enero y febrero repitieron las condiciones de ser erráticas y desparejas. A veces, dentro de un mismo campo, en un extremo tenía 10 mm y en otra punta 35 mm de lluvia caída. A veces se producía una buena lluvia a 5 km y en nuestro campo no recibíamos ni una gota. Digamos que las lluvias están dentro de lo normal o por debajo de lo normal en cuanto a esos registros de pluviométricos de enero y febrero.


En el actual mes de marzo tuvimos, hasta ahora, una muy buena lluvia a principios de mes, con registros de entre 80 y 120 mm en la zona. Ahora vamos a ver cómo terminamos este mes de marzo. Pero aún nos hace falta una buena lluvia de entre 30 y 50 mm, y ya se terminarían muchos cultivos. Por ahí el piso necesita una lluvia más por ser cultivos tardíos. Veremos qué nos entrega el clima.


¿Calor, humedad y lluvias potenciaron la aparición de enfermedades? Hoy, ¿contra qué problemas sanitarios están luchando? ¿Encuentran resistencias?


Tuvimos pocos días de calor en enero y a mediados de diciembre, pero no fue una campaña que se caracterizara por registros de altas temperaturas: no tuvimos muchos días con excesivo calor. Las temperaturas fueron por debajo de lo normal para el mes del año que se trata, incluso con mucha amplitud térmica en febrero y en marzo, y eso le viene muy bien al maíz y al sorgo, que son cultivos a los que les gustan las fuertes amplitudes térmicas. Así, a eso lo expresan en el rendimiento, siempre y cuando tengan humedad en el suelo.


Con respecto al problema sanitario, en soja hubo algo de “mancha ojo de rana”, que se controla aplicando fungicidas, mezclas de triasoles y extravirulinas, que se hacen en soja para controlar, justamente, las enfermedades de fin de ciclo (la “mancha ojo de rana” es una de ellas).


Después, en maíz hubo algo de “tizón”; ahora en marzo vamos a ver ahora que sucede, porque como están bien en período reproductivo, se ponen más susceptibles al ingreso de enfermedades. Pero en líneas generales fue una campaña tranquila.


¿Puede trazar diferencias de desarrollo agronómico y potencial de granos entre las distintas zonas productivas?


Sí hubo diferencias entre las distintas zonas productivas de Tucumán. Por ejemplo, en la zona sur de la provincia -La Invernada, Taco Ralo, La Cocha-, tuvieron una campaña mucho más tranquila respecto de las lluvias, ya que recibieron mejores precipitaciones respecto de la zona noreste (NE). Seguramente eso se va a traducir en muy buenos rindes o mejores rindes en la zona Sur que en el NE tucumano.


¿Hay plagas, picudos, bolillera, etc? ¿Qué incidencias tienen, y puede mencionar cuáles son los tratamientos en marcha o las recomendaciones que se puede hacer sobre cómo proceder?


En esta campana, en soja, sí tuvimos mucho “picudo negro”, que es el Rhynchophorus palmarum. En mi caso aún en este momento (mediados de marzo) estoy haciendo aplicaciones para controlarlo; y debo decir que venía tranquila la campaña, pero a mediados o fines de febrero -después de algunas lluvias- empezó a emerger del suelo y a hacer daño. Por eso, esta fue una campaña complicada con respecto al “picudo negro”, a pesar de que cada vez se rota más, pero es una placa en crecimiento.


En cuanto a los tratamientos para picudo, siempre lo principal es el monitoreo; con una baja población por m2 de picudo, de entre 2 y 3 picudos /m2, ya hay que aplicar y pensar en hacerlo rápido. Hay distintos productos para hacer aplicaciones: piretroides, neonicotinoides. Se trata de una amplia gama de productos para controlarlo, con y sin residualidad. No es un insecto que se caracterice por ser duro para su control, pero sí por su alta prolificidad.


¿Tienen alguna proyección sobre los precios de los mercados?


Como es lógico, nosotros siempre recibimos informes sobre los precios en los mercados. Así nos dicen que los precios de los commodities van a ser sostenidos por un par de años, arrastrados por los principales commodities que son el petróleo y el oro, y donde entran la soja, el maíz y el trigo. Estos informes indican que los valores internacionales van a ser buenos. No se traduce eso acá por el nivel de impuestos que tenemos, tanto por las retenciones como por la diferencia del tipo de cambio. Nosotros estamos cobrando, como es de dominio público, la mitad del valor después de retenciones e impuestos: significa que estamos recibiendo entre un 30% y un 32% de lo que la soja, el maíz y el trigo valen en el mundo. Año tras año, la ecuación costos/precios causa estragos en el sector agroindustrial.


¿Cómo están en materia de costos: insumos, servicios, repuestos, etc, con el valor del dólar?


Este es un año complicadísimo, porque hay desabastecimiento de muchos elementos que necesitamos para trabajar, especialmente los neumáticos; cuesta muy mucho conseguir un neumático, y cuando lo obtenemos presentan valores muy exagerados, muy altos: los tomamos o los dejamos. Si no los compramos vamos a tener parado un tractor, una cosechadora o un mosquito. Así que, la verdad es que la situación es muy, muy, complicada con respecto a ese tipo de insumo.


También se percibe un incremento en muchos otros insumos: además de los neumáticos, por ejemplo, en gasoil, fertilizantes, etc. En estos últimos, por ejemplo, en los últimos 50 días hubo importantes incrementos en los precios.


Después, los otros insumos, como los agroquímicos, vienen más o menos acompañando la campaña.

Revista PRODUCCION: Granos en el NOA: El productor sojero enfrenta un fuerte desabastecimiento y altos costos en insumos y repuestos
 

Por: Daniel A. Vaca



Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 20, 21 y 22 de la edición en papel de la revista de Marzo (2021) / Abril 2021.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2021 Revista Producción. Repblica Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman