Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Jul/Ago 2008


Granos

Plan Nutricional: para incrementar la producción un 20%

Revista PRODUCCION: Plan Nutricional: para incrementar la producción un 20%
Ing. Agr. León García
 
Revista PRODUCCION: Plan Nutricional: para incrementar la producción un 20%
 
Revista PRODUCCION: Plan Nutricional: para incrementar la producción un 20%
 

El Ing. Agr. León García, de Chile es especialista en nutrición de cultivos de Yara para Latinoamérica. Actualmente recorre Argentina brindando capacitación a productores y técnicos, sobre cómo realizar una nutrición completa de suelos y plantas. En una entrevista se expresó de la siguiente manera:

¿Se atiende bien en Argentina al tema nutrición de cultivos?
Los productores de Argentina y de buena parte de Sudamérica tienen una visión de la nutrición muy acotada, en torno a lo que son los fertilizantes. En general un productor promedio conoce sobre el de uso de Fósforo y Azufre al momento definir su programa de fertilización de soja, y de Nitrógeno cuando se piensa en maíz, trigo o girasol; sin embargo el espectro de nutrientes considerados “esenciales” son al menos 15.
Por ejemplo, hemos detectado respuestas productivas a nutrientes como Boro y/o Zinc. También al hacer análisis de tejidos, muchas veces notamos niveles bajos de elementos como Magnesio, Molibdeno y algunos otros, dependiendo de la zona o cultivo. Esta situación repercute directamente sobre los rindes. Cuando no se tiene en cuenta a estos nutrientes se pierde la posibilidad de incorporados en los programas de fertilización, y solucionar así estas deficiencias, limitando la capacidad productiva de la plantación y sin poder llegar a aprovechar el 100% del potencial genético de la semilla que el productor compra y siembra. En cultivos extensivos como en intensivos, la mejor forma de incrementar la producción y la calidad, en términos globales, es aportarle al cultivo las nutrientes que le faltan. Creo que en Argentina es posible incrementar la productividad a través de una fertilización más integral ya que de mantener la perspectiva actual, de mínima fertilización, solo se puede prever un progresivo empobrecimiento de los suelos y la pérdida económica de no llegar a los rindes potenciales.

¿Qué problemas encuentra entre los productores y técnicos a la hora de medir el estado nutricional de una plantación?
La mayoría de los productores y técnicos que trabajan en el país son muy buenos. Sin embargo muchos de ellos en general se focalizan principalmente en Nitrógeno, Fósforo y Azufre, limitando el análisis a estos nutrientes; considerando sólo variables como: Nitrógeno, Fósforo, pH y materia orgánica. Mediante una concepción más abarcativa del “problema nutricional” en el suelo, se abre una gran oportunidad de mejorar incorporando en el análisis otros nutrientes como Potasio, Calcio, Magnesio y otros parámetros como CE (Conductividad Eléctrica). Recién con estos datos se puede obtener una visión más amplia del estado nutricional de un cultivo y desarrollar todo el potencial de una plantación, incluso redefinir cual es la especie más apropiada para incluir en cada caso. Luego de definir el programa nutricional basado en análisis de suelo se debe controlar el resultado de cada estrategia, con ello, se puede entender cómo modificar la nutrición en los sucesivos cultivos. Para ésto existen varias técnicas, como los análisis de tejidos, hojas o peciolos (dependiendo de la especie) que indican la absorción de lo aportado y de lo que no se ha considerado; y/o a través del control de la producción, parámetro de calidad requeridos u otras técnicas de mayor complejidad como la agricultura de precisión.

¿Cuánto pueden crecer los rindes con un programa de nutrición efectivo?
En porcentajes de producción, con un programa completo de nutrición de suelo y plantas, hemos obtenido incrementos de hasta un 30% con respecto al testigo. Sin embargo, la diferencia de producción dependerá, en cada caso, del grado de deficiencia que se evalúe respecto de cada potencial esperado, considerando que el agua no sea un factor limitante.

¿Está bien fertilizar todo un lote de la misma manera?
Existen tecnologías satelitales aplicadas asociadas a equipos medidores de biomasa, medidores de variabilidad, muestreo de suelo, etc., que van determinando los sectores más productivos dentro de un mismo lote, los cuales son fertilizados en función de sus potenciales dentro de cada punto del lote. Un análisis profundo al interior del lote permite encontrar esas zonas, conocer las razones por las que es menos productivo que otras, y nivelar el problema de nutrición. La técnica de fertilización integral se implementa utilizando equipos que aplican dosis variables de fertilizantes según los resultados analíticos en cada posición del campo, considerando el requerimiento de cada potencial productivo en cada punto, ahorrando fertilizantes y maximizando la producción.
La Argentina es muy eficiente en producir con bajos costos de producción, sin embargo, no podemos desperdiciar la oportunidad de explorar estas nuevas tecnologías analíticas, las cuales podrán ayudar a acercarse a mayores potenciales productivos, proyecto que estamos desarrollando en Yara Argentina. Con un plan nutricional apropiado, un lote puede incrementar su producción más de un 20%.

Gentileza: Lic. Pablo Formaggini,
Galetto Comunicación

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 32 y 33 de la edición en papel de la revista de Julio / Agosto 2008.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman