Revista ProduccionRevista Produccion
     inicio          última versión digital          ediciones anteriores          mercado de granos          oportunidades comerciales          suscripción          el tiempo     
Regresar al sumario

Ene/Feb 2013


Caña de azúcar

Azúcar: tucumán podría cubrir solo el consumo del mercado interno en 2013

Revista PRODUCCION: Azúcar: tucumán podría cubrir solo el consumo del mercado interno en 2013
 
Revista PRODUCCION: Azúcar: tucumán podría cubrir solo el consumo del mercado interno en 2013
 
Revista PRODUCCION: Azúcar: tucumán podría cubrir solo el consumo del mercado interno en 2013
 

Sergio Fara, presidente de Unión Cañeros Independientes de Tucumán (UCIT), dialogó con Revista PRODUCCIÓN tras el final de la zafra azucarera 2012 en el país, y en la oportunidad se refirió a la actual situación de la "Madre Industria", sus necesidades, preocupaciones, los aciertos de 2012 y las perspectivas, en pos de consolidar de nuevo a esta actividad, como una fuente real de crecimiento, desarrollo y generación de riquezas, en el interior de las provincias del NOA.
Fara, conciente de que falta mucho por hacer para que esta agroindustria resulte rentable para todos sus integrantes, resaltó la necesidad de trabajar en forma conjunta y totalmente comprometidos con la actividad. Eso quire decir obreros-cañeros-industriales y el Estado. "Sólo así se podrá salir adelante en un momento en que el país y el mundo están demandando más alimento y energía".
Al respecto indicó que la zafra 2012 fue complicada principalmente por el tema del precio del azúcar, los excedentes del producto y la falta de cumplimiento con las exportaciones.
"La zafra tuvo un inicio donde hubieron grandes desacuerdos, tanto entre el sector cañero como industrial. Donde la Mesa Nacional del Azúcar dejó de funcionar como debía, sin al menos un previo aviso de parte del Centro Azucarero Argentino. Entonces armamos una Mesa Azucarera Tucumana, pensando que ésto podría darnos los beneficios y resultados que todo productor cañero podía esperar de una zafra. Pero al estar sin una normativa, reglamentación o un acuerdo cañero-industrial, no tuvo rápida aceptación, sí luego, cuando desde UCIT le hicimos llegar al Gobierno la propuesta denominada "Base para un entendimiento cañero-industrial", y con el apoyo del Ministerio de la Producción se firmó un convenio con 11 industrias locales, donde se comprometían a destinar un 15 por ciento del azúcar elaborada para la exportación inmediata y con un pago de 135 pesos la bolsa de azúcar de 50 kilos. Asimismo, se comprometían a inmovilizar un 10 por ciento del azúcar en stock para sanear un poco el mercado interno de la presión por la sobreoferta. Al no haber ningún otro tipo de acuerdos, consideramos que fue éste el puntapié inicial para que luego derivara en un nuevo acuerdo firmado ya por el Gobierno y 14 fábricas azucareras.
Posteriormente, analizando todo desde UCIT, resaltaron que si bien no se pusieron de acuerdo en el precio del 10 por ciento de las 100 mil toneladas de azúcar inmovilizadas, o sea el 10 por ciento que se acordó inmovilizar para exportar, consideró que esa producción también debe ser exportada y al cañero le correspondería que le paguen 135 pesos por bolsa, como el azúcar que se exportó desde un principio.


 


Producción azucarera
En cuanto a la producción, el dirigente cañero resaltó que este año 2012 se elaboró más azúcar que la prevista porque hubo más hectáreas con plantaciones en la provincia.
"La producción fue superior largamente a lo estimado en un principio por la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres (EEAOC) y de otros voceros agrícolas que hablaban de una campaña mucho menor a la elaborada finalmente en Tucumán, y que fue de 1.289.000 toneladas más 90 mil toneladas para hacer alcohol; o sea que en definitiva fue de 1.370.000 toneladas sólo en Tucumán (dejando al Norte, Salta y Jujuy, con una producción de 880.000 toneladas de azúcar). Esto muestra a las claras que muchas veces todos los presagios técnicos lo único que hacen es desvirtuar o confundir la posible realidad".
La EEAOC dio tres posibilidades de producción para la zafra 2012: la primera estimando fuertes heladas y otros factores climáticos, decía que podía llegar a elaborarse algo así como 1.090.000 toneladas; la media, se posicionaba en 1.180.000 de toneladas; y la última hablaba de 1.280.000 como máximo, si el clima se presentaba benévolo y se podía moler toda la caña disponible hasta el último lote.
Pero la realidad marcó que pasamos en 100 mil toneladas ese estudio de la Experimental porque el organismo técnico no tuvo en cuenta, a la hora de elaborar el cuadro productivo, que la cantidad de tierras sembradas con caña de azúcar era de 270 a 280 mil hectáreas y no de 255 mil hectáreas como dijeron ellos. Hay que reconocer además que con las lluvias de enero, febrero y marzo, esas hectáreas que no estaban contabilizadas por la EEAOC produjeron una cantidad de caña importante en Tucumán.
Sobre el futuro de la actividad cañera y la agroindustria, dijo que está íntimamente ligado al ordenamiento y sinceridad de los actores que la componen.
De haber un ordenamiento dentro del sector, donde la premisa debe ser trabajar con vistas a un futuro, todo irá mejor. Hay un programa de alcohol a través de la caña de azúcar que el Gobierno provincial consiguió que se implementara dentro de la Ley de Biocombustibles. El mismo prevé que el alcohol elaborado a partir de la caña sirva para cortar naftas lo que posibilita ingresos económicos seguros para la industria. Es un beneficio muy importante, solo que no se lo está utilizando como corresponde.
Estimamos que a la fecha no debería haber sólo 4 ingenios produciendo alcohol, sino al meno 10. Porque el país y el mundo están demandando mucho la energía verde. Creemos que cuando se revierta esta situación de indiferencia de producir alcohol, y se dejen los temores porque no hay créditos o porque no se hacen las inversiones como corresponden para resguardar el medioambiente, el sector va a dar un paso sustantivo dentro de su arco productivo. No hay que olvidar que los valores de los combustibles suben día a día, y en la caña de azúcar no le resta al alimento como puede ocurrir con el alcohol en otras actividades. Lo que necesitamos es que la industria se decida o que el Estado impulse la producción de alcohol en la provincia. Por ejemplo, antes se producía en Tucumán el 66 por ciento de alcohol del país y el Norte hacía el 34 por ciento restante. Este año fue a la inversa. Esto no es bueno para Tucumán.


 


Precio del azúcar
En cuanto al precio del azúcar en el mercado doméstico, indicó que está lejos de ser bueno a pesar de que la zafra sí lo fue en los últimos años.
"Algo muy importante para la economía de la provincia como para los productores es que el precio del azúcar mejore en el mercado interno, o sea que tenga un valor apreciable para que cuando se haga el mix de exportación-mercado interno, se cubran los costos de producción y posibles ganancias".
"Acá hay alrededor de 8.500 pequeños y medianos productores que hoy ante esta gran producción de azúcar, no pudieron ni siquiera salvar los costos de laboreo. Hay buenas producciones pero si no hay respuesta en los bolsillos, no se puede hablar de una buena campaña. Es importante que se arme un ente exportador que esté integrado por productores cañeros, la industria, y el gobierno, y que haya una ley de orden público que obligue y castigue a los que no exportan, con multas y otros castigos para los que no cumplan con lo pactado en la mesa de trabajo. Nosotros hicimos llegar a la presidencia de la Comisión de Economía de la Legislatura un documento bastante ampliado donde hablamos de la necesidad de que se reglamente la ley 25.113, de Maquila nacional, ya que debe ser adecuada a cada economía regional y de cada provincia. Como actividad azucarera pedimos que se reglamente la ley y en la reglamentación se tenga en cuenta el equilibrio en los controles de balanza y habilitación por parte de organismos competentes; controles de elaboración y permitir que los productores tengan acceso a los laboratorios para ver los rendimientos de la caña de su campo".
"En el tema de exportación hacemos hincapié en la creación de un organismo que maneje los azúcares de exportación a través de certificados de depósitos para que ellos sean los encargaos de liberar el producto en el momento en que traigan los compromisos de exportación. En definitiva, buscamos que haya transparencia en la producción para que ganemos todos y no unos cuantos vivos".
Fara destacó la importancia de que los "números" del sector se conozcan antes de cada campaña. "Creo que hace falta que se fije año a año, antes del inicio de la zafra, el stock inicial de azúcar, se establezca el consumo real del mercado interno, se especifique la cantidad de caña destinada para alcohol (que es jugo directo y que no nos engañen con que al jugo directo lo hacen de melaza), y la real cantidad de azúcar para exportar. Cuando tengamos esos controles y se cumplan, podremos hablar de zafras azucareras estables y con duración en el tiempo. De nada sirve tener una buena campaña y tres malas. Debemos hacer una actividad azucarera sustentable en el tiempo".
Sobre la zafra 2012 aclaró que comenzó con problemas, pero el sector logró salir adelante gracias a la actitud de UCIT que buscó la manera de que se cumplan los programas de exportación.
"Al mes de marzo de 2012, el sector azucarero de Tucumán se mostraba complicado luego de que los ingenios del Norte se retiraran de la mesa de Seguimiento Nacional, dejando librado a los ingenios de Tucumán a sus propias decisiones, sin referencias nacionales acordadas de mercado interno ni de exportación para la zafra del mismo año. El stock inicial de 234 mil toneladas al 15 de mayo de 2012 tampoco era alentador, más aún cuando se encontraba un saldo de 54.000 toneladas de azúcares tucumanos sin exportar de la zafra 2011. A todo ésto se debe sumar una gran incertidumbre en el volumen total de azúcar a producir, teniendo en cuenta las inclemencias climáticas. Con el escenario descripto, sin indicadores de negociación, más un panorama de precios en baja como consecuencia de la sobreoferta de azúcar, todo pintaba negro. Pero fue oportuno el acuerdo de exportación firmado por el Gobierno e incitado por UCIT".
Respecto a la zafra 2013, sostuvo que en función de las 270 a 300 mil hectáreas de caña implantadas en la provincia, se espera una producción azucarera -en condiciones climáticas normales- de 1.700.000 toneladas, según pronósticos de la EEAOC. "Este valor, por sí sólo indica que Tucumán podrá cubrir el consumo del mercado interno, presentándose un excedente de 800 mil toneladas.

Por Fabián Seidán

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 38 y 39 de la edición en papel de la revista de Enero / Febrero 2013.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2014 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman