Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Ene/Feb 2013


Biocombustibles

Alcohol de caña vs. alcohol de maíz

La industria maicera estaría pronto en condiciones de cubrir el cupo actual del 5% de etanol en la mezcla combustible.

Revista PRODUCCION: Alcohol de caña vs. alcohol de maíz
 
Revista PRODUCCION: Alcohol de caña vs. alcohol de maíz
 
Revista PRODUCCION: Alcohol de caña vs. alcohol de maíz
 
Revista PRODUCCION: Alcohol de caña vs. alcohol de maíz
 

Recientes manifestaciones de sectores empresariales vinculados a la producción de maíz, como MAIZAR o la multinacional Monsanto Latinoamericana Sur, celebraron en Buenos Aires un importante evento llamado "Seminario del etanol". El objetivo del mismo apuntaba a demostrar la viabilidad y sustentabilidad de la producción de etanol a partir del maíz para un futuro inmediato (2013) y demostrar que en ese lapso la producción del bioetanol de la caña de azúcar pasaría a ocupar un rol secundario. Tanto es así que los conceptos prevalecientes fueron que "la producción de biocombustibles en base a la caña de azúcar prácticamente tocó su techo", mientras las perspectivas para el maíz en este aspecto -destacan- son enormes porque se conjugarían la obtención de etanol por molienda seca junto a ello tener un 32% de torta proteica -conocida como DDGS por residuos de los granos secos destilados, con 30% de proteínas y un 1% de lisina, con un precio estimado en U$S 0.35 /Kg valor FOB- que tiene gran demanda en la alimentación animal de "feed-lots".
Durante el segundo semestre de 2012 comenzó el despertar de la industria del etanol de maíz, con la operación de la planta "Bio 4 - Bioetanol Río Cuarto" en Córdoba y antes de fin de año comenzará a trabajar la firma Vicentín en Santa Fe y para 2013 estará la "Promaíz" de AGD y Bunge, con la cual se estiman necesidades de materia prima de 1.200.000 t y obtener unos 486.000 m3/año de etanol anhidro a un rinde promedio de 405 l/t junto a 385.200 t de DDGS. Si es así, la industria maicera podría cubrir el cupo actual del 5% de etanol en la mezcla combustible, con una demanda actual de 340.000 m3/año.
Mientras tanto ¿qué pasa en Tucumán y el NOA?. Pensamos que nuestra actividad azucarera-alcoholera está perdiendo una oportunidad histórica, ya que hasta ahora ni siquiera ha llegado a cubrir el 2,5% del cupo nacional requerido. Más aún, ha tenido el privilegio de ser la única actividad en el país de haber logrado una Ley Nacional propia para el bioetanol combustible (Nº 26334) y no pudo -hasta ahora- cumplir las expectativas iniciales. Si el programa del bioetanol hubiese funcionado a pleno, no habría sobrantes de azúcar en el mercado interno y los precios finales del producto serían satisfactorios para las partes.
Mencionamos días atrás que el precio de una bolsa de azúcar en el equivalente alcohol es mejor que el precio comparativo del azúcar crudo exportación.
Tucumán en la zafra 2012 destinó 90.000 t de azúcar para producir unos módicos 55.000 m3 de etanol superior a los 43.700 m3 del 2011, con lo cual, sumado a otros procesos, estaría cerca de los 75.000 m3 en total para las petroleras, frente a 67.000 m3 de 2011. Los ingenios de Salta y Jujuy producen unos 80.000 m3/año. Hay un viejo adagio que dice "en la Naturaleza el vacío no existe, pues alguien lo llena". Los comentarios huelgan.
La Coordinadora Nacional de Biocombustibles proyecta que en 2015 se consumirán 8 millones de m3 de naftas (frente a 6,8) donde el 5% va a requerir 400.000 m3 de etanol anhidro. Pero las proyecciones estatales dadas a conocer apuntan a llevar la mezcla al 17% en 2015. ¿Será así?, si esto fuera real, ¿tiene pensado o proyectado nuestro sector ese futuro? La zafra 2012 en Tucumán señaló una producción total de 1.379.000 t de azúcar, de las cuales 90.000 t, se derivaron para el alcohol mezcla. Teóricamente se molieron 14.217.000 t de caña con 9.75% de rendimiento fabril para alcanzar aquella cifra, donde la sequía tuvo sus efectos negativos al lograr un rinde promedio de 56 TC/ha.
Las autoridades del CART indicaron que "se desea asegurar una exportación de 330.000 t de azúcar". Esto significarían 201.219 m3 de etanol con lo cual nos podríamos acercar a la meta del 5%. Por otra parte, los trámites para exportación de azúcares parecen demasiado lentos. Mientras tanto el precio actual de venta del azúcar que recibe el cañero, le reporta entre $ 2,90 a $2,96/Kg ($145-148/bolsa 50 Kg). Haciendo comparaciones, con lo que percibe ese cañero no le alcanza para comprar un Kg. de pan que vale $ 8 ni una botellita de agua mineral de medio litro que vale $ 7 ni mucho menos tomar un pocillo de café que vale $ 10. Las cifras son patéticas.
Observando hacia el año 2013, con las casi 252.000 has. cosechables netas de caña de azúcar detectadas -hasta ahora- por la Estación Experimental Agroindustrial Obispo Colombres y con rindes moderados ayudados por alguna bonanza climática (lluvias), Tucumán estaría en condiciones de sobrepasar tranquilamente 1.400.000 t de azúcar. ¿Se tiene proyectada alguna política al respecto, si es que nos ganan "La casilla del medio" en la producción del bioetanol, más una exportación que parece engorrosa, unido al aumento del área cañera? ¿Se reúnen los sectores para analizar estos temas?.

Por Ing. Franco Fogliata

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 36 y 37 de la edición en papel de la revista de Enero / Febrero 2013.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman