Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Ene/Feb 2013


Opinión

"No hay motivos para desarmar a la producción tabacalera"

Entrevista: Raúl Robín, presidente de la FET

Raúl Robín, de la Federación Económica de Tucumán reconoció que si el productor trabaja bien y que el sistema funciona, el Estado no debería intentar desarmar a la producción tabacalera. "Hay muchos países que están comprando y demandando el tabaco argentino que, si aquí se dejara de producir, seguramente otros países agarrarán ese mercado que dejamos libre". El 80 por ciento de lo producido se exporta.

Revista PRODUCCION: "No hay motivos para desarmar a la producción tabacalera"
 
Revista PRODUCCION: "No hay motivos para desarmar a la producción tabacalera"
Raúl Robín, presidente de la Federación Económica de Tucumán
 
Revista PRODUCCION: "No hay motivos para desarmar a la producción tabacalera"
 

Pese a que nuestro país sólo participa con el 2 por ciento de la producción de tabaco mundial, el cultivo reviste gran importancia a nivel regional ya que resulta muy significativo para un número importante de productores y familias las provincias de Tucumán, Salta, Jujuy, Catamarca, Corrientes, Chaco y Misiones. La producción se caracteriza por la gran demanda de mano de obra a nivel cultivo, y si bien su producto final es criticado por su incidencia en la salud humana y los gastos médicos que genera -vinculados con el tratamiento de sus consumidores-, también es una fuente extraordinaria de ingresos para el Estado. PRODUCCIÓN habló con Raúl Robín, presidente de la Federación Económica de Tucumán y un gran conocedor de esta actividad productiva en la región quien se refirió a la situación del sector y la posible "reconversión agrícola" de la que tanto se habla en el país.

¿Cómo viene desarrollando su actividad el productor tabacalero tucumano?
El sector tabacalero de Tucumán si bien no viene trabajando muy bien desde hace un tiempo a la fecha por los altos costos internos de producción que debe afrontar, subsiste y pone todo su empeño para que miles de familias puedan seguir trabajando en sus pueblos. No hay que olvidar de que es una actividad que insume mucha mano de obra. El precio del producto subió un 15 por ciento en los últimos dos años mientras que el salario de un trabajador del sector creció más del 50 por ciento. Dentro de un sector como el tabacalero, esa situación provocó costos muy altos y también una distorsión de los valores. Se imagina que eso desalienta la producción, pero igual el productor quiere seguir produciendo tabaco. Calculamos que este año -2013- vamos a estar en la misma cantidad de kilos de cosecha que en los últimos años porque muchos productores no pueden mantener su unidad productiva. En el NOA la cosecha empieza en noviembre y el acopio se abre en el mes de febrero, generalmente.

¿Es posible reconvertir al productor tabacalero?
Es posible, pero no fácil. A veces hay visiones demasiado urbanas de la ruralidad. Desde una oficina de Capital Federal se planean cosas para el interior y después fracasan. Y fracasan porque hay muchas cuestiones que se deben tener en cuenta y que son propias del conocimiento del que vive en el interior y su economía está ligada a una actividad agrícola muchas veces de subsistencia. El sector tabacalero es un sector de la producción muy formado que cumple con normas internacionales. Es el primer sector que se acomodó con la "batalla" de anulación del bromurado de metilo en los almácigos por ejemplo. Es el primer sector que cumple con las normas de producción en general. Hay un sistema de control de la industria que va llevando de cerca de la producción en materia de calidad de la hoja que hace que los tabacaleros sean muy eficientes a la hora de trabajar. Eso le da al sector tabacalero una gran fortaleza. Que se pude reconvertir, sí; trasladar a otros sectores, claro que sí; pero para hacer eso se necesita contar con una diversificación en serio, donde se pueda proyectar actividades y luego, con el apoyo correspondiente del Estado, avanzar. Pero para que eso se concrete, en la realidad, estamos muy lejos. Mire, en los últimos años se ha intentado diversificarlos con producciones que después no funcionaron, por una causa o por otra. Por ejemplo, se hicieron inversiones en durazno, en cerdos, se levantó una planta modelo de apoyo con alimentos balanceados y demás, pero igual fracasó porque el productor quiere hacer tabaco, sabe hacer tabaco y el terreno es óptimo para esa plantación.

Ya se intentó cambiar de rubro agrícola al tabacalero, pero sin éxito...
En realidad hay una serie de iniciativas a través de la historia con la Ley 19.800, de apoyo financiero para la diversificación rural, pero sin embargo todavía no se logró continuidad con ninguna de las producciones e iniciativas que se desarrollaron allí. Caso contrario sucede en otras provincias, como Misiones, donde los tabacaleros sí se diversificaron y mucho. En Salta y Jujuy ocurre algo parecido con Tucumán. También tienen problemas para cambiar de "rubro". Personalmente creo que es preferible quizás continuar con el tema del tabaco en el NOA puesto que hay una serie de estructura desarrollada a través de muchos años que es difícil desactivar.

¿Porqué cree que buscan reconvertirlos?
Son medidas que se toman en oficinas lejanas y muchas veces tienen que ver con el tema de la salud. Con dejar de producir para que disminuya la cantidad de fumadores. Pero con respecto a la producción de tabaco no hay que afligirse. El productor está de acuerdo con todos los controles y con la ley antitabaco. Hay que pensar que Argentina exporta el 80 por ciento del tabaco que produce y que hay muchos países que están comprando y demandando el tabaco argentino que, si dejara de producir seguramente otros países agarrarán ese mercado que dejó libre nuestro país. Yo digo: si el productor trabaja bien y el sistema funciona, no hay motivo para desarmar a la producción tabacalera. El tabaco se va a dejar de producir cuando se deje de fumar pero eso hoy está muy lejos de suceder.

¿Usted cree que se deba reconvertir a esta actividad porque el tabaco es dañino para la salud?
Mire, yo sé que en Argentina vive mucha gente de la producción tabacalera, hay más de 20 mil productores y es una actividad que da trabajo indirectamente a más de 100 mil personas. En los lugares de frontera, provincias como Salta o Misiones se desarrolla en zonas donde es difícil realizar otras actividades productivas. Tiene que cambiar por cultivos muy intensivos porque son propiedades muy chicas de productores muy pobres. Entonces, pensar de quitar la posibilidad de producir porque a alguien se le ocurrió en Buenos Aires que Argentina debe dejar de producir tabaco es una simpleza y una falta de conocimiento de la realidad productiva nacional. Argentina exporta el 80 por ciento del tabaco Burley y Virginia que produce y tiene posibilidad de exportar mucho más y que hay países como China y de Oriente Medio que están demandando de nuestro país el producto. Si no lo vendemos nosotros, lo van a vender otro países, como Brasil.

¿Hay menos productores tabacaleros?
Ha bajado mucho la cantidad de productores. La crisis de los últimos años los golpeó muy fuerte. El productor mediano y el grande se fueron a limón, al arándano, otros a la soja y también a la caña de azúcar, porque al hablar de diversificación del sector tabacalero también hay que reconocer que ya está bastante diversificado, pero no así en los chicos, que son los más en la región. Algo está claro, el productor que deja de hacer tabaco puede hacer otras producciones en Tucumán porque este suelo está bendecido por muchos microclimas que ayudan a los diferentes cultivos. No hay que olvidar que en nuestra provincia el tabaco se ubica en localidades del sur donde se puede hacer desde soja a citrus y arándanos. Por su parte, en el Norte, incrementaron el área de cultivo porque lo que deja de hacer una provincia lo aprovecha otra, más teniendo como incentivo el Fondo Especial del Tabaco (FET) que es uno solo y se distribuye según la producción. En ese caso, si Tucumán no produce lo hace otro. Es como la Coparticipación Federal, si no se la dan a Tucumán, su parte se la lleva el resto de las provincias.

¿El sistema impositivo perjudica hoy al productor?
El tema impositivo no es que perjudique, hay una obligación y hay que cumplirla. El productor tabacalero hace todo en blanco, no pude producir ni vender el tabaco en negro porque sino no cobra el Fondo. Eso lo obliga a estar en blanco y cumplir con todas las normas. Pero después está todo lo que son los impuestos provinciales y nacionales cuyo cumplimiento, con todo lleva a que su economía sea muy apretada lo siente más que otro productor de otra actividad. Hay que decir que el productor tabacalero no es deudor del fisco. El problema está en la competitividad de nuestras economías regionales siendo producciones fuertes tomadoras de mano de obra. El salario de un trabajador rural desde 2005 a 2012 ha crecido 280 por ciento, el gasoil creció 270 por ciento, la urea 170 por ciento y el valor del dólar 52 por ciento. Obviamente que todos los que están pagando semejante insumo no pueden exportar porque los valores han caído. Eso son los que sufren en general la crisis del sector de la economía regional.


Reconversión

El cultivo de tabaco sustenta a más de 30 millones de agricultores y sus familias en todo el mundo y no existe a la fecha ningún otro cultivo que represente una alternativa viable para sustituir el ingreso proveniente del cultivo de tabaco, como exige la Organización Mundial de la Salud (OMS) que busca limitar la cantidad de superficies destinadas al cultivo de tabaco en el mundo.
La Asociación Internacional de Cultivadores de Tabaco de América (ITGA) reunida en Santa Cruz do Sul (Brasil) analizó la situación y delineó las medidas a implementar al respecto. Para la entidad, la OMS no está cumpliendo con el Convenio Marco para el Control de Tabaco, el cual prevé protección a los productores ante las medidas que apuntan a reducir el consumo.
En tal sentido, productores salteños rechazaron las decisiones unilaterales que pueden provocar el fin de la actividad rural. José Aranda, productor tabacalero de Salta y secretario del consejo de administración de la Cooperativa Tabacalera, dijo al respeto: "No se pueden tomar decisiones catastróficas porque se puede matar a las economías de los pueblos. Estamos de acuerdo con los espacios libres de humo, las advertencias en los paquetes de cigarrillos, pero también se debe considerar que el tabaco genera muchos puestos de trabajo".
Aunque el convenio marco de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el control del tabaco no amenaza a la actividad en la Argentina, porque el país no ratificó su adhesión al mismo, los productores de las provincias tabacaleras no les sacan el ojo a los sectores que no abandonan la idea de que aquí también se apliquen los mandamientos de ese organismo internacional. Esas políticas preocupan porque en varios países del mundo ponen a la actividad al borde del crack; para esas políticas.

Revista PRODUCCION: "No hay motivos para desarmar a la producción tabacalera"
 

Por Fabián Seidán



Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 32, 33 y 34 de la edición en papel de la revista de Enero / Febrero 2013.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman