Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       

 Biocombustibles
Regresar al Sumario Enero / Febrero 2011

Producción de biocombustibles en Argentina

Revista PRODUCCION: Producción de biocombustibles en Argentina
Ing. Agr. Franco A. Fogliata
 
Revista PRODUCCION: Producción de biocombustibles en Argentina
 

Finalizada la zafra 2010, resulta interesante analizar algunas cifras vinculadas principalmente con la producción de alcohol, por la poca atención que ha merecido hasta ahora, aunque algunos datos estén un poco incompletos. Durante la zafra de
2009 y hasta Abril 2010, la Cámara Argentina de Alcoholes en su página web informó que en el país, el sector azucarero produjo 216.290 m3 de alcohol 96% de melazas (entre buen y mal gusto) y 21.754 m3 del alcohol anhidro para la mezcla combustible, donde el ingenio Tabacal hizo el 84% de esta última cifra.
Durante el zafra 2010 (Junio-Octubre), los cinco ingenios tucumanos que participan del programa biocombustibles con alcohol anhidro, destinaron determinadas cantidades de azúcar para derivarlas en producir ese tipo de alcohol.
Así los hechos, aparecen 34.906 toneladas con esa finalidad, según informó el Centro Azucarero Regional, sin mencionar datos de moliendas directas al efecto. Traduciendo los rendimientos teóricos de transformar los azúcares netos elaborados, en alcohol de 99,5% y asumiendo una eficiencia total en planta del 85%, aparece un rendimiento industrial que representan 20.245 m3 de alcohol producido en el periodo aludido. Si la valoración se hace en base al alcohol 96%, el rendimiento se eleva. Tampoco se ha tomado en cuenta el alcohol producido de melazas. Debemos agregar que el 30 de Setiembre, los ingenios del Norte dedicaron una molienda de 400.000 toneladas de caña para hacer alcohol, que a un rendimiento estimado de 70 litros/por tonelada de caña, significaron casi 28.000 m3 de alcohol.
Reforzando lo expuesto, aparecieron las estadísticas suministradas por el ISE (Indicador Sintético de Energía de la Nación), donde para Mayo-Junio 2010, señala una producción de 17.600 m3. La suma total de ese tipo de alcohol alcanzaría de esta forma a 87.600 m3 hasta Octubre de este año. Cifras realmente bajas para las necesidades nacionales, aún admitiendo que no toda la información dada por los ingenios es completa.
Si lo requerido para el año calendario es de 117.000 m3 (2% de la mezcla) se habría procesado el 75% del total. Quedan tres meses para alcanzar el modesto objetivo fijado para el primer año de vigencia del plan nacional con bioetanol.
Objetivamente analizadas, las cifras están lejos de las expectativas planteadas cuando se promulgó la ley 26.334. Interpretados los valores del alcohol anhidro producidos en Tucumán -en hectáreas de caña cosechadas- se llega al módico valor de haber empleado 5.833 hectáreas con ese fin (2,6% del área) asumiendo un rendimiento medio de 6.000 Kg/azúcar/Ha.
No desconocemos que las inversiones en columnas deshidratadoras son costosas y lentas de ejecutar y además el tema de las vinazas sigue molestando porque también se requieren de importantes inversiones, unido que hasta el momento no
aparece una clara política de apoyo financiero para estos fines.
Tal vez esta mezcla de cosas haya contribuido en la lentitud de aplicación del programa, a pesar que el precio del alcohol anhidro fijado en Setiembre por la Secretaría de Energía no es malo, alcanzando $2,953/litro o sea U$S 0,74/l, valor superior al que se paga en Brasil. Lo curioso es que, según informó Claudio Molina de la Asociación Nacional de Biocombustibles, el citado precio está congelado en virtud de la Resolución 295/10 de la Secretaría de Comercio Interior (léase Moreno) porque fue dictada para detener el precio de los combustibles de petróleo y terminó afectando a los biocombustibles. Lo que acomoda una Secretaría estatal lo desacomoda otra Secretaría del propio Estado Nacional. Una improvisación total. Este hecho refuerza conceptos anteriores en el sentido de reglamentar por Decreto las leyes vigentes dejando a un lado las Resoluciones. Si ese congelamiento del precio continúa, habrá menos entusiasmo por el bioetanol frente a los interesantes precios del azúcar, tanto en el mercado interno como internacional.
Basta observar que las cotizaciones a futuros cercanos del azúcar crudo en mercado Nueva York ya están en U$S 0,30/libra (igual a U$S 0,663/Kg o sea $2,65/Kg) mientras en el mercado interno el valor de la bolsa se afianzó -hasta ahora- en $1,50, es decir $3/Kg. Dichos valores del crudo exportación son inéditos en los últimos 25 años. Con aquel rendimiento industrial en la equivalencia azúcar/alcohol, con una bolsa de azúcar de 50 Kg. se obtendría 29 litros de alcohol anhidro que representa un valor de casi $86/bolsa. Haciendo algunas comparaciones, vemos que a valores actuales con materia prima del 10,5% de rendimiento fabril, una tonelada de caña de azúcar destinada al blanco "A" rinde un ingreso bruto de $315/t y una del crudo exportación $276/t, mientras en la equivalencia azúcar/alcohol resulta $180/t.
Lo interesante es que con molienda directa, el valor alcohol se eleva a $207/t. En todos los casos habrá que tomar en cuenta la coparticipación. Surge así un punto importante en cuanto a definir estrategias y trazar políticas para el mercado interno, la exportación y el bioetanol, para no caer en desórdenes productivos. La clave estará en que los mercados se mantengan firmes en el tiempo y que la actividad en conjunto armonice estos factores.
Con tantos expertos que tiene Tucumán en estos temas, estimo no será difícil diseñar un plan de largo aliento en ese sentido. Para ubicarnos mejor en el panorama del alcohol anhidro, la reciente estadística del ISE nacional dice que el consumo de nafta en el país entre Junio 2009 a Junio 2010 fue de 6.567 millones de litros donde las súper de 93 Ron, llevaron 4.923 millones (75,2% del total), las premium de 97 Ron, 1.247 millones (14%) y la común de 83 Ron se consumieron
397 millones de litros (6%). Las leyes nacionales de biocombustibles fijan un 5% de etanol anhidro en la mezcla, lo que hubiera requerido producir 292.500 m3, imposible de cumplir en el contexto actual.
La Secretaría de Energía de la Nación había anunciado en Agosto de 2009 que los proyectos presentados por los azucareros preveían cubrir 225.000 m3, correspondiendo 136.000 m3 a los ingenios tucumanos. Si el país toma en serio el valor ecológico de la mezcla, deberá llevarlo de mínima al 10% y con ésto las necesidades se duplicarían de inmediato. Estos son los valores base de aplicación en todo el mundo, con el tope de Brasil que está entre 25-26%. Frente a este panorama global que hemos planteado para el bioetanol combustible, aparece por otro lado un crecimiento llamativo del área cañera en Tucumán.
Según la EEAOC, entre 2008 y 2009 aumentó desde 219.100 hectáreas cosechables a 226.140 ha, existiendo estudios del INTA que avizoran nuevas áreas de expansión hacia el Este y Sur de la provincia que abarcaría a distintos departamentos, pudiendo cubrir entre 40 a 50.000 nuevas hectáreas que desplazarían a otros cultivos.
Un enfoque con mayor rigor económico y agronómico indicaría que para cubrir eventuales necesidades futuras, será preferible empujar por un crecimiento vertical en la producción y no horizontal, habida cuenta que un reciente trabajo de 2009 de la citada EEAOC señala que en plena área cañera de Tucumán existen 87.200 has. con baja producción (39% del total) y 106.610 hectárea con producciones medias (47% del total). Entonces las producciones altas solo cubren el 14%.
Advertirnos que entre las zafras 2007 a 2009, las producciones bajas aumentaron desde ocupar el 22,4% del área al actual 39% (Ver Revistas Avance de la EEAOC).
En la zafra 2009 el rendimiento cultural promedio fue de 60 TC/ha entre caña molida y superficie cosechable. Con un plan de mínima para optimizar la "Transferencia de Tecnología" al sector cañero se podrá elevar ese rendimiento cultural a 67 TC/ha (mejorar en 113 Kg de caña por surco) y con esas cifras se agregarían, desde el vamos, más de 1.500.000 t de caña para moler, con cañaverales a la "vuelta de los ingenios". Con el tiempo, los incrementos pueden dar lugar sin problema a 2.000.000 t de caña que serían como agregar más 31.000 hectáreas nuevas. Empleando esos aumentos para el programa de biocombustibles, Tucumán podrá agregar entre 105.000 a 140.000 m3 de alcohol anhidro. Lo cierto es que, frente al desafío del país para producir casi 300.000 m3 de alcohol anhidro en un futuro cercano, a la actividad azucarera le falta un largo trecho por cubrir, salvo que despierte el sector maicero.
¿Existe la predisposición en todos los actores para ello? La alternativa es válida e incluso la demanda internacional del producto va creciendo (ver informe F.D.LICHT). Pero ésto no termina aquí porque existe otro tema pendiente en el país -todavía no abordado con rigor científico- y es el empleo del etanol en vez del metanol para obtener el biodiesel. ¿Entonces porqué no diseñar una estrategia de políticas nacionales de largo alcance para producir azúcar y etanol? Brasil lo hizo durante 35 años y allí están los resultados. Hacer comparaciones no siempre es bueno pero puede resultar necesario. Por ejemplo la producción de biodiesel demuestra una pujanza enorme del sector aceitero, con precios de $3,53/Kg en Setiembre. La mezcla con gasoil ya subió del 5% al 7% actual y va camino de llegar al 10%, con una holgada cobertura al mercado interno y fuerte presencia exportadora. Con la mezcla del bioetanol se ha retrocedido del 5% al modesto 2%.

Revista PRODUCCION: Producción de biocombustibles en Argentina
 
Por Ing. Agr. Franco Augusto Fogliata
Tucumán, Noviembre 2010

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 40 y 41 de la edición en papel de la revista de Enero / Febrero 2011.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman