Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Ene/Feb 2010


Eventos

Conferencia sobre el Cambio Climático

Revista PRODUCCION: Conferencia sobre el Cambio Climático
 
Revista PRODUCCION: Conferencia sobre el Cambio Climático
 
Revista PRODUCCION: Conferencia sobre el Cambio Climático
 

Consecuencias de los cambios climáticos

Hoy en día, el volumen de CO2 y otros gases de efecto invernadero superan ampliamente el nivel considerado natural de los últimos 650.000 años. La cantidad de CO2 supera en un 35% los niveles preindustriales y el nivel de metano es más del doble.
Las consecuencias ya son visibles. En muchos lugares del planeta es evidente que el clima ha cambiado. En ciertos lugares hay más precipitaciones y otros han resultado afectados por altas temperaturas.
No obstante, es difícil distinguir entre las influencias climáticas y otras influencias antropógenas en el planeta, como la agricultura y la infraestructura. Sin embargo, el IPCC observa que los cambios climáticos tienen consecuencias:
•En todo el mundo, el calentamiento antropógeno ha tenido una gran influencia en muchos sistemas climáticos, animales y plantas.
•En los últimos 30 años, los investigadores han recopilado datos sobre la influencia de los cambios climáticos en los sistemas climáticos, animales y plantas. De un total de 29.000 conjuntos de datos, un poco menos de 26.000 han mostrado cambios coherentes con el calentamiento global.
Esta coincidencia entre cambios observados y esperados es muy probable que se pueda atribuir a circunstancias no naturales.
Las áreas árticas, incluida Groenlandia, también han resultado muy afectadas. En esa zona, los cambios climáticos son más pronunciados que en otras áreas del planeta.
Por ejemplo, un nuevo estudio de la estación Zackenberg en Groenlandia demostró que, aunque la primavera en el planeta ha avanzado un promedio de cinco días por década, en Zackenberg ha avanzado 30 días en los últimos diez años.
La temperatura en el Ártico en el siglo pasado ha aumentado el doble que en el resto del planeta. El calentamiento significa que el hielo y la nieve se están deshelando en una parte cada vez mayor de la superficie de la capa de hielo. El área en la que el hielo y la nieve se están deshelando ha aumentado de tamaño un 30% en los últimos 30 años.
En parte, esto provoca un aumento del flujo del agua de deshielo en el mar y su escurrimiento a través del hielo. Esto hace que el hielo fluya más rápidamente por la superficie de la tierra y se funda más rápidamente.
El deshielo de las capas de hielo contribuye a niveles más elevados en los mares y océanos y, al mismo tiempo, el aumento de flujo de agua fresca puede influir en las corrientes oceánicas y la extensión del calor en todo el planeta. Además del aumento en el deshielo de los glaciares y las capas de hielo, la cantidad de hielo de los mares y los océanos ha disminuido en las últimas décadas. Esto tiene un impacto en la reflexión de los rayos solares.
En los últimos 100 años (1906-2005), la temperatura terrestre ha aumentado 0,74 °C. En comparación, el calentamiento global tras la última edad de hielo fue de 4 - 7 °C en un periodo de 5.000 años.
Un calentamiento que, según el IPCC de las Naciones Unidas, fue diez veces más lento que el que sufrimos hoy en día.
En los últimos 25 años, la temperatura de la Tierra ha aumentado 0,18 ºC por década, más del doble que el promedio de los últimos 100 años.
En uno de los informes que contribuyó al Cuarto Informe de Evaluación del IPCC, "Consequences and Climate Adaptation" ("Consecuencias y adaptación climática"), se evalúan las consecuencias futuras a las que se espera que contribuirán los cambios climáticos. Ciertas de las consecuencias son muy graves para los seres humanos, animales y plantas.
•Se prevé que a mediados de este siglo las áreas húmedas serán aún más húmedas y las áreas secas, más secas.
•Hasta una sexta parte de los habitantes del planeta tendrán problemas de falta de agua porque el suministro de agua en muchas regiones depende de los recursos acuíferos, como la nieve y el deshielo.
•Entre el 20 y el 30% de las especies animales y vegetales del planeta estarán en peligro de extinción si el promedio de la temperatura global sube más de 1,5 a 2,5 °C por encima del nivel de 1990.
•La mayoría de arrecifes de coral se volverán pálidos con un calentamiento local de 1 ºC y estarán en peligro de extinción si el calentamiento supera los 2 ºC.
•Las cosechas serán más reducidas en las áreas cercanas al Ecuador y habrá más hambrunas.
•Cuando el nivel del mar suba, las costas se erosionarán y una gran parte de la población mundial que habita en las zonas costeras bajas estará amenazada por inundaciones.
Se calcula que millones de seres humanos resultarán afectados por una amplia variedad de enfermedades relacionadas con el clima.


"Es el comienzo de una acción mundial de largo plazo"

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, destacó que el objetivo para afrontar el calentamiento es que tales acciones globales (reducción de emisiones de gases de efecto invernadero) permitan que en las próximas décadas no suban las temperaturas 2.0 ºC, como lo advierte la ciencia.
Obama consideró que el acuerdo alcanzado "es el comienzo de una acción mundial" de largo plazo y expuso que se trata de "un acuerdo significativo parea afrontar el reto del cambio climático". Recalcó que tras varias reuniones sostenidas, el acuerdo se cerró con el encuentro con los mandatarios de China, Brasil, Sudáfrica e India, que acuerda acciones nacionales para todos los países, y el deber de informar de éstas.
Destacó que el objetivo es que tales acciones globales (reducción de emisiones de gases de efecto invernadero) permitan que en las próximas décadas no suban las temperaturas 2.0 ºC, como lo advierte la ciencia.
"El progreso no ha sido fácil. Necesitamos construir más para reducir las emisiones, tenemos mucho que hacer para continuar el esfuerzo alcanzado hoy. Es el gran reto del mundo", manifestó en su comparecencia en el Bella Center de Copenhague.
Obama destacó la importancia de que cada nación ponga compromisos concretos, específicamente las intenciones de cada país, que serán materia de consulta internacional y análisis. Recordó que no se trata un acuerdo legal vinculante, pero enseña al mundo lo que cada país hace y hay una esencia de que se vea quién cumple o no sus obligaciones nacionales.
Resaltó que los países emergentes que han crecido económicamente, tendrán que hacer más esfuerzos para que se alcancen los objetivos globales: "ellos también deben hacer cambio, no igual, no en el mismo sentido, pero sí asentar que no es con carbono el camino".
Obama fue crítico al decir que el resultado "es un clásico ejemplo de que si sólo buscamos (ir a un acuerdo vinculante sin considerar otros factores) no hacemos progreso, y eso es frustrante y cínico dar un paso adelante y dos hacia atrás".
Por otra parte, Obama calificó el pacto no vinculante como un primer paso histórico e importante en lo que denominó como el largo y complejo camino hacia la lucha contra el cambio climático.
"Lo logrado no es el fin, sino el principio de una nueva era de cooperación internacional", dijo el presidente estadounidense antes de abandonar la capital danesa.
"Creo que podemos actuar valiente y decisivamente, frente a una amenaza común. Es por eso que vengo aquí hoy, no a hablar sino a actuar. Como la mayor economía del mundo y como el segundo mayor emisor del mundo, Estados Unidos carga con la responsabilidad de abordar el cambio climático y pretendemos cumplir con esa responsabilidad", dijo.
El mandatario reconoció que los textos del acuerdo que circularon en Copenhague no son perfectos y no dan a cada país lo que quiere, pero consideró que eso no debería evitar que se alcance un pacto.
"No hay tiempo que perder. Estados Unidos ya escogió. Hemos trazado nuestro camino, hemos realizado nuestros compromisos y haremos lo que decimos", sostuvo el presidente estadounidense.


Brasil afirma que no hay lugar para conformismo frente al cambio climático


El presidente de Brasil, Luis Inacio "Lula" da Silva afirmó que los países desarrollados deben asumir metas ambiciosas de reducción de sus emisiones contaminantes, que correspondan a sus responsabilidades históricas, y sostuvo que en Copenhague no debe haber lugar para el conformismo. En su discurso subrayó que en este sentido, esas naciones deberán mantener al Protocolo de Kyoto como referencia para definir los nuevos objetivos y que éste no debe sustituirse por un instrumento menos exigente.
"Quiero hablar con franqueza. Esta conferencia no es un juego donde se puedan esconder las cartas bajo la manga. Si nos quedamos a la espera de las apuestas de los demás, podremos descubrir que es demasiado tarde, y entonces todos seremos perdedores", dijo. Y reafirmó el compromiso de Brasil de disminuir la deforestación de la Amazonia en un 80% y sus emisiones de gases de efecto invernadero entre 36 y un 39% para 2020.

Revista PRODUCCION: Conferencia sobre el Cambio Climático
 

Portada de la Edición correspondiente a esta nota Esta nota fue publicada en las páginas Nº 38 y 39 de la edición en papel de la revista de Enero / Febrero 2010.
Haga click aquí para verla en Versión Flash®







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman