Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Ene/Feb 2009



arándano en argentina

seminario internacional de nutrición

Entrevista: Agr. MSC Samuel Román Colípe

"Hasta hace unos años los buenos precios internacionales han maquillado los desaciertos productivos, pero ahora que el precio se ajusta hay que ser más eficientes".

Revista PRODUCCION: arándano en argentina
 
Revista PRODUCCION: arándano en argentina
 
El Iº Seminario Internacional de Nutrición en arándanos organizado por Yara Argentina reunió a algunos de los máximos expertos latinoamericanos en producción de arándanos en Mar del Plata. Entre ellos estuvo el Ing. Agr. MSC Samuel Román Colípe, de Chile, especialista en nutrición vegetal, fertirriego y fertilizantes, y asesor de grandes producciones en su país.
Aquí algunos de sus conceptos:

¿Cómo se planifica la fertilización de una plantación?
En fertilización el error más común es aplicar fertilizantes sin haber diagnosticado la realidad nutricional de la plantación. Muchas veces se aplican dosis de nitrógeno, fósforo o potasio solo por referencia o porque escucharon que otros productores lo están haciendo y no se monitorea la realidad del cultivo o del suelo. Un buen diagnóstico de suelo, de plantas y de agua nos conduce a una mejor fertilización. Hoy en día los costos de los fertilizantes son altísimos y más que nunca hay que racionalizar su aplicación, y además hay que hacerlo por un tema productivo ya que una plantación que esté deficitaria en nutrientes puede producir una fruta de segunda calidad y eso en la competencia por el mercado internacional, se paga.

¿Qué incremento de producción se puede obtener con un plan de nutrición equilibrado?
Hemos hecho ensayos en Chile con lotes testigos y lotes donde se realizaron diagnósticos nutricionales y aplicación de fertilizantes según los resultados del monitoreo y los resultados son contundentes, hemos tenido en algunas especies un incremento del 40% en producción y sobre todo hemos obtenido fruta de mayor calibre y calidad. Y cuando hablamos de una nutrición adecuada se deben considerar todos los elementos que son vitales para la planta como por ejemplo: calcio, magnesio, boro, zinc, hierro, manganeso, etc.

¿Están aplicando aminoácidos?
Sí, y estamos obteniendo excelentes resultados. Los aminoácidos se obtienen a partir de materias primas animales y vegetales, son fundamentalmente proteínas separadas químicamente a través de ácidos y de actividad enzimática. Se realiza una hidrólisis enzimática en ambientes ácidos o se pueden usar ácidos de forma directa para liberar los aminoácidos que luego son muy aprovechados por las plantas. En Chile los obtenemos de proteínas de pescado o restos de mataderos.
Argentina tiene un potencial gigante de producir aminoácidos por la industria ganadera. Hidrolisar la proteínas y utilizarlas como nutriente para las plantas de arándanos es una de las técnicas que mejor están funcionando en las plantaciones chilenas. Los aminoácidos acompañan el plan de fertilización, donde los actores principales son otros, como el nitrógeno amoniacal o el nitrógeno nítrico, el uso de un nitrato de Calcio para fertirrigación que sea lo más soluble posible.

¿Qué determina que un productor pueda obtener 16 toneladas por hectárea cuando el promedio es de 6 toneladas por hectárea?
Una muy buena elección de suelo, una muy buena variedad y un trabajo bien hecho en riego y en nutrición, y un correcto control de plagas derivados de las dificultades ambientales. Por ejemplo un problema muy común, que limita la producción, es el riego en exceso o la saturación de sales en el agua pueden representar pérdidas de potencial productivo de entre 20 y el 30%. Cuando se quiere trabajar en los máximos niveles de calidad se debe producir con sistemas especializados donde se debe monitorear el agua, el pH, la textura, el control de malezas, la planta, etc. Y eso es lo que va haciendo la diferencia. En Chile hay muchos huertos que obtienen 16.000 kilos de arándanos por hectárea y esas fincas seguro que tienen una variedad de muy buen potencial y un sistema de diagnóstico fino que permite aplicar nutrientes en forma precisa, control de patógenos de suelo, etc. Hay que contener todas las variables posibles y esperar por el clima.

¿Cómo equilibrar la excelencia productiva con los costos?
Los costos cierran bien con plantaciones importantes. En general son las plantaciones de más superficie las que pueden invertir más en elementos de diagnóstico, en elementos de monitoreo y en investigación. En Chile hay varias empresas con superficies de entre 300 y 500 hectáreas plantadas. Esas fincas invierten mucho dinero en obtener un producto de alta calidad, incluso contratan a los mejores asesores técnicos y genetistas del mundo. Además existen allá exportadores que agrupan a grandes productores y llegan a manejar plantaciones de 2.000 hectáreas con un criterio agroexportador de primer nivel.
El mercado internacional está seleccionando por calidad de fruta. En Chile actualmente hay un 20% de fruta de calidad excepcional, un 45% de calidad estándar, un 20% de fruta regular generalmente porque es muy blanda y el resto de fruta pobre por calibre y textura. Los mercados internacionales cada vez más evalúan la calidad de los arándanos que llegan.

En un nivel de excelencia competitiva ¿cuánto cuesta hoy plantar y cuánto tiempo demora la planificación?
La inversión inicial hoy está costando entre 15.000 y 20.000 dólares por hectárea. Para no equivocarse la planificación previa a plantar debe demorar al menos 2 años. Esto implica elegir un buen vivero que haga las plantas, ese vivero se va a demorar más de 1 año en preparar las plantas, paralelamente viene todo el proceso de elección del suelo y de realizar los diagnósticos de nutrientes adecuados.

¿Va a seguir creciendo la superficie cultivada en Chile?
Hasta hace 5 años se estaba plantando a un ritmo de 2.000 a 2.500 hectáreas al año pero viene en caída. Y esto se debe a que los precios internacionales cayeron y que se está produciendo un ajuste del negocio. Se está trabajando por abrir los mercados en China y en la India, pero mientras los compradores internacionales siguen siendo los mismos (EEUU y Europa), el negocio tiende a ajustarse.
El equilibrio entre productores en América del Sur y compradores se va a alcanzar dentro de los próximos 2 años. Van a quedar los que trabajen mejor. Los productores artesanales, los que están lejos de la eficiencia, tienen las de perder. Hasta hace unos años los buenos precios internacionales han maquillado los desaciertos productivos, pero ahora que el precio se ajusta hay que ser eficientes en la plantación, ya no hay espacio para probar. Las proyecciones para Chile como proveedor en esos mercados son para unas 15.000 hectáreas de buena producción. Y no hay consumo interno, por cultura de consumo y porque es caro. Un kilo de arándanos en una verdulería de Chile cuesta 20 dólares el kilo, por lo tanto el pueblo no come arándanos.

Gentileza: Galetto Comunicación

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 48 y 49 de la edición en papel de la revista de Enero / Febrero 2009.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman