Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Ene/Feb 2009


Soja

se espera una mayor campaña de soja en el noa

Se espera una campaña de soja mayor en el NOA. Esta situación se dará por el hecho de que muchos productores de granos gruesos se volcarán a esta oleaginosa en desmedro del sorgo y el maíz, que cuentan con magros precios. Las lluvias de los primeros días de diciembre permitieron que se generalizara la campaña.

Revista PRODUCCION: se espera una mayor campaña de soja en el noa
 
Revista PRODUCCION: se espera una mayor campaña de soja en el noa
 

El presidente de la Sociedad Rural de Tucumán, Víctor Pereyra, reconoció que si bien al comenzar la campaña el clima no ayudaba y la sequía se hacía sentir fuerte en muchos puntos del área sojera provincial, los productores del grano estaban listos y aguardaban con mucho auspicio las lluvias para iniciar la siembra. Siempre pensando en lograr una cosecha mayor del grano, más por área de producción que por productividad. En efecto, el dirigente ruralista, explicó que debido a los distintos problemas que vivió el sector granario en 2008, con el Gobierno Nacional, y teniendo en cuenta que éste se agudizó aún más en el Interior del país -léase zonas alejadas de los puertos y con elevada carga en fletes- llevará a que en la campaña 2008-2009 se generalice más la siembra de soja sobre el área que hasta hace poco tenía como destino otros granos como maíz y sorgo. "Este año habrá más superficie sembrada de soja que de maíz ya que la lógica indica que con el precio del producto en el mercado y el valor de los insumos, al final tendrá un margen bruto negativo y por eso se van a la volcar de lleno a hacer soja".
En ese contexto, Pereyra se animó a decir que también toda esa efervescencia política-precios internacionales-costos de producción que reina en la actividad agraria, torna insostenible para muchos productores una labranza eficiente, donde se contemple el programa de rotación de los cultivos (soja-trigo o maíz-soja) que es necesario para la tierra. "Esto siempre le reclamamos a los gobernantes de turno, que contemplen en su política tributaria y de retenciones que al dejar con poco margen de rentabilidad al sector primario, éste se va a volcar de lleno al cultivo que más margen de ganancia le dé. Así, lo que hace el Gobierno es fomentar más el cultivo de soja, el monocultivo, actividad realizada sin aplicar el paquete tecnológico disponible ni todos los insumos necesarios (fertilizantes, herbicidas) por los altos costos".
En definitiva, para Pereyra, esta campaña se caracterizará por una mayor superficie de soja sembrada en desmedro de otros cultivos, principalmente sobre el maíz.
Asimismo, dijo que en Tucumán se va a sembrar todo, claro, dependiendo del aporte de agua de lluvia y del clima, fundamentalmente. "Hay que ver cómo sigue el clima, si llueve poco o mucho, porque el productor agropecuario lo único que sabe hacer es sembrar, entonces hará en su campo un cultivo que más le convengan, o sea: soja".
Aclaró que aquellos productores que no puedan sembrar sus campos, seguramente tendrán alguien que le arrendará las tierras y hará soja.
Para Pereyra, de una vez por todas el Gobierno Nacional debe eliminar las retenciones a las exportaciones de granos para que realmente se pueda seguir cultivando más maíz, sorgo u otras gramíneas, y así, los productores de soja puedan aumentar las rotaciones y la producción agrícola, en un país que tiene un potencial enorme para llegar a las 120 millones de toneladas en poco tiempo.
"Con toda esta des-política del Gobierno hacia el campo, lo que se logra es desalentar el uso del paquete tecnológico disponible y por ello habrá menos productividad, menos exportación, menos divisas ingresarán al país y, por ende, menos recursos fiscales para la Nación".
Sobre el nivel de producción para que la soja sea rentable en el NOA, el dirigente rural indicó que todo depende de la zona y la escala del área explotada. "El punto de equilibrio subió muchísimo y eso es lo que ahora estamos dependiendo de un año climático bueno, para tener una producción aceptable y así seguir adelante".

La realidad en Santiago del Estero
A su turno, el dirigente de las Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Juan Pablo Karnatz García, también se refirió a la nueva campaña de granos gruesos, pero en lo que hace a la zona de Santiago del Estero.
"En Santiago viene muy atrasado y complicado, todo por el tema de la falta de lluvias. En el Sudeste, que es lo que primero arranca en la provincia, está complicado y está atrasado por la seca, y lo poco que está sembrado está muy comprometido y por eso hay mucho sin sembrar", precisó.
Para Karnatz García se esperaría que la campaña sea solo "buena" aunque algo menor que la pasada. "En todo lo que hace al Sudeste de Santiago del Estero, principalmente en Bandera -la mejor zona-, seguramente andará muy bien, pero hay que ver qué pasa con las precipitaciones, si son abundantes o simplemente buenas".
En lo que hace a la campaña de maíz, el dirigente ruralista sostuvo que "seguramente, será muy inferior a lo que se venía haciendo. Lo que se hará seguro será soja y calculamos que será un 20% menor respecto a la campaña anterior tanto por la situación política que se vivió este año -2008- como por el bajo precio internacional y teniendo en cuenta el acompañamiento climático".
Agregó que "Obviamente, a pesar de todos los males, la soja sigue siendo en la Argentina el cultivo más rentable y más aguerrido para trabajarlo ya que resiste más que otros".
Un dato que no es menor -según Karnatz- es que este año en Santiago del Estero habrá muchos campos sin arrendar porque mucha gente perdió el arriendo y también porque aquellas tierras marginales que se habían sumado a la soja en su mejor momento, esta vez no serán utilizadas para el grano. Zonas, como por ejemplo Pintos y Malbrán, que el año pasado habían trabajado mucho con la soja, esta vez no participarán de la campaña.
Para Karnatz, esa menor zona sembrada tiene como principales motivos la incertidumbre en materia de precios internacionales, a la suba de los costos de producción, a la posibilidad o no de exportar la cosecha, y a la política nacional, sobre todo en lo que hace a retenciones.
"Hoy esas zonas que dejarán de producir soja tal vez podían haber ’arreglado’ con una compensación en los fletes, pero hoy eso ya no arregla nada. Todo se ha quedado muy atrás, y la proporción que bajan los insumos, son menor a los que bajan los commodities".
Aclaró que en Santiago del Estero se nota una gran reducción del paquete tecnológico. "Se usa lo mínimo de lo mínimo, se gasta lo menos posible y se reza para que el clima acompañe al menos, para tener buenos rindes. De acuerdo a los insumos que se usan, en Santiago se deben hacer al menos 2.500 kilos por hectárea sí o sí para salir empatado, para el colmo, es una provincia donde el promedio de producción por hectárea es normalmente bajo: ronda los 2.000 kilos y en la campaña anterior no pasamos de los 1.500 kilos".
En otro orden, dijo que hoy los números no le cierran a aquellos productores que arriendan tierras para trabajarla. "Hoy prácticamente no le cierran los números y a medida que más se alejan del puerto, la situación es peor".
En el caso del maíz, el dirigente sostuvo que todo se complica más ya que es un producto con un alto riesgo de pérdida. "En Santiago las lluvias son muy erráticas y el maíz necesita del agua en el tiempo de floración para lograr un mayor rendimiento. El riesgo es muy grande para un producto que tiene bajo precio".
Por último sostuvo que de acuerdo al tema de la crisis internacional, no favorece a los productores de soja del interior del país, a pesar de que se diga que los alimentos, a mayor o menor precio lo mismo se van a consumir. Lo que sucede es que la zona nuestra, alejada de los puertos, donde los rendimientos son de 2.000 kilos en promedio, todo se hace más inviable, hasta que haya recuperación de precios.

La falta de lluvias retrasó el inicio de la siembra de soja
El presidente de la Cooperativa Unión y Progreso de La Ramada de Abajo, José Antonio Martínez, también habló con PRODUCCIÓN sobre el panorama de la soja en el NOA, teniendo en cuenta las distintas variables que hacen a la producción.
En ese sentido, reconoció que la falta de lluvias retrasó el inicio, pero aclaró que con las lluvias de los primeros días de diciembre se pudo comenzar a generalizar en otras zonas de la provincia.
Para Martínez, las expectativas de la nueva campaña no son para nada alentadoras ya que los números no alientan a la siembra. "En estos momentos las expectativas de los productores es no perder plata. Pero, como el productor lo único que sabe es sembrar, seguramente lo hará, pero siempre pensando en no perder plata. Ahora, hablar de ganar, eso pasa a un segundo plano".
En ese contexto, dijo que muchos productores están devolviendo arriendos, porque no lo pueden trabajar a los actuales costos.
En materia de maíz, precisó que este año no se hará mucho y menos en campos arrendados porque se necesitará al menos 8.000 kilos por hectárea para salir cero a cero. Ni hablar de sorgo. Sólo puede ser viable el maíz para el que tiene campo propio y hace también ganadería, entonces el maíz sirve para alimentar al ganado.
"La fertilización también se ha encarecido por lo que se a acotado su uso. El fertilizante hoy cuesta casi el doble de lo que un productor pagó el año pasado para aplicar en su campo. La tecnología disponible no la podemos alcanzar, hoy el ánimo del agricultor no es de los mejores", dijo.
Martínez destacó que en Tucumán se deben levantar al menos 2.400 kilos de soja por hectárea para salir "empatado". "Según los números que se manejan, con el aumento de los insumos hoy se necesitan 2.400 kilos para salir cero a cero; y si se trata de un campo arrendado hay que irse a los 3.000 kilos, seguro. Con el promedio de la provincia, hoy sólo se cubren costos".
Finalmente dijo que ya contemplando un año climático normal, el productor de soja avizora problemas en materia económica. "Si no se cumple el pronóstico climático -se dice que será normal- y continúa la falta de política para el sector por parte de la Nación y de la Provincia, con restricciones a la hora de exportar, altos costos de los insumos y sin mercados a futuro, el productor de soja del interior puede sufrir mucho".

El panorama en la provincia de Salta
En lo que hace a la provincia de Salta, el ingeniero agrónomo, Alejandro Sentana, del INTA, destacó que la campaña de soja en Metán y Las Lajitas comenzó también con un atraso importante teniendo en cuenta que las lluvias importantes llegaron recién en los primeros días de diciembre. "El sector productor de soja estaba sin agua y esperando las precipitaciones. Esta fuerte sequía hasta aquí genera que las perspectivas de los productores no sean las mejores. Están todos en la línea de largada, esperando que llegue el agua porque, según los pronósticos meteorológicos, habrá humedad suficiente para la siembra, pero son sólo eso: pronósticos".
Para los productores de Metán, por ejemplo, lo peor es que al margen de que no llueve, se agrava la situación por las altas temperaturas reinantes en la región, ya que no solo hay poca agua sino que lo poco que cae se evapora rápido por la alta temperatura.
"Se está dando está situación en todo el Noroeste argentino y no nos gusta para nada. A esta altura del año, teníamos un 30 por ciento del área sembrada, normalmente; así que ésto es una clara muestra del atraso que hay en la siembra que ya empezó en el sur de la provincia, a la altura de Arenal y El Tala".
En cuanto a la superficie en que se hará soja esta campaña en Salta, Sentana dijo que sería igual en superficie que en la siembra pasada. "Se puede incrementar un poco, pero sólo eso y en detrimento del maíz y del sorgo, porque sembrar estas dos gramíneas es perder plata, sin embargo hay buenas perspectivas para el poroto que en Salta es una alternativa muy interesante. La única contra que tiene esta legumbre es el costo de la semilla y por eso no aumentará mucho la superficie, sin embargo, aumentará porque el productor está ilusionado por el precio que se pagó en 2008. Podría haber un incremento mayor en la siembra de poroto para la otra campaña".
Hay que ver que los productores de granos de Tucumán estiman que se podrían superar las 290.000 hectáreas con soja en la provincia e incluso alcanzar, mientras que el área con maíz podría caer de 35.000 hectáreas a 20.000 hectáreas. "El margen bruto en el maíz va a ser más crítico que el de la soja, por las retenciones y los costos productivos, particularmente en insumos y en semillas", remarcó el presidente de la Sociedad Rural de Tucumán (SRT), Víctor Pereyra.

algunos números de la campaña de soja en tucumán

•980.000 toneladas de soja se produjeron en la campaña 2007-2008.
•2.800 kilos de soja por hectárea fue el promedio que se logró en la última campaña.
•280.000 hectáreas con soja se cultivaron en la última temporada.
•Ahora se podría crecer hasta las 300.000 hectáreas.
•35.000 hectáreas con maíz hubo en la campaña 2007-2008. Esta superficie caería ahora a 20.000 hectáreas.

Por Fabián Seidán

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 27, 28 y 29 de la edición en papel de la revista de Enero / Febrero 2009.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman