Revista ProduccionRevista Produccion

        inicio                última versión digital                   ediciones anteriores                   mercado de granos                 el tiempo                 contáctese con la editorial       
Regresar al sumario

Ene/Feb 2008


Economía

Ruralistas apoyan una tributación diferencial para el interior

Entrevista: Mario Llambías y Hugo Biolcati

Revista PRODUCCION: Ruralistas apoyan una tributación diferencial para el interior
Mario Llambías
 
Revista PRODUCCION: Ruralistas apoyan una tributación diferencial para el interior
Hugo Biolcati
 

El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Mario Llambías, y el vicepresidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Biolcati, estuvieron en Tucumán donde participaron de las jornadas de Entidades Productivas del NOA, que tuvieron lugar en la sede de la Sociedad Rural. En la oportunidad, y tras conversar con productores de la región quedó claro que la mezcla entre el aumento de las retenciones, suba de los insumos, gasoil, fertilizantes y agroquímicos, sumado a un año que puede ser difícil por efecto de La Niña, el campo podría sufrir un retroceso o, en el mejor de los casos lograr una campaña similar a la 2006-2007.
Convencidos de que el Gobierno nacional dispuso la suba de las retenciones a las exportaciones de soja, maíz y trigo con el único propósito de engordar el superávit fiscal del Estado para favorecer y facilitar la gestión de gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, los ruralistas repudiaron la política agropecuaria. En ese sentido, dijeron que no bajan los brazos y que aún guardan esperanzas de que la nueva administración atienda los reclamos del campo.



¿Cuáles son los números que maneja el Gobierno que dice que la producción de soja sigue siendo rentable con retenciones a estos niveles?
Mario Llambías: Es muy difícil saber cuáles son los números que manejan, porque hay poco diálogo en la parte técnica. Normalmente los números los sacan de áreas que no son las específicamente agropecuarias. Creo que este es el principal inconveniente que tiene el gobierno, que no ha tenido en la Secretaría de Agricultura y en el Ministerio de Economía el manejo de las cosas con poder y sabiendo las cosas. Creo que este Gobierno que terminó el 10 de diciembre ha distorsionado, han habido muchas decisiones políticas que nada tienen que ver con lo técnico y eso ha afectado el tema del agro, especialmente. Da la sensación de que en algún momento era interesante para el Presidente de la Nación, Néstor Kirchner, enfrentar al agro, porque eso le producía un rédito político.



¿Se espera que disminuya la producción este año?
Hugo Biolcati: A mí me parece que a nivel país, el avance en tecnología y en el área sembrada ha hecho de que realmente nos vayamos acercando, con un impulso no muy grande, a cosechas que podríamos llamar récords. Salvo inconvenientes climáticos podríamos estar pensando en cosechas récords que no significan récord en recaudación, en ganancias del productor. En ese sentido creo que vamos declinando, lo que pasa es que hay un efecto inercia, de inversión tecnológica que se prolonga en el tiempo que hace que los rindes sean superiores.
En lo que hace a los números que maneja el Gobierno, lamentablemente si bien en la Secretaría de Agricultura hay gente que entiende y normalmente no coinciden con este momento del gobierno que es la gente que decide. La gente que decide se guía a veces por información que escucha de un amigo, que dice que gana plata por ejemplo, o bien que los campos van subiendo de valor. Pero que los campos estén subiendo de valor es una realidad innegable, pero no es un negocio agropecuario sino inmobiliario, es algo distinto, es una especulación inmobiliaria de un bien mundial que en Argentina todavía está barato, y no tiene nada que ver con la rentabilidad. Justamente grandes capitales están concentrando tierras hoy y lo que menos les interesa es la rentabilidad inmediata, sino la inversión inmobiliaria para el futuro. Esos son los parámetros que tienen aquellos que hoy en el Gobierno toman las decisiones.

En el NOA las retenciones ¿podrían genera un achicamiento del sector productivo?
Llambía: En esta zona sí, es evidente. Porque si se le aplica cargas impositivas excesivas a la producción, tomando como modelo lo que sucede en la zona núcleo del país, a 150 kilómetros de distancia a los puertos. Porque si te aplican las mismas cargas, cuando los rindes son la mitad y la distancia al puerto triplican a la de la zona núcleo, la rentabilidad desaparece inmediatamente, y desaparecen también las inversiones y el estímulo para seguir adelante. Hay que ver que las retenciones a los pequeños productores, los que tienen menores rindes, por causa de una cuestión climática o lo que sea, como a todos los que producen granos y están alejados de los puertos, se ven tremendamente perjudicados por la suba de las retenciones. Tucumán, en este sentido, sufre un flete más costoso y la ausencia del ferrocarril.



¿Qué recomiendan frente a la suba de las retenciones?
Biolcati: En claro apoyo a los productores del NOA la SRA pide que el 4 por ciento adicional de las retenciones a la soja o parte de esos fondos, sean utilizados para devolver la diferencia del costo de fletes que tiene esta zona frente a la otra.

¿Qué espera del nuevo Gobierno?
Llambías: Confiamos en que la nueva Presidenta dé la responsabilidad que tiene que tener cada ministro en su área, eso sería bueno porque iría creando una suerte de fusible, porque los ministros tienen que tener más bien estudiados los problemas. A partir de ahí que se cree una política de mediano y largo plazo. Ojalá que la concertación social a la que se ha referido en varias oportunidades sea para crear políticas de crecimiento para todos los argentinos, políticas que permitan no sólo mejorar la producción en sí, sino la calidad de vida de todos los argentinos y, a partir de ahí, que encontremos soluciones, que técnicamente existen, pero que desde el punto de vista político no se han dado.

Hay una diferencia entre los pool y los pequeños productores. ¿Debe haber políticas diferenciadas?
Llambías: El gobierno dice que le interesa mucho la distribución de la riqueza y me parece que es algo muy interesante a tener en cuenta pero tenemos que ver que el gobierno de Kirchner ha tenido una política impositiva que ha favorecido a los grandes grupos. El productor, tiene que pagar ganancias con la explotación, en cambio los grandes grupos lo trasladan y no pagan ganancias. Por otra parte la capacidad de compra en forma unificada de los grupos le da un poder. Creo que la función de la Secretaría de Agricultura es no castigar a los grandes grupos, sino lograr que los pequeños productores tengan las mismas condiciones y las mismas tecnologías que tienen los grandes, porque eso será beneficioso para todo el país.

La suba de las retenciones ¿tiene un objetivo poco claro u oscuro, entonces?
Biolcati: Las retenciones surgen por el mal manejo fiscal del Gobierno. Tal vez, por temas eleccionarios se les disparó el gasto público y ahora tienen que equilibrar la balanza. El campo aportará al Estado en concepto de retenciones un 70 por ciento por arriba del presupuesto estimado para 2007, con un importe adicional de 1.700 millones de dólares que constituyen un nuevo aporte, un regalo que el campo sirve en bandeja al Estado nacional.
Llambías: La incidencia en los pequeños y medianos productores de la región es muy grande. Se les cobra igual que a los de la Pampa Húmeda pero los rendimientos son muy inferiores, los suelos necesitan más fertilizantes y los costos de transporte se triplican por la distancia a los puertos.
Aquí se ha llegado al límite mínimo de rentabilidad, con ella caerá la inversión y el incentivo para seguir produciendo.

Por Fabián Seidán

Esta nota fue publicada en las páginas Nº 44 y 45 de la edición en papel de la revista de Enero / Febrero 2008.







©1995-2021 Revista Producción. República Argentina  República Argentina. Todos los Derechos Reservados.    |    Contáctese con la EditorialWebsite desarrollado por InterNet Tucuman