Revista Producción
PRODUCCION Agroindustrial del NOA


EL TIEMPO Y LOS CULTIVOS


TRIMESTRE DICIEMBRE-ENERO-FEBRERO

El mes de Diciembre del 96 se caracterizó por el importante volumen pluviométrico en la zona central de la provincia.
El observatorio del INTA Famaillá registró un valor total de 341 mm. con un alto nivel de frecuencia (17 días con lluvias), mientras que el promedio normal indica 11 días. Cabe destacar al último día del mes de Diciembre en que se alcanzó un valor de 261 mm., guarismo sin antecedentes conocidos en los registros tomados en este observatorio.
Enero presentó condiciones de tiempo cálido y húmedo con lluvias copiosas y un volumen acumulado en el sector Capital de 368 mm., duplicando el promedio normal de 180 mm.
El nivel de frecuencia determina la cantidad de días con precipitaciones. La estadística indica como normal 12 días, durante enero llovió 14 días.
El observatorio del INTA Famaillá registró 423 mm.
Las temperaturas extremas (máximas y mínimas) fueron ligeramente superiores al promedio mensual, esto obedece al horario nocturno de las lluvias y tormentas registradas.
La heliofanía efectiva (horas de luz solar) fue normal.
Durante el mes de Febrero fueron importantes los registros pluviométricos en las distintas zonas de la provincia. En el sector Capital el volumen acumulado es de 247 mm., superando el promedio normal de 153 mm., con una frecuencia de 13 días.
Desde el punto de vista térmico, las temperaturas extremas mínimas y máximas, fluctuaron por debajo del promedio normal durante la primera quincena, debido al desplazamiento del aire procedente de zonas subantárticas.
En la segunda quincena, los valores térmicos fueron normales.

PERSPECTIVAS

La tendencia indica que durante la segunda quincena de Marzo, se mantendrá la inestabilidad atmosférica, predominará el aire cálido y húmedo y el desplazamiento de aire procedente del sur del país provocará lluvias y tormentas asociadas a variaciones de temperatura.

CULTIVOS

Las copiosas lluvias durante el período estival aportaron suficiente humedad al perfil de los suelos creando condiciones favorables para los cultivos de estación, particularmente en la zona central de la llanura.
Hasta ahora, fue normal el desarrollo de los cultivos de verano.

Meteorólogo Jorge Cruz









Copyright © Revista Producción - InterNet Tucumán - Todos los Derechos Reservados



produccion
Revista Produccion - Producciones - Editorial - Contacto - NOA - tucuman - salta - santiago del estero - catamarca - jujuy