Revista Producción
PRODUCCION Agroindustrial del NOA


EL STRESS CALORICO EN PONEDORAS COMERCIALES

Dr. Michael Elliot - Dekalb Poultry Research Illinois EUA

Las temperaturas que superan los 30ºC, ejercen un efecto negativo muy interesante sobre el crecimiento, madurez y producción, impidiendo los estámdares genéticos adecuados en las aves de pastura. Producto de la elevada temperatura, se reduce la ingesta aumentando la alcalosis, ya que aumenta la frecuencia respiratoria disminuyendo además, la calidad de la cáscara.
Por cada 0,5ºC de incremento calórico, disminuye 1,5% el consumo de alimento, esto entre temperaturas de 25-30ºC, y por encima de alimento, esto entre temperaturas de 25-30ºC, y por encima de 32ºC, la disminución por cada 0,5ºC, es de 4,6% (Dr. Scheideler Univ. Nebraska).
El stress calórico induce a un rápido incremento en la frecuencia respiratoria, tornándose más profunda y jadeante, obligando a las aves a extender sus alas, incrementando en 2-3 veces el consumo de agua, disminuyendo el del alimento, perdiendo peso y rendimiento. Afortunadamente existen varios técnicas de manejo y alimentación, para disminuir los efectos negativos del STRESS CALORICO, entre ellas podemos citar a:

1- Seguir las indicaciones del nutricionista-asesor, en lo que respecta a raciones de verano- invierno.

2- Iniciar la BB con preiniciador parrillero, las 3 primeras semanas, controlando luego a las 8 semanas largo de canilla y peso; la dieta de creciemiento será hasta que se inicie el programa de luz, debiendo contener dicho alimento entre 2.890-2930 Kcal/kg., por lo menos 3% de fibra, pues no se logra mayor ventaja, con el uso de niveles más altos, ya que causan exceso de grasa, retardo de madurez sexual, mayor incidencia de prolapsos y huevos doble yema.
Una dieta controlada contribuye a una buena distribución de la masa corporal. Los niveles de ENERGIA recomendados facilitan el paso de la etapa de crecimiento a la de producción y el alto contenido de fibra, capacitada al intestino para que las aves puedan consumir la cantidad adecuada de alimento.
Durante la máxima producción, entre 28-30 semanas, se debe alimentar adecuadamente, sin excesos de proteínas, ya que debe ser desdoblada y excretada causando efectos secundarios no deseados, como el incremento de temperatura corporal y de amoníaco. Para evitar ello es que se utilizan aminoácidos sintéticos caso de METIONINA-LISINA y vitaminas como COLINA (METIOREM), para controlar y reducir los excesos, dosificando a lo realmente necesario el uso de la proteína. El uso de multivitamínicos y electrolitos puede aumentar el consumo de agua, disminuyendo los efectos fisiológicos del stress calórico, mejorando su función inmunológica.
Se deben desagotar las cañerías-tuberías, por lo menos 2 veces en el día en época de calor, a las 13 hs y a las 17 hs, para mantener siempre fresca el agua que se ingiere.

3- Durante el proceso digestivo se genera una energía calórica que varía de acuerdo con el tipo de alimento, por ello se debe hacer incapié en el uso de ACEITES, ya que las proteínas generan la mayor cantidad de dicha energía, en comparación con los aceites y grasas, por ello, se debe reducir el exceso protéico y suministrar grasas y aceites, a razón de 2-3-5-10 kgs/ton, según criterio del nutricionista. También el uso de estos mejora la calidad de la ración ya que capta partículas muy volátiles, que se pierden en la molienda y mezclado, pasando de esta manera a enriquecer la misma evitando desperdicios, polvillo, logrando mayor eficiencia.
También es mejorador de la palatabilidad del alimento, favoreciendo a su consumo.

4- Manejando adecuadamente el programa de alimentación, puede incrementarse el consumo y reducir las pérdidas por calor durante postura, en todas sus etapas, para ello se deberá suministrar parte del alimento (30-40%), en las primeras horas de la mañana, no más de las 10 AM, para repetir a partir de las 18-19 hs (cuando bajan las temperaturas), según como haya sido el día (60-70%), complementando a última hora con 4-5 grs/ave/día de conchilla para la cáscara, y como tranquilizante durante la noche.
Esta metodología tiene su explicación razonable y se basa en que, el alimento que consumen a la mañana sirve para cubrir los requerimientos de MANTENIMIENTO y CRECIMIENTO, además en esta etapa la gallina no está produciendo un huevo, sino expulsándolo, ya que lo formó durante toda la noche prácticamente, y es allí donde se debe apuntar para una mayor eficiencia, ya que todo lo que consuma en las horas de la tarde será para la fabricación del huevo del día siguiente, por lo tanto el ave no sacará de su reserva corporal, reduciendo al mínimo el desgaste y el incremento calórico.

5- Cuidar el espacio y alojamiento, como así también la ventilación sanidad, llevando registros de pesos corporales, longitud de canilla, alimento consumido, mortandades, etc. Esto permitirá no pasar a otra etapa sin que la polla esté en reales condiciones.

6- Se deberá ajustar el programa de luz al peso de la polla y no a la edad de la misma, IMPORTANTISIMA REGLA ZOOTECNICA, la etapa de luz deberá iniciarse para la maduración sexual, sólo si la polla logra el peso ideal uniforme, ya que por encima o debajo no van a estar aptas y por consiguiente, no rendirán adecuadamente.

7- El depique temprano es fundamental (antes de 8 semanas), siendo una de las operaciones más estresantes, se debe hacer lo más temprano posible, no atrasándola a dicha práctica, ya que trae aparejado complicaciones. Es aconsejable 2 días antes recurrir a multivitamínicos con vitamina K incluida, para favorecer la coagulación evitando así sangrados innecesarios y mortandades, lo ideal es efecturalo en horas de la mañana, controlando la temperatura de la cuchilla, no más de 900-1000/hora, cambiando cuchillas, o limpiándolas con frecuencia. Una mala práctica traerá aparejado, mortandad, bajo consumo de agua, alimentos, stress, pérdida de peso y productividad.

8- Evitar el hacinamiento es importante para disminuir el calor corporal, ayuda muy mucho, una buena distribución de comederos, bebederos, campanas, etc.

9- Aumentar la circulación de aire, no exesiva, manteniendo las entradas libres; manejar concienzudamente las cortinas, arbolando a la vuelta de los galpones, de ser necesario recurriendo a sombras adicionales y ventiladores, de acuerdo a la temperatura del galpón para lo cual se deberá contar con el indispensable termómetro.

10- Tratar siempre de usar el sentido común, poniéndose en el lugar de los animales. No nos olvidemos que con lo poco que les brindamos nos dan más de lo que nos merecemos.

**- Estas consideraciones son unas de tantas que se expusieron en el 100avo curso con motivo de cumplir 50 años la empresa líder: DEKALB POULTRY RESEARCH, al que tuve el gusto y honor de asistir como único representante de ARGENTINA, allí conocí entre otros grandes de la avicultura a este promisorio joven integrante del STAFF DEKALB al que con orgullo yo también pertenezco.
Espero que sus palabras les sirvan como al que se las traduce.
Hasta la próxima !

Dpto. Ases. Técnico
Ing. Eduardo F. Montiel
San Lorenzo 1465 - Tucumán
Tel/Fax: 54-81-330082/234999








Copyright © Revista Producción - InterNet Tucumán - Todos los Derechos Reservados



produccion
Revista Produccion - Producciones - Editorial - Contacto - NOA - tucuman - salta - santiago del estero - catamarca - jujuy