Revista Producción
PRODUCCION Agroindustrial del NOA




Pasturas:
Pasturas cultivadas para el noa:
Buffel Grass

*************** barra horizontal ***************

Buffel Grass. Nombre Científico (y Común): Cenchrus ciliaris (Pasto Salinas, Buffel Grass).

Generalidades e importancia
Es una típica especie forrajera subtropical para ganadería de cría en zonas marginales. Su gran adaptación a condiciones de semiaridez, ha difundido su cultivo en amplias regiones ganaderas de las provincias de Salta, Jujuy, Tucumán, Santiago del Estero, Catamarca, La Rioja, Formosa, Chaco, norte y centro de Córdoba y el norte de San Luis y San Juan. Se adapta a regiones templado-cálidas subtropicales con lluvias estacionales y larga estación seca y se caracteriza por su resistencia a sequía, pastoreo intenso y quema.

Origen
Proveniente de la India, Indonesia y Africa tropical y subtropical.

Caracteres morfológicos
Es una especie perenne, cespitosa (crece en matas), de porte erecto y con buena capacidad de formación de rizomas, cuyas longitudes dependen del cultivar de que se trate. Posee una mata de buen tamaño, con hojas delgadas y numerosos macollos. Se pueden identificar tres tipos de C. ciliaris en función del desarrollo de sus rizomas (tallos subterráneos) y la altura máxima de su crecimiento foliar:
a) los de porte alto (hasta 1,50 m) y con rizomas, destacándose Biloela (de Tanganika), Numbank (de Uganda) y Molopo;
b) los de porte mediano (hasta 0,90 m) y sin rizomas, que presentan una mata más caída pero de gran foliosidad. La variedad típica es Gayndah (de Kenia), que por su menor tamaño es adaptada para el pastoreo de ovinos. Otros cultivares son American y Texas 4464 que requieren menor humedad que las antes mencionadas, presentando hojas más cortas, angostas y laxas que Gayndah, y
c) las de porte bajo (de entre 0,40 y 0,75 m) como West Australian, de follaje denso y numerosos macollos de hojas finas, muy susceptible a salinidad.
En todos los cultivares mencionados, la inflorescencia es una espiga cubierta de una suave pilosidad y de color amarronado a violáceo (similar a una cola de zorro); presenta la forma de una panoja espiciforme cilíndrica densa. Las espiguillas contienen un número variable de semillas y poseen numerosas setas o cerdas plumosas (involucro), que favorecen su dispersión por el viento pero dificultan su cosecha.

Condiciones de cultivo
Esta especie se puede cultivar hasta los 2.000 m sobre el nivel del mar y desde los 300 mm de precipitación anual (en general se la utiliza desde los 350 mm a los 650 mm, pues en áreas con mayor precipitación es más conveniente el uso de otras especies subtropicales). Si bien prefiere suelos profundos de textura liviana, produce bien en suelos arcillosos con pH entre 5,5 y 8,0 (con un óptimo de 7 a 7,6). La temperatura de germinación es de 22 a 25 ºC y su crecimiento es adecuado entre los 15 y 30 ºC. El tiempo de establecimiento del cultivo a partir de la siembra, es de 90 a 120 días y responde favorablemente a la fertilización nitrogenada hasta los 100 a 110 kgs de N/ha. No soporta suelo encharcado ni inundaciones si esto se prolonga más de 45 días. Es una especie con baja resistencia al frío (puede morir con heladas severas de -5 a -7 ºC) y mediana resistencia a salinidad.

Epocas de siembra y utilización
La época de siembra se da a partir del momento en que se estabilizan las lluvias (entre Diciembre y Marzo), prefiriéndose la siembra otoñal (Febrero-Marzo). Es muy adaptable a la siembra post desmonte o rolado. Su densidad de siembra es de 3 a 5 kgs de semilla de buena calidad/ha.
El número de semillas por kilogramo es de 450.000 a 700.000, considerándose como de buena calidad cuando el coeficiente de pureza es de 70% y el de germinación de 30%. La semilla presenta latencia y requiere tiempo de almacenaje para eliminar inhibidores (se aconseja sembrar semilla con entre 6 y 12 meses de almacenamiento desde la cosecha).
Al momento de la siembra, es importante hacerlo con poco viento, mezclar la semilla con aserrín o granos partidos de cereales (para evitar apelmazamiento) e incorporar o tapar la semilla sembrada con una fina capa de tierra. Su ciclo vegetativo (y de aprovechamiento), se extiende desde las primeras lluvias efectivas (en el NOA en general desde mediados de Noviembre) y hasta las primeras heladas (en general hasta fines de Abril - principios de Mayo). Durante su ciclo vegetativo (Noviembre - Abril), pueden realizársele 3 a 4 pastoreos, con una frecuencia de entre 28 y 32 días entre ellos. Posterior a esa época, puede utilizarse como diferido hasta el mes de Julio.

Productividad
Dentro de su ciclo vegetativo (en verde), se puede pastorear con un rendimiento promedio acumulado de entre 3.000 y 7.000 kgs. de MS/ha/año. Dentro de estos márgenes, los valores se distribuyen de la siguiente manera: Molopo (5.500 a 7.000); Biloela (6.000 a 7.000); Texas (3.500 a 4.500); American (3.100 a 4.200); Gayndah (3.000 a 5.800); Nueces (4.000 a 6.300). Su producción de semilla es de 10 a 60 kgs./ha, conservando buena viabilidad durante 3 años. Se aconseja en C. ciliaris, un manejo agresivo, de modo que el ganado consuma también los tallos para que el rebrote sea vigoroso y se origine a partir de la base de la mata, lo que es productivamente más conveniente; es importante no someterla a pastoreo intenso mientras la mata no alcance los 0,65 a 0,70 m de altura. En cuanto a su consumo en diferido, es una especie que conserva material verde en el centro de la mata, lo que valoriza su capacidad forrajera.

Valor nutricional
Su mejor valor se da en el rebrote primaveral y se reduce con el avance progresivo a madurez. En primavera húmeda, el porcentaje de Proteína oscila entre 8 y 11% con 57 a 63% de Digestibilidad; durante verano y otoño, los valores se reducen (6 a 8% de Proteína y 52 a 57% de Digestibilidad). Como diferido, la Proteína es de 3 a 4% y la Digestibilidad menor al 40%.

Observaciones
Cenchrus ciliaris es menos tolerante a la salinidad que Chloris gayana (Grama Rhodes). En diferencia con el resto de las pasturas subtropicales, C. ciliaris rebrota rápido después de las primeras lluvias y si bien florece tempranamente, tiene la capacidad de seguir formando hojas nuevas durante la floración. Si bien es la especie de menor calidad entre las forrajeras subtropicales, su productividad se encuentra distribuída en forma más pareja a lo largo de su ciclo vegetativo.
Es una especie de excelente capacidad de resiembra natural y aceptable capacidad de producción bajo condiciones extremas o desfavorables para otras especies. Los cultivares Molopo y Biloela se caracterizan por su alta producción, siendo el segundo de muy buena calidad forrajera y palatabilidad. Ambos se adaptan bien a suelos pesados. Molopo posee rizomas cortos y cubre rápidamente el suelo. Texas es el más rústico en tolerancia al sobrepastoreo y a la baja disponibilidad hídrica; también presenta la floración más tempranamente que Biloela.
Biloela tiene mejor sanidad foliar que Texas. Numbank es el que mejor tolera las bajas temperaturas. Todos los cultivares de C. ciliaris se adaptan muy bien al pastoreo y a la henificación; es conveniente su corte para heno cuando el cultivo presenta las primeras flores.¤

Por Ing. Zoot. Guillermo O. Martín (h)
Cátedra de Forrajes y Cereales
FAZ - UNT


*************** barra horizontal ***************






Copyright © Revista Producción - InterNet Tucumán - Todos los Derechos Reservados



produccion
Revista Produccion - Producciones - Editorial - Contacto - NOA - tucuman - salta - santiago del estero - catamarca - jujuy