Revista Producción
PRODUCCION Agroindustrial del NOA




Nutrición mineral:
Ahora el azufre

*************** barra horizontal ***************
Desde que Justus von Liebig (1803-1873) hizo sus afirmaciones sobre la alimentación mineral de los vegetales, y elaboró un fertilizante basado en sus ideas, aunque no del todo acertadas, éstas posibilitaron un avance fundamental en el conocimiento de la nutrición mineral de vegetales.
El conocimiento de la dinámica de nitrógeno, fósforo y potasio son, hoy, bastante bien conocidas, existiendo gran cantidad de información al respecto: dosis necesarias para obtener altos rendimientos, métodos de diagnóstico de fertilidad, métodos de laboratorio adecuados que permiten conocer la disponibilidad de estos minerales en los suelos. Como consecuencia de lo anterior surgen ahora otros elementos como limitantes a la producción, entre ellos el azufre se destaca principalmente, este proceso se detecta en muchas partes del mundo y responde a las siguientes causas:
•1) El incremento en el uso de fertilizantes más puros, cuyos contenidos de azufre son sólo trazas, por ejemplo, el uso de urea fosfato de amonio, fosfato diamónico, polifosfatos de amonio, el superfosfato triple, etc. En lugar del superfosfato simple (que posee importantes cantidades de azufre) y el uso de urea o nitrato de amonio en lugar del sulfato de amonio.
•2) Incremento en los rendimientos, con la introducción de híbridos de alto rinde, con respuesta a nitrógeno, resultando en una rápida disminución de azufre del suelo.
•3) Reducción de las emisiones de dióxido de azufre (SO2) debido a la contaminación ambiental y las regulaciones y control. Este gas se incorpora al suelo por las lluvias. (En países desarrollados).
•4) Disminución en el uso de abonos orgánicos, tanto en países desarrollados como en vías de desarrollo.
•5) Inmovilización del azufre en la materia orgánica acumulada en los suelos por el uso de labranzas conservacionistas. (Siembra directa).
Es claro que el azufre es uno de los nutrientes indispensable para el desarrollo de los vegetales, ya que forma parte de la estructura de aminoácidos esenciales como la metionina y la cisteína, además, interviene en los procesos de síntesis de la clorofila.
Es poco lo que sabemos de este elemento como nutriente, recién hace unos pocos años en distintos lugares del país se comenzó a prestarle atención. De trabajos de investigación encarados comenzaron a surgir evidencias de respuesta de los cultivos a los agregados de azufre.
Una vez satisfechas las necesidades de nitrógeno y fósforo el azufre se perfila como el próximo nutriente a tener en cuenta.
La dinámica del azufre es bastante similar a la del nitrógeno, ya que ambos están mayoritariamente en el suelo en formas orgánicas, o sea que la presencia de las formas asimilables por los vegetales dependen de procesos microbiológicos, ambos nutrientes son mayoritariamente asimilados como aniones, nitratos y sulfatos (NO3- y SO4=), esta característica los hace poco retenidos por el suelo y en consecuencia son lavados del perfil con facilidad por las lluvias.
La tarea a la que nos enfrentamos los que estamos en el tema es obtener información de las cantidades presentes de azufre asimilable en los suelos de la región donde desarrollamos nuestra tarea, ajustar las metodologías de laboratorio que miden esta fracción de azufre edáfico, calibrar los resultados, o sea poder decirle al productor si la cantidad de azufre en sus suelos es compatible con la obtención de los rendimientos deseados. Otros aspectos a determinar, es si es necesario fertilizar, qué fuentes de azufre son las más adecuadas, y las dosis necesarias para maximizar los resultados. Estos parámetros deberán ser determinados para cada región ecológica y para cada tipo de cultivo.
Es interesante mencionar que existen en la actualidad firmas que comercializan fertilizantes azufrados con un alto grado de azufre (98%) y en forma granulada lo que facilita la aplicación al suelo, en lugar de las formas tradicionales pulverulentas que hacían dificultosa la aplicación del producto.
Por ahora, que en la región NOA no tenemos casi resultados, echamos mano a algunas metodologías de interpretación de valores utilizadas en otras latitudes. Por ejemplo, la utilizada en Minnesota (EEUU). Allí la determinación de azufre se realiza con el método turbidimétrico y los valores calibrados son los siguientes (Ver Cuadro 1).
Como se puede apreciar es necesario que los organismos de investigación presten atención en forma rápida a este nutriente ya que poseemos información suficiente como para intuir la importancia del mismo en la economía de la producción agropecuaria.¤

Cuadro 1
Cantidad de S-SO4=
en el suelo
InterpretaciónRecomendación
0 6 ppmBajoRespuesta segura a la fertilización
7 12 ppmMedioRespuesta probable a la fertilización
> 12 ppmAltoSin respuesta a la fertilización


Por Ing. Agr. Norberto A. Colacelli. Ph.D.
Profesor Adjunto de la Cátedra de
Uso del Suelo de la Facultad de
Agronomía y Zootecnia de la
Universidad Nacional de Tucumán
E-mail: usonorb@manant.unt.edu.ar


*************** barra horizontal ***************






Copyright © Revista Producción - InterNet Tucumán - Todos los Derechos Reservados



produccion
Revista Produccion - Producciones - Editorial - Contacto - NOA - tucuman - salta - santiago del estero - catamarca - jujuy