Revista Producción
PRODUCCION Agroindustrial del NOA




Pasturas:
Control de leñosas en pastizales (2da. Parte)

*************** barra horizontal ***************
Continuando con la nota de Control de leñosas en sistemas de pastizal (publicada en el número 115, Diciembre 1999 - Enero 2000 de Producción, páginas 24 y 25) hablaremos a continuación de algunos factores que inciden sobre esta temática.
Se abordó en la primera parte, aspectos acerca de la fisiología de las leñosas y su incidencia en la absorción de los productos defoliantes.

•La T del suelo como índice de control
En estudios realizados con mezquite (Prosopis juliflora) y otras especies de leñosas que rebrotan de raíz o desde la base, se ha determinado experimentalmente que la influencia que ejerce la T del suelo al momento de la aplicación del herbicida, es condicionante del grado de control de la especie.
CUADRO 2: Leñosas arbustivas y arbóreas del Chaco Semiárido del NOA, factibles de ser usadas en un planteo productivo silvopastoril.
ARBUSTIVASARBOREAS
Acacia praecox
Celtis pallida
Acacia aroma
Porlieria microphylla
Porlieria microphylla
Ruprechtia triflora
Prosopis alba
Zizyphus mistol
Caesalpinia paraguariensis
Schinopsis quebracho colorado
Aspidosperma quebracho blanco
En aplicaciones realizadas con T de suelo menores a 20 C en los primeros 20 cmts, no se registra mortandad de individuos, si bien se produce defoliación total. A medida que la aplicación se hace con T mayores, la tasa de mortalidad se incrementa progresivamente, llegando a valores superiores al 90 % de los individuos controlados, con T de suelo por arriba de 25 C. Este factor también debe tenerse en cuenta al momento de la aplicación, para combinarlo con el estado fenológico de fruto maduro y decidir el momento oportuno de control.

•Algunas recomendaciones
•En cualquier planteo de control químico de leñosas, lo fundamental es identificar primero la o las especies a controlar. No es aconsejable intentar el control simultáneo de muchas especies, pues no siempre estarán todas en idénticas condiciones de susceptibilidad, por los factores antes analizados. Si el control se hace mediante aplicación aérea, elegir como momento de aplicación aquel en el cual la especie más problemática del campo esté en el momento fenológico óptimo de control.
•Es importante tener en cuenta, que al momento de valorizar a las leñosas por sus virtudes o defectos, hay algunos parámetros que pueden orientarnos sobre qué dejar en el campo y qué eliminar, si es que nos planteamos un desmonte selectivo o un control químico dirigido. Algunos estudios realizados en Tucumán sobre este tema, clasifican a las especies leñosas más frecuentes, según su aspecto más sobresaliente (Cuadro 1).
En función de los parámetros evaluados, se obtiene una clasificación de las leñosas en relación a su aptitud como recursos forrajero y forestal, en campos de ganadería extensiva (Cuadro 2).

CUADRO 1: Especies leñosas destacadas por Calidad Nutritiva, Densidad/ha, Fenología Foliar y de Fruto (período productivo) y Preferencia Dietaria Animal.
CALIDADDENSIDADFENOLOGIAP. DIETARIA
Prosopis alba
Zizyphus mistol
Lippia turbinata
Celtis pallida
Mimozig. carinatus
Caesalp. parag.
Acacia praecox
Acacia aroma
Acacia furcatispina
Acacia praecox
Mimozig. carinatus
Celtis pallida
Bulnesia foliosa
Porlieria microphylla
Acacia aroma
Acacia praecox
Caesalp. parag.
Geoffroea decort.
Prosopis alba
Zizyzphus mistol
Schinus sp.
Acacia praecox
Zizyphus mistol
Celtis pallida
Porlieria microphylla
Acacia aroma
Prosopis alba
Ruprechtia triflora

•Otro dilema que suele plantearse a la hora del control químico de leñosas es: aplicación aérea o aplicación individual. Algunos resultados experimentales muestran que con Densidades mayores a 600 plantas/ha a controlar, la aplicación individual se vuelve antieconómica.
•Otro parámetro de decisión es la superficie a controlar; en lotes mayores a 100 has, se justifica la aplicación aérea.
En lotes menores, lo más aconsejable es el control individual por fracciones, año a año.
•La aplicación del herbicida debe ser con planta totalmente húmeda, sin llegar al punto de goteo. Cualquiera de los arbusticidas conocidos es apto para este objetivo. La dosis en general oscila entre 1/2 y 1 1/2 lt de producto activo/ha.
•Una de las recomendaciones que suele darse al momento de diluír el producto, es hacerlo en gasoil.
Esto suele ser contraproducente, pues el gasoil quema el tejido foliar e interrumpe el proceso de absorción del producto activo.
Es conveniente hacer la dilución en agua y aplicar a la mañana temprano, pues las altas temperaturas del aire en horas del mediodía o de la tarde en la época de aplicación, suelen potenciar el efecto caústico del producto, afectando la normal absorción del mismo.
•Finalmente, tener en cuenta que estas leñosas poseen además un importante banco de semillas en el suelo, por lo que el control deberá hacerse progresivamente en el tiempo, evitando reinfestaciones.
Una buena estrategia para ello, es mantener una adecuada cobertura de pastizales mediante el correcto manejo de tiempos de pastoreo y carga animal.

Por Ing. Zoot. Guillermo O. MARTIN (h)
Prof. Asociado
Cát. Forrajes y Manejo Pasturas
Fac. Agron. y Zootecnia - U.N.T.

*************** barra horizontal ***************






Copyright © Revista Producción - InterNet Tucumán - Todos los Derechos Reservados



produccion
Revista Produccion - Producciones - Editorial - Contacto - NOA - tucuman - salta - santiago del estero - catamarca - jujuy