Revista Producción - (Abril/97) MANEJO DE DESPERDICIOS
Revista Producción
PRODUCCION Agroindustrial del NOA



MANEJO DE DESPERDICIOS


Dentro de la planificación de una actividad como la de la granja, el medio ambiente es parte, y muy importante, ya que preservarlo cuesta dinero, más aún si se pretende lograr una excelente imagen de buen productor.
En un medio, donde la competencia es feroz, de restricciones estrictas, en donde el que se queda desaparece, y más aún si pierde la confianza de la gente, por descontroles e irregularidades sobre todo del tipo sanitario, se deben tomar, todas las precauciones habidas y por haber aún sabiendo que son pocas, para no caer en desgracia por lo menos pronto.
En el caso del manejo del desperdicio, sea cual fuere, materia fecal y animales muertos si es una granja, deshechos y desperdicios en el caso de las plantas de incubación y faena, etc, el costo de su eliminación es algo que deberá tenerse muy en cuenta antes de emprender la actividad.
No sólo se debe considerar el transporte para su eliminación, sino el equipo, instalaciones y mano de obra. Uno de los mayores problemas es, la cada vez mayor selectividad en los sistemas de recolección, como así también de las exigencias regulatorias del medio ambiente, cada vez más estrictas y concientizadas.
La mejor opción no debe ser siempre la más cómoda, fácil o barata, que es darle a los pobres cerdos (que cumplen la lamentable función de aspiradora-limpiadora), ni de tirarla en cualquier lugar, ya que no sólo perjudicamos al vecino sino a nosotros mismos, aunque todavía no lo creamos.
Existen lugares en el mundo como es el caso de Holanda, donde la quema de desperdicios es una herejía y el uso de tierras para tal fin un pecado mortal, el papeleo es abrumador e intimidatorio y el valor del permiso inaccesible, para así sujetar y enfriar al más pintado.
La opción de ellos y nuestra, ES y DEBE SER la consideración de medios internos y/o externos con facilidades, donde nosotros controlemos y no terminemos controlados y sobrepasados por la situación desagradable de no saber que hacer con el desecho.
En todos los casos debe resultar una inversión justificada, a la larga barata y si se quiere rentable, con una mano de obra resguardada para tal fin y consciente de su rol.
Lo más común es el tratamiento por incineración/mineralización o abono directo, COMPOST como dice que le dicen.
Si bien sanitariamente la incineración es lo más seguro, ambos casos gozan de gran simpatía en el medio, aunque al tema del COMPOST, no se lo conoce bien todavía. Ambos necesitan equipo de recolección, tratamiento y traslado, con adecuada mano de obra, ya que no a cualquiera le gusta el olor y manoseo del material, arriesgándose a empestarse además.
Cualquiera de las dos alternativas pueden llegar a ser razonables y seguras para eliminar los desperdicios normales y diarios de una granja.
El entierro ya no es una alternativa válida, aún con quema y tapado profundo, ya que se tiene problemas por contaminar las aguas subterráneas, o son desenterrados y devorados por cuanto bicho hambriento que ande en las cercanías, esparciendo los males por doquier, tornándose incontrolable en ambos casos.
Se habla de planificación porque esto invariablemente tiene que entrar dentro de los costos de producción y no surgir después como una necesidad cara y urgente como siempre pasa, cuando la m... nos llegó al cogote, anegando cuanto lugar libre encontramos dentro y fuera del establecimiento, convirtiéndose en un caldo de cultivo excelente para cuanta enfermedad nos quiera visitar, además de ser el criadero de todo tipo de insectos y alimañas.
Al mencionar desperdicios me refiero a materia fecal, animales muertos, desechos de granja, residuos de plantas de incubación, faena, procesadoras, empacadoras, etc.
Aquí es, en uno de los lugares en donde entra a jugar la tan mencionada BIOSEGURIDAD de un establecimiento, debido al altísimo riesgo de transmisión de enfermedades, tanto de afuera hacia adentro como al revés, ya que el que puede hace la "macana" no necesariamente puede ser Ud, sino su querido vecino.
El sistema ideal no existe, pero es un deber y una necesidad buscar el que se adecue más a cada granja-establecimiento, ya que lo que puede ser mejor para uno no necesariamente será mejor para el otro.
Tuve la oportunidad de visitar un establecimiento que más que una granja de huevos parecía una fábrica de abono, (EEUU-DEKALB) contaba con un sistema de cinta sinfín para recoger el guano de las jaulas, el cual se transportaba hacia un inmenso tinglado con un removedor y alisador que lo esparcía y distribuía, una vez semiseco pasaba a unas fosas donde se mezclaba con aves muertas y desperdicios, se lo tapaba y dejaba trabajar.
Las temperaturas generadas eliminan cualquier germen patógeno, luego de unos días se muele y empaqueta (cosa rara, sin olor), al vacío, cargándolo en un vehículo para su distribución y comercialización.
Por supuesto que tanta tecnología para "la caquita", dice a las claras la pinta y envergadura del establecimiento, (2.000.000 de aves en puesta), y eso que era un medianito para la zona.
Lograr una cosa similar aquí no es fácil, pero nuestra viveza criolla nos tiene preparados para lograr resultados casi similares con menos inversión, es cuestión de empezar a intentarlo, de no hacerse más el "otario" con el tema, y pasarle la pelota a otro, sabiendo de antemano las terribles consecuencias por venir, no las voy a reiterar.
Ahora si le gusta vivir en medio de "ella"..... allá Ud.
Para no dejarlo así nomás, ahí van algunas indicaciones:
- No haga convivir varios tipos de animales en una granja, suficiente es con Ud. para el pobre animalito, para que encima le meta otros más.
- Hay tipos de aves que son incompatibles entre sí, siendo imposible que convivan y produzcan juntas adecuadamente, caso ponedoras con parrilleros.
- Extreme al máximo los controles de bioseguridad, haciendo cumplir los planes de desinfección, descanso, limpieza, de vacunación, aplicación de preventivos y antiestrés, evite visitas innecesarias, desinfecte todo vehículo que ingrese al establecimiento, elimine periódicamente los materiales de deshecho, aves muertas, materia fecal, etc.
Nunca le dé para que coman y hagan el efecto de limpieza barata a perros cerdos o cualquier otro bicho que tenga.
- Elimine y controle diariamente insectos y roedores.
- No deje de repetirle hasta el hartazgo a su encargado de los peligros que acechan en una granja sucia y dejada.
- No piense ni dude, simplemente, haga lo que se le pide, no crea que está tirando su plata, sino que, la está cuidando.
Si subestima estos consejos, que dicho sea de paso no son míos, ya que son más viejos que la escarapela, no pierdo yo, sino Ud. íRecapacite!
Cualquier duda, inquietud, consulte sobre el tema, que no le va a doler (mucho), lo espero.

íHASTA LA PROXIMA!

por Ing. Agr. Eduardo F. Montiel
Dpto. Ases. Técnico
Establecimiento San Lorenzo
Tel/Fax: (54-81) 234999/330082
San Lorenzo 1465
(4000) Tucumán









Copyright © Revista Producción - InterNet Tucumán - Todos los Derechos Reservados



produccion
Revista Produccion - Producciones - Editorial - Contacto - NOA - tucuman - salta - santiago del estero - catamarca - jujuy